[RECAP] Star Trek – Discovery: Si Vis Pacem, Para Bellum (T1xE08)

“Igitur qui desiderat pacem, praeparet bellum”

Epitoma rei militaris – Flavius Vegetius Renatus

Por @mauvais1

Interesante es que se hayan tomado el tiempo de narrar la aventura en episodio doble, y en el que la historia de este en particular, se desprenda en tres vertientes bien claras. En la primera escena somos testigos de una batalla espacial a pequeña escala, la Discovery se entromete en un ataque a una nave de la federación, pero su motor de esporas resulta poco útil cuando el problema es la detección de las naves Klingons y su sistema de invisibilidad. Los que nos lleva a la segunda línea de la narración; el viaje de Burnham, Tyler y Saru al planeta Pahvo.

En ese planeta, una especie de Gaia de Fundación y Tierra de Isaac Asimov, (donde todo animal, planta y mineral de este planeta participa de una conciencia común, formando una superestructura que trabaja conjuntamente para el bien común) existe una antena de formación aparentemente natural que combinada con la tecnología de la federación podrá ser capaz de detectar las naves Klingons, un planeta perfecto, precioso que puede no termine de entender de qué va todo esto. Más cuando es Saru quien hace las veces de embajador y traductor.

CBS_STAR_TREK_DISCOVERY_108_IMAGE006_CIAN_copy_thumb_Master

A su vez iremos a la Sarcophagus, la nave insignia de los Klingons donde seremos testigos de la suerte de la almirante Cornwell, prisionera de Kol y que forjará una extraña y algo precipitada alianza con L’Rell, la klingon albina que boya sin rumbo en los episodios, como si los guionistas no se pusieran de acuerdo en que hacer con ella. Kirsten BeyerSean Cochran desarrollan un guión compacto pero que se advierte algo descolgado con los visto hasta ahora, como si hubiéramos saltado un tiempo entre episodio y otro. Pero hay algo que agradeceremos y es el espíritu de aventura con que lo diseñaron, un entretenimiento con ritmo que mantiene al espectador atento a los avances de la trama. Esta vez, somos partícipes de las miserias de Saru, el número uno (se extraña la escrupulosa dedicación de William Riker) de Lorca y su condición de especie presa, diseñada genéticamente para temer y huir. Es él quien comprenderá mejor que ninguno de ellos a los seres energéticos que habitan este planeta, y al que dejarán la responsabilidad de introducirlos en las demandas de la federación. El único capaz de conectarse con la mente colmena sufrirá cambios que pondrán en peligro la misión. Aventura pura y dura, como la que esperamos en cada episodio y que no defrauda con una limpia y discreta dirección de John Scott.

star-trek-discovery-episode-8-klingons

Aún así quedan muchos interrogantes, como por ejemplo el bizarro cambio de humor que se viene dando en el teniente Paul Stamets al mezclar su genética con la liberada criatura, Lorca inconmovible con el secuestro de la almirante del que seguro tendremos una buena dosis de culpa ante lo ocurrido aquí en  “Si Vis Pacem, Para Bellum”. Insólito título además que se traduce como “Si quieres la paz, prepara la guerra” o más exactamente y tomada de la frase original “si realmente deseas la paz, prepárate para la guerra”. Cuyo significado puede que sea la construcción de esa tan mentada antena como también el hecho de que seamos capaces de disparar a un compañero con tal de lograr el objetivo final, como hace Burnham.

star-trek-discovery-si-vis-pacem-para-gellum-photo007-1509730101013_1280w

Otra de las lecturas que se nos ocurre es un tanto más truculenta y tiene como objetivo el comportamiento frío y tiránico de Lorca, el capitán que es capaz de sacrificar a los amigos con tal de mantener su mando. Prepararse para la guerra puede englobar muchos significados, hasta el sacrificar una nueva forma de vida recién hallada. El episodio concluye con un llamado del planeta a los Klingons para que se acerquen a conversar, ellos quieren la armonía y así la plantean, claro, sin comprender que aún ambas razas no están en sus alturas evolutivas para comprenderlo de la misma manera. Interesante, diría Spock, precisamente posiciona a ambos en el lugar de salvajes a amansar.


Star Trek; Discovery: Si Vis Pacem; Para Bellum

Director: John Scott

Guión: Kirsten Beyer y Sean Cochran

Protagonistas: Sonequa Martin-Green, Doug Jones, Shazad Latif, Anthony Rapp, Mary Wiseman, Jason Isaacs, Jayne Brook y James Frain.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 1964 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

1 Trackback / Pingback

  1. Star Trek; Discovery: Into the Forest I Go (T1xE09) – Cuatro Bastardos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.