Halloween 4B: Las cinco mejores películas de Viernes 13

La franquicia Viernes 13 (o Friday the 13th) nunca fue tomada muy en serio, pero sí son divertidas y sangrientas. Por eso acá hay 5 películas que tenes que ver de Jason Voorhees.

Por @Frederick08

Estos films pertenecen al subgénero del cine de terror, slasher, donde un psicópata mata a adolescentes y/o jóvenes de manera rápida usando elementos cortantes. No necesariamente tiene que haber humor, como es el caso de algunas películas de Darío Argento, o Halloween de John Carpenter. Pero acá sí que hay, además de haber sangre y momentos divertidos clásicos del cine.
Aviso que habrá SPOILERS para quien no haya visto estas películas:


5- Friday the 13th Part III (1982)

fridaythe13thpart3_poster

Acá apareció señoras y señores, la máscara de hockey de Jason. Y la primera muerte usándola es cuando una chica está en un pantano. Jason camina por la pasarela de madera, le apunta con un lanza arpones y se lo clava en el ojo, para luego soltar ese lanza arpones y caminar ligeramente fuera de ahí. Un genio. Y lo lanzó a nuestro ojo también, ¡porque esta película se proyectó en 3D! Donde había que usar esos lentes rojos y azules, con los cuales no se veía una… nada.

Pero acá es donde nace y se asienta un ícono de la cultura pop como Jason, con su máscara, el entorno selvático, y las clásicas víctimas locales como idiotas, nerds o drogados.
Esta película en 3D está dirigida por Steve Miner y escrita por Martin Kitrosser y Carol Watson. Y si logras ver algo con aquellos lentes, podrás apreciar cierta audacia en la dirección ya que hay objetos y armas que vuelan agregándole un ritmo visual más estimulante. Ver a Jason, hecho por Richard Brooker, exprimir la cabeza de Rick hasta que su ojo salga y vuele directamente a la cámara, es un momento espectacular.

La historia trata sobre Jason Voorhees, quien sigue vivo a pesar de herirse el hombro con su propio machete y ahora se venga de una visita en su bosque. Se trata de un campamento de varios amigos que se acercan para hacer una fiesta. Y así es como Jason consigue la máscara de hockey, gracias a uno de esos amigos.
A pesar de todo, la trama es repetitiva, tiene bastantes clichés, con algunos desvíos divertidos, o como una “Final Girl” llamada Chris, interpretada por Dana Kimmell, que es mucho más eficiente que sus predecesoras debido a que apuñaló, colgó, y le hizo un serio daño a la aparente invulnerabilidad de la máquina de matar denominada Jason Voorhees.


4- Friday the 13th Part 2 (1981)

f13_2_poster.jpg

En esta película Jason todavía no tiene la máscara de Hockey, y es genial. Lo que sí lleva puesto es una bolsa, o saco de arpillera, sobre su cabeza con un agujero para su único ojo, y así taparse los rasgos horribles que tiene. Además le podías patear “en la ingle” y así él caía encima tuyo.
Pero en este film es en donde comienza a desarrollarse el verdadero Jason, el que veremos en las siguientes películas siendo capaz de romper leyes de la física, teletransportandose y así matar desde ángulos imposibles. Ya que puede estar fuera de cámara y con una simple deducción podemos descifrar que la víctima, y nosotros, tranquilamente podríamos haberlo visto venir.
A pesar de eso, Steve Miner dirige este film de manera correcta, logrando filmar la siguiente película de la saga, la parte III.  Aquí la trama, escrita por Ron Kurz, es que Jason busca venganza por la muerte de su madre, ya que parece que no estaba muerto como su madre pensaba en la Parte I. Quizá sea inmortal, ¿Quién sabe?

De todas maneras, Jason hierve en furia cuando otra vez hay campistas que regresan a Crystal Lake a pesar de las advertencias de horrendos asesinatos. Pareciera que la gente en Nueva Jersey no debe ser muy inteligente con respecto a asesinos en serie.
Este lugar es un escenario clave en la franquicia de Viernes 13, y en esta película es donde vemos lo imaginativo que puede ser Jason al matar gente. Mientras en la primera fue la flecha a través de la garganta de Kevin Bacon, ahora Jason en persona nos trae martillazos en la cabeza, un machetazo a uno en silla de ruedas, y una lanza que atraviesa a dos amantes en la cama, entre otras.
Pero aquí, más que nada, aprendemos el motivo de las muertes de Jason, el porqué de su desequilibrio mental, ya que fue testigo de la decapitación de su madre al final de la Parte I. Por lo cual ha construido un santuario en su memoria, con la cabeza de ella como pieza central.


3- Friday the 13th (1980)

87684d00cf6a1eb9e619fc6f35a93dee.jpg

Esta para muchos debería ser la primera de la lista ¿o no? Porque es la primera en sí, la que sin ella no existirían las demás. Porque el director Sean S. Cunningham y guionista Victor Miller, con muy poca plata, popularizaron las películas de slasher de bajo presupuesto. Y porque fueron los creadores de este mundo lleno muertes divertidas y sangrientas, además de este aniquilador inducido por venganza llamado Jason Voorhees.
En esta es en donde apreciamos que el verdadero asesino del Viernes 13 no es el querido Jason. El misterio es saber quién está matando a la gente en el campamento y por qué. Además aquí también trabaja Tom Savini y esos efectos gloriosos de maquillaje le suben el nivel a la película entera.

Quizá este film no se sostenga en el tiempo como las demás, y me podrías decir, si ya la viste, que no trata de Jason… y tenés razón, pero es un cuento de terror que podría ser contado en una noche por cualquiera, mientras te alumbrás con la linterna. Además, tiene a Kevin Bacon, quien muere de una manera muy sutil y sangrienta, y también establece muchas convenciones en lo que tiene que ver con el cine slasher. Y por eso, hay que respetarla.
Lo que eleva el nivel del film es la revelación de que el asesino (o asesina, mejor dicho) es Pamela, la madre de Jason, interpretada por Betsy Palmer, quien fue nominada a peor actriz de reparto en los Razzies. Pero más allá de eso, ella fue la que se vengaba de la muerte de su hijo por ahogamiento, asesinando a los que deberían haberlo estado vigilando. “Verás, Jason era mi hijo, y hoy es su cumpleaños” es una de las líneas escalofriantes que dice Pamela, cuando se revela quién es el verdadero asesino.


2- Friday the 13th – Part VI: Jason Lives (1986)

df81301153be4bdec57696b7116bb0a2098c7924_hq

 

Esta quizá sea la película más entretenida de la serie, y la tercera y última vez que aparece el personaje Tommy Jarvis, ahora interpretado por Thom Mathews (C. J. Graham y Dan Bradley), quien va al cementerio para deshacerse del cuerpo de Jason Voorhees de una vez por todas. Pero sin saberlo lo trae de vuelta a la vida. Otra vez el querido enmascarado busca venganza, y Tommy puede ser el único que puede derrotarlo.

Quizá por eso la puse 2º. No tiene mucha historia, ya que Jason Voorhees, que en este film es un zombie reanimado por un rayo, pasea por una serie de cuadros cinematográficos donde rápidamente apuñala cráneos o aplasta cabezas de personajes. Pero todo es muy entretenido, ya que hay maneras inteligentes para matarlos. Y sobre todo, ayuda que la película sea una comedia de terror en la misma línea que la bestialidad de Peter Jackson, Braindead, o Evil Dead 2, donde te reís con ese humor salvaje, al igual que asustarte un rato.
Por eso este film de Tom McLoughlin se ríe de si mismo cuando, por ejemplo, el personaje Darren de Tony Goldwyn dice “He visto bastantes películas de terror para saber que cualquier rarito que use una máscara nunca es amistoso”.


1- Friday the 13th: The Final Chapter (1984)

Friday the 13th The Final Chapter (1984).jpg

Esta sería la IV parte de la saga, que comienza con ese hermoso hachazo a la cabeza de Jason, el cual es llevado a la morgue. Pero el asesino Jason Voorhees revive espontáneamente y… ahí empieza lo que queremos ver.
Cada homicidio en esta película es espantoso, como si cada muerte tuviera vida propia e intentara mejorar a la anterior. Hay golpes de machete en la cara, personas empaladas por un arpón, hachazos y cuchillazos. El genio del Makeup, Tom Savini, es uno de los grandes responsables de esto, ya que los asesinatos van desde los cortes letales al cuerpo emanando sangre por doquier, hasta la grotesca carnicería.

Y esta película tiene cierto talento en lo actoral, que enaltece un poco la película. Podemos decir que el reparto incluye a actores de larga trayectoria, como Crispin Glover (El papá de Marty McFly) y Corey Feldman (Sí, ese de The Goonies y Stand By Me) que hace de Tommy Jarvis, el primordial némesis de Jason que hace su aparición en este film. ¿Por qué el enemigo? Porque Tommy logra hacer lo que tantos adolescentes no han podido: matar a Jason Voorhees.
Entonces la trama que rodea el conjunto de piezas horrorosas, pero entretenidas del film, funciona correctamente. Además de los efectos especiales de maquillaje y de puesta en escena que son un componente clave para hacer este trabajo. Las víctimas son variadas, las actuaciones están bastante bien, y esa atmósfera nocturna hace maravillas en nuestras entrañas.
Si, esta película dirigida por Joseph Zito (The Prowler, Missing In Action), Tiene momentos cómicos similares a otros films de la lista, pero aquí también hay una estructura narrativa clásica del Slasher.


¡EXTRA EXTRA!

FREDDY VS JASON (2003)

MV5BODNlNWVjOTMtZjVjYy00MzRjLTg2MmQtNTM3MWVmZjFjYzgwXkEyXkFqcGdeQXVyMzM4MjM0Nzg@._V1_

¿Ustedes creen que me olvidé? ¡Cómo me voy a olvidar de esta película! Esta es una pelea divertidísima de dos geniales franquicias, “Friday the 13th” y “A Nightmare on Elm Street”.

Acá se enfrentan un aniquilador de gente contra el pedófilo carbonizado y homicida que puede matarte en tus propios sueños.

El chino Ronny Yu, quien venía de dirigir “La Novia de Chucky” (1998) y otras películas de acción, fue el encargado de dirigir este enfrentamiento entre las leyendas del terror. El guión, tomando los personajes creados por Wes Craven y Victor Miller, fue escrito por Damian Shannon y Mark Swift (¡Los cuales escribieron la última de Baywatch con Dwayne Johnson!). Sabiendo de donde viene el guion, la trama es media sonsa. Freddy Krueger quiere volver a Elm Street, por eso  resucita a Jason Voorhees y así lo envía a matar. Cuantas más muertes allá, más fuerte será Freddy. Pero llega el momento en que nuestro querido quemado Freddy, se da cuenta que Jason no se va a ir fácilmente. Por lo cual debe eliminarlo.

Se verá que quizá se irá perdiendo un poco la impureza hacia el final del film, ya que se comprende a Jason como solo un personaje que le tiene miedo al agua, y cuando muestran que él se ahoga resulta algo molesto, como si forzaran mostrar la victimización del personaje. Pero lo que queda es defendible. Menos algunas actuaciones, como la de Kelly Rowland.
Pero obviamente lo más destacado y excitante del film es ver a Freddy Krueger actuado por Robert Englund, y Jason Voorhees, personalizado por Ken Kirzinger,  luchando entre ellos y en una evidente mejor calidad visual que las anteriores.


 

Anuncios