[RECAP] AHS Cult: Mid-Western Assassin (S07E06)

Continua la “campaña del miedo” de Kai, pero esta vez la situación va mucho más lejos que unos asesinatos al azar.

Por @diegui83

Obviamente si no viste el capítulo te aviso que hay SPOILERS por doquier.

 

Algo a los que nos tiene acostumbrados la antología creada por Ryan Murphy es que no le tiene miedo a nada y “no se casa” con nadie. Más allá de que en el país del norte nos tienen acostumbrados a loquitos con armas que provocan masacres, el ataque en un recital de Las Vegas lo tenemos bastante fresco e incluso se retrasó el estreno de la serie The Punisher por esta razón. Sin embargo, a AHS: Cult le chupa un huevo y decide mostrar en la primera escena de este episodio la locura que los norteamericanos viven en carne propia casi todos los días. Incluso el mismísimo título del episodio alude al hecho (“El Asesino del Medio Oeste”). Aquí la serie apuesta fuerte y termina ganando (desde mi punto de vista), porque la realidad supera a la ficción, pero sigue recordándonos que tipo de horrores nos reserva todavía la humanidad.

“Conoceremos el estado del amor solo cuando los celos, la envidia, la posesión y el dominio terminen. Mientras haya posesividad, no hay amor.” – Jiddu Krishnamurti.

¿Recuerdan que en el episodio anterior Meadow fue a pedirle ayuda a Allyson mientras le contaba todo sobre la secta de Kai? Bueno, volvemos a ver esta situación, pero a priori habíamos sospechado que Ally se había encerrado en su casa y listo. No. Allyson agarra un cuchillo de la cocina como también coraje y decide ir a rescatar a su vecina que está prisionera en esperando su fatal destino en garage de su casa. Las dos vecinas logran escapar de Harrison y el detective (que estaban manteniendo relaciones) y se dirigen hacia el restaurante a aclarar los tantos.

Meadow vuelve a explicar a Ally todo lo que Kai está perpetrando junto a su Secta, incluso su candidatura a concejal, con lo que quiere comenzar su dominio mundial desde abajo. Como maneja el terror con los asesinatos que van in crescendo en terror y brutalidad. La única solución que ve Meadow para la situación es matar a Kai. No hay otra. ¿Pero por qué su repentino cambio? Meadow cuenta que al principio, Kai llenaba todas sus expectativas como mujer, como madre, como alguien que “existe”. No había lugar para ella en la relación con Harrison y el carismático joven manejó todos sus deseos cumpliéndolos, pero eso solo se debía a la falta de autoestima. Cuando ve que Kai habla con Ivy, y maneja el mismo discurso que con ella, termina dándose cuenta el monstruo que de verdad es.

Mientras tanto, Kai sigue con su campaña, ahora hablando a miembros de la comunidad, con su discurso sobre la situación actual del municipio, dando más terror y paranoia que propuestas. Aún así, la gente aplaude a este ignoto joven que dice, los hará volver a sentirse seguros. Pero a Kai se le presenta un adversario que no advirtió: Sally Keffler (Mare Winningham), una madura activista política a quien no se le puede engañar. La que desenmascara a Kai en público, como un “candidato del miedo”, un estafador. Pobre Sally, su destino ya está marcado.

Hacemos un racconto hacia el día después de las elecciones, y las consecuencias que llevaron a Ivy a se miembro de la Secta de Kai. Winter presenta a su hermano, y luego de hacer la clásica sesión de los meñiques, Ivy enfrenta y descubre ante el joven sus peores miedos: odia a Ally con toda su alma por haber llevado a Oz en el vientre, y luego, por sentirse desplazada de la crianza. El instinto maternal en Ivy le juega en contra. Su relación y su elección sexual quedan expuestas a maniáticos y se decide el destino hacia su esposa, el cual es llevarla hacia la locura para alejarla de su hijo.

Volviendo con Ally y Meadow, la primera la lleva a su vecina al consultorio del Dr. Vincent (paaaaabre) con la promesa de arreglar unos asuntos, volver y mientras Meadow le cuenta todo al psiquiatra, podrán solucionar todo el terror que se está viviendo. Así, Ally se dispone a ir a la casa de Keffler con la esperanza de tener una aliada fuerte; y si bien la mujer cree en todo y se disponen a elaborar una estrategia contra Kai, el grupo de asesinos irrumpe en la casa de la candidata. Ally logra esconderse en el baño mientras los payasos reducen a Sally.

Kai se descubre la cara, y comienza un discurso revelador, en el que fundamenta el paso del tiempo. En el que “saber ya no importa cuando la información se tiene en el bolsillo o en el escritorio”. La nueva generación, anclada como “bellos idiotas que solo quieren SENTIR”. Obviamente hay una alusión a que si seguís usando Facebook sos viejo (Ja!). Kai escribe una carta de suicidio en el muro de Sally y la asesinan. Luego, Ivy se separa del grupo y llega hasta al baño donde está escondida Ally, pero la sombra de la duda penetra en ella y no la mata, pero tampoco descubre que está ahí. Cuando Allyson vuelve al consultorio, ya Meadow no está, Vincent no le cree y, como siempre, termina quedando sola.

Comienza el discurso en la plaza de Kai con gran asistencia. Toda la gente está eufórica ante el carismático candidato. Vemos que Ally llega a pie y descubre entre la multitud a Meadow. Quiere llegar a ella, pero antes que pueda hacerlo, la blonda comienza a disparar hacia la gente indiscriminadamente y al azar. Hay pánico. Meadow dispara a Kai en una pierna.

Allyson logra agarrar el arma de Meadow, no sin antes que diga “Ésta es la cara del verdadero amor” y se vuele los sesos. Allyson es arrestada por un grupo comando y……QUE MIERDA ACABA DE SUCEDER???!!!

Descubrimos que el accionar de Meadow fue planeado por Kai: acercarse a Ally, contarle la verdad, su propio intento de asesinato. Kai volvió a manipular a Meadow, por última vez con el sentimiento más puro que puede enloquecer a un ser humano, el amor. El rito de Kai y Meadow se selló sexualmente, como todo acto sectario, tal cual el líder maneja a las masas en un culto de estas características. “Como un Charles Manson moderno”, tal las palabras de Allyson. ¿Qué nos deparará el futuro de Kai y el mundo? ¿Cuándo dejaremos de poner en manos de psicóticos nuestro destino?

Comentanos qué te pareció este capítulo

 

Anuncios