4B Recomienda: The Devil’s Candy

Una pesada bestia del horror. Metal, diablo, terror. Esta es una película llena de arte tanto en lo visual como en lo sonoro, y no solo por la música. Acá les digo porque se las recomiendo.

Por @Frederick08

No es necesario que te guste el Metal para disfrutar esta película, pero si lo hacen, la disfrutarían mucho más a un volumen alto.

58FF9D00-goya-premier-blackfire-music-video-from-the-devils-candy-soundtrack-image.jpg

The Devil´s Candy nos muestra la violencia y el terror con un ritmo pasivo pero agresivo, como un tema de Black Sabbath o Metallica. (Sí, quizá nombre  varias bandas) Pero se la puede apreciar como más que eso, como una película de padres que temen el daño que le harán a sus hijos en su juventud con las decisiones que tomarán para ellos.

La historia es bastante clásica, una familia se muda a la casa de sus sueños en la zona rural de Texas. Pero esa casa tiene algo raro, obviamente. Sucedieron dos asesinatos, por eso les salió barata. Aunque lo sepan, la compran igual, y ahí el padre de la familia, un pintor, es poseído por fuerzas demoníacas. Pero él no es el malo. Él va a intentar proteger a su pareja y su hija de otra persona.
Esa otra persona, está al comienzo del film, que empieza con un pelado obeso que toca una guitarra eléctrica nota por nota (siempre la misma nota). Todo frente a una cruz de Jesucristo. Lo interrumpen, y él dice “que tocaba fuerte…así no lo puede escuchar”. En el transcurso de la película, esa frase toma todos los sentidos que quieras.

Y esto no es un film de terror en el que tenes que pensar demasiado, pero sí muy entretenido que te sugiere la violencia de a poco, haciéndonos entrar en esa atmósfera oscura, diabólica, para llegar hacia la parte final más desesperante de la película, y colisionar todo lo que sentimos.

the_devils_candy_still_-_h_2015_758_426_81_s_c1.jpg

Lo que la compone como una muy buena película son tres cosas, los actores, la música, y la utilización del sonido.

Con los actores podemos apreciar varias caras conocidas, pero que quizá no sepas el nombre. Uno es el protagonista Ethan Embry, uno de esos intérpretes que aparecen y no te olvidas sus gestos. Éste representa a un metalero pintor que se gana la vida como puede. La esposa es la actriz Shiry Appleby, que la podes tener de ER: Emergencias. Y la hija, es Kiara Glasco que casi estoy seguro de que tendrá un gran futuro en Hollywood. Los tres son encantadores, cuando están bien, y en los momentos críticos sufrís con ellos hasta el hartazgo. La pasas mal.

Y el malo es el genio Pruitt Taylor Vince. Él tuvo muchos personajes secundarios que quizá no se te quedaron en la mente. ¿Identity, con Cusack? Pero éste film, The Devil´s Candy, puede ser por el cual lo recuerdes. Y si te digo que sufre de nistagmo (movimiento involuntario de los ojos) probablemente lo tengas de algún lado.

The-Devils-Candy.jpg

Por otra parte, la música, que se compone de bandas como Slayer, Cavalera Conspiracy, Pantera, Spiderbaits (No, no la canción Black Betty), Queens Of The Stone Age, The Wanton Bishops y Metallica. Entre otras.
No solo los nombres se destacan, sino lo bien puesta que está al dialogar con lo que pinta Jesse (Ethan Embry), o con las secuencias de los actos horrendos del gordo con campera deportiva interpretado por Pruitt Taylor Vince.

Me queda el uso del sonido. No sólo el ritmo de la música lleva la película, o por lo menos eso sentí yo. Sino que están muy bien manejados los silencios, los bajos tonos, los tonos altos, los gritos y esas cuerdas de la guitarra. Los murmullos diabólicos. Y aquellos sonidos fuera de campo, es decir los que no vemos, que te pueden generar mucha intriga, mucho temor y te ayudan a meterte en la cabeza de los personajes.

Esta una película de Sean Byrne con su equipo de trabajo con el cual filmo su anterior film “The Loved Ones” otra gran película de terror. Habrá que seguirle la carrera a Byrne.
The Devil´s Candy es entretenida e inteligente. Tal vez pierda su originalidad por momentos, pero tiene su armonía especial poseída por lo estupendo del género de terror. Como si empezara con esas guitarras eléctricas, y de a poco empiece a meterse el bajo, para luego romper todo con la batería y los gritos del cantante.

Por mi amor hacia el metal quizá le dé 2 puntos más de los que ustedes le darían, pero aun así es una gran película llena de buenos momentos, ingeniosa y muy bienvenida para ver en el mes de Halloween.

Puntaje: 9.5/10


the-devils-candy-poster.jpg

Título original: The Devil’s Candy

Año: 2015

Duración: 79 min.

País: Estados Unidos

Director: Sean Byrne

Guion: Sean Byrne

Música: Mads Heldtberg, Michael Yezerski

Fotografía: Simon Chapman

Reparto: Shiri Appleby,  Ethan Embry,  Kiara Glasco,  Mylinda Royer,  Ash Thapliyal, Jamie Tisdale,  Pruitt Taylor Vince,  Stan Taylor,  Tony Amendola

Productora: Snoot Entertainment

Género: Terror

Sinopsis:

Jesse y Astrid compran una idílica casa en Texas, con espacio suficiente para que él pueda desarrollar su trabajo artístico. Al poco de mudarse, los cuadros de Jesse empiezan a adquirir un tono más oscuro e inquietante, como si una extraña fuerza poseyera su mente.


 

Anuncios