[RECAP] Star Trek – Discovery: Context is for Kings (T1XE03)

Star Trek: Discovery

Luego de un extenso prólogo que pudieron ser los dos primeros episodios, de acuerdo a como quieran verlo, llegamos por fin a conocer la nave del título y su tripulación a través, claro, de la mirada agria y desencantada de Michael Burnham.

Por @mauvais1

En un episodio que se nos puede antojar como el verdadero inicio de la aventura que Alex Kurtzman y el alejado Bryan Fuller diseñaron. Se nos presentan, por fin, al capitán Gabriel Lorca y su increíble USS Discovery NCC 1031.

context-is-for-kings-star-trek-discovery-saru-burnham-1506732203935_1280w

Han transcurrido seis meses de los hechos ocurridos en Battle at the Binary Stars. Ya condenada, deshonrada y convicta, el personaje que interpreta Sonequa Martin-Green es transportada junto a otros reclusos a su nueva morada carcelaria. Lugar al que nunca llegará ya que el transporte es atacado por un extraño virus espacial y a punto colapsar es rescatada por la magnífica Discovery. Allí no solo conocerá una nueva tripulación, sino que también se reencontrará con la que creyó dejar atrás, en la desaparecida U.S.S. Shenzhou.

Mucho se discute si esta nueva serie se mantiene fiel a lo que llaman la línea original de tiempo de la saga, la tan mentada PRIME o si hará las veces de sucedánea de la creada por JJ. Abrams, la línea KELVIN. En nuestro caso, suponemos que esta es una creación completamente libre de ambas y que se ha tomado el trabajo de diferenciarse, no tanto en sus tecnologías y sucesos históricos de la ficción, sino que en cómo encaran el universo casi en su totalidad. Star Trek siempre fue conocida por su capacidad de tratar toda variedad de temas sociales, desde los más recalcitrantes hasta los mundanos, pero siempre bajo una perspectiva positiva, el llamado optimismo científico. Postura hija de los años cuarenta, cincuenta y parte de los sesentas gracias a la TOS.

Pero la percepción cambió, como todo pensamiento, trayendo con el tiempo un pesimismo que se vio reflejado ya en tiempos de la reinaguración de la saga ST de filmes, ni que hablar de Star Trek Into Darkness (2013)Blade Runner, Black Mirror, Battlestar Galactica (la de 2003). Y no solo en conceptos del género de la ciencia ficción, sino que también en los del héroe, como en Lost, Breaking Bad y porqué no Game of Thrones. ¿Pero a que vamos con todo esto? ¿Que James T. Kirk quedó viejo? Que Jean-Luc Picard y su idealismo ya no es atractivo. No, es que ha cambiado el paradigma del protagonista, el personaje bidimensional se complejiza para hacerlo un tanto más realista, cercano a nuestra realidad. Que la fama de ser la primer amotinada de la federación, no solo se anticipe a Michael Burnham, sino que también la lleve a ser considerada un paria y una traidora irredenta, como se lo deja claro Saru, que haya prejuicios en definitiva es hijo de nuestros tiempos, la sospecha de traidor en ciernes, de loco a punto de estropearlo todo. Eso es con lo que convivimos hoy en día, lo que consumimos en nuestra realidad y la ficción que elegimos. Por lo tanto la sospechosa dualidad de Gabriel Lorca (adoro ese nombre), la incertidumbre de Michael sobre él y sus planes, cual capitán Ahab de Moby-Dick, que es capaz de cualquier medio para lograr su finalidad es una actualización de la rebeldía bien intencionada de los capitanes anteriores. No es raro, que un oficial de la flota estelar se pronuncie de esta manera para nuestro concepto actual de líder, estemos de acuerdo o no con esa postura. Cómo es rara también la posición de Burnham, que en la nave no representa ningún escalafón de la flota, camina por un gris que arrastra como leproso con su campanilla.

Las conclusiones que ella saca en el diálogo final con Lorca, en un conjunto de escenas dignas de un episodio de Sherlock o un drama estilo shakesperiano que acelera el pulso, son el contexto en que nos sitúa la historia que veremos desarrollarse. Una que no se anda con ambages a la hora de jugársela, de despegarse de una propuesta pasatista menor. Estamos en los prolegómenos de una guerra a escala interplanetaria que se esparcirá por la galaxia, es asunto de gravedad y lo vemos reflejado. Tanto en la historia que se presenta episódica como en la complejidad de los personajes. Hasta el hecho de que se investigue una nueva forma de propulsión para naves cuando esto sucede 10 años antes de las aventuras originales de la USS Enterprise que no posee, nos lleva a pensar que tal vez estemos en una aventura que no depara finales felices.

context-is-for-kings-star-trek-discovery-burnham-lorca-1506732203917_1280w

Es un extraordinario experimento; una descastada y un oficial que se atreve a decirle “La ley es para los lacayos. El contexto es para reyes” en un intento de explicarle porqué de su importancia, son los protagonistas de una serie que está lejos de los acortados presupuestos de las anteriores, queriendo sumergirnos en esta aventura como se espera que haga hoy en día con espectadores que vieron dragones destruir muros gigantescos de hielo o complejas tramas de pasillos. En definitiva es un arriesgado intento de actualizar la saga que seguramente tendrá sus detractores pero que no deja indiferente al resto de la platea al enfrentarlos a una aventura que no solo transcurre en el espacio, que vemos mucho más ahora que en series anteriores, sino que también a personajes que son desarrollados con la intención de que presenten un aggiornamento a los día que vivimos. De hecho las directrices de la flota se muestran acartonadas y poco prácticas, como sucede con la muerte de la capitana Philippa Georgiou. En tiempos de guerra la inventiva es el arma más poderosa junto con la adaptación del guerrero. “Los generales que conocen las variables posibles para aprovecharse del terreno sabe cómo manejar las fuerzas armadas. Si los generales no saben cómo adaptarse de manera ventajosa, aunque conozcan la condición del terreno, no pueden aprovecharse de él” decía Sun Tzu. Veremos qué nos deparan los 13 episodios que faltan, pero por lo que a mí respecta, estamos ante una aventura nos deparará grandes satisfacciones.

El próximo episodio se titula “The Butcher’s Knife Cares Not for the Lamb’s Cry”, algo así como “El cuchillo del carnicero no se preocupa por el grito del cordero”. Todo dicho.

source


Star Trek Discovery: Context is for Kings

Director: Akiva Goldsman

Guión: Bryan Fuller, Gretchen J. Berg, Aaron Harberts

Protagonistas: Sonequa Martin-Green, Doug Jones, Anthony Rapp, Jason Isaacs, Emily Coutts, Mary Wiseman, Shazad Latif.

Netflix

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2041 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.