Anime: Cuatro películas y dos series imprescindibles que vimos antes de “Your Name”

Anime

El cine de animación oriental, ya sea japonés, coreano o chino, ha sabido labrarse, de a poco y con paciencia, una justa fama entre los occidentales, demostrando, no solo su impresionante capacidad para la animación, sino que también la contundencia de sus guiones. “Yor Name” de Makoto Shinkai, es uno de los reconocidos de este año, pero antes de ella hubo otros que también valen la pena un vistazo.

Por @mauvais1

Uno de los aspectos destacables de este cine en particular, uno de larga tradición en sus países de origen, es el esmerado trabajo en el guión, muchos de los cuales tratan temas no solo actuales en sus culturas sino más bien universales que dese su perspectiva han hecho una verdadera revolución, el Coming of age en los adolescentes, la historia reciente como la segunda guerra y las bombas nucleares en el caso de japón, o las tradiciones que se complementan con el mundo tecnológico de hoy en día. Son particularmente atractivas para nuestras culturas los films japoneses. Como por ejemplo;

toki_o_kakeru_shojo-515516150-large

Toki o Kakeru Shôjo de Mamoru Hosoda, el genio detrás de “El Niño y la Bestia” (2015) realizó en 2006 esta película basada en la novela de Yasutaka Tsutsui, que reconocerán seguramente si les nombramos Paprika (2006), y que adaptó el colaborador de siempre del director, Satoko Okudera. “La chica que saltaba a través del tiempo” es una de las comedias románticas más intensas y preciosistas, con personajes que bordan una esmerada construcción psicologica. Para la joven Makoto y sus amigos Chiaki y Kosuke es realmente importante pasarlo bien juntos tanto tiempo como puedan, jugando a béisbol después de clase, ya que los tres están a punto de subir de grado y el año que viene quizás no continúen juntos los estudios. Pero un día, Makoto recibe un peculiar don: la capacidad de ir hacia atrás en el tiempo dando agigantados brincos. Makoto usará esta habilidad para evadir los problemas y alargar la diversión. Claro que en definitiva se trata de una comedia, en la que la ternura prima sobre la nostalgia clásica de otros títulos. Y en el que, el nivel técnico es impresionante. Una historia liviana donde la moraleja es clara y sencilla, además de narrar el paso de la juventud a la adultéz.

Uno de sus otros puntos fuertes es el soundtrack, compuesto en su mayoría para piano y en la que destacan un par de melodías clásicas como las variaciones Goldberg de Bach, trabajo de Kiyoshi Yoshida (Big Fish & Begonia – 2016). Film producido por Mad House Ltd, los mimos detrás de One Punch Man.


summer_wars-2

Mamoru Hosoda, tiene una interesante carrera en la dirección, aunque corta muy bien recibidas por la critica y el publico. Su juego es la comedia claro está, pero ha sabido dotarla de una profunda ternura; utiliza mucho de las tradiciones de su país como también la transición que este ha hecho al mundo tecnológico actual, tradición y futuro y por supuesto los adolescente en búsqueda de lo siguiente. Una vez más junto a Satoko Okudera idearon este increíble cuento sobre el aprendizaje que amalgama ambos mundos, hablamos de la imprescindible Sama Wozu (2009) o Summer WarsKenji Koise, es invitado por la chica más popular del instituto, Natsuki Shinohara, a pasar el resto de las vacaciones en casa de su familia en un pueblo de Nagano. La razón de la repentina y sorprendente invitación de Natsuki a casa de su familia es que esta bella joven le prometió a su bisabuela que por su 90 aniversario le presentaría a su novio, haciendo a Kenji pasarse por él. La bisabuela de Natsuki, Sakae Shinohara, es una enérgica anciana de gran influencia en el gobierno y los círculos financieros de la zona que representa a la décimosexta generación de la familia Jinnai. La misma noche de la llegada de Kenji a la casa de la familia Shinohara, éste recibirá por mail en su portátil una serie de símbolos misteriosos que intentará descifrar inmediatamente. Al día siguiente, el mundo parecerá haber cambiado radicalmente, y bajo el mando de la bisabuela de Natsuki, Kenji y todos los miembros de la familia Shinohara se unirán para hacer frente a esta crisis de lo más singular.

Para comenzar, el inicio mismo del film es una impresionante publicidad sobre el universo digital OZ, en el que en pocos minutos nos sitúa en los tiempos en que la sociedad y la tecnología conviven. Una matrix capaz de todo y en el que todos están conectados y a la que combatirán con sesudas estrategias de antiguas batallas que idearon los antepasados de la familia. Merecería un post aparte este film que roza la maravilla por que en definitiva retrata la familia y sus relaciones, el espíritu del trabajo en equipo, la confianza en el otro y apela al amor en todas sus formas, desde las más triste a las mucho más tiernas, sin caer en el golpe bajo. Es en resumidas cuentas una de las mejores animaciones de aquel año y que logrará seguramente hacerte caer alguna lagrima, pero de pura felicidad.


kotonoha_no_niwa_the_garden_of_words-219051308-large

Makoto Shinkai, sí, el mismo de Your Name5 Centimeters per Second (2007), tiene la habilidad de llegar directo al corazón sin caer en la machacona romantiquería, de narrar la vida y su desconcierto, las posibilidades de esta y de como lidiamos con las armas de nos da, que no siempre son las mejores. Porque mejores las hacemos nosotros con nuestras intenciones. Con semejante comienzo no hablamos de otra que The Garden of Words – Kotonoha no Niwa (2013). Por supuesto que es otra de las visualmente espectaculares, como es su tradición, pero también es pequeña, austera y por su corta duración, directa al grano. La historia tiene lugar en la temporada de lluvia de Japón durante el mes de junio. Un aprendiz de zapatero llamado Takao se encuentra dibujando zapatos en un jardín japonés cuando conoce a una misteriosa mujer mayor que él. Desde ese primer encuentro, ambos siguen reuniéndose y estrechando su relación. Esta vez el tema es el desamor, la perdida y el hallazgo de aquello en la tristeza que nos completa. Poesía pura, de pocos diálogos y puesta pictórica como pocas.

Imprescindible para conocer un poco más sobre los interrogantes que Makoto Shinkai expone en su obra. Con un soundtrack para atesorar de Daisuke Kashiwa.


giovanni_no_shima_giovanni_s_island-924324561-large

Shigemichi Sugita, director de larga data, es quien escribió la idea original que junto a Yoshiki Sakurai (Redline – 2009) guionaría para Mizuho Nishikubo (del que solo conocemos la serie Otogizoushi – 2004); la historia de Giovanni no Shima (La Isla De Giovanni)? Una que según cuenta su creador es basada en hechos reales, que por supuesto hacen referencia a la segunda guerra mundial, una que no abandona la memoria del pueblo japonés que tanto la sufrió. El film transcurre en la pequeña isla de Shikotan que se ve ocupada por la Unión Soviética, y como a partir de aquí comienza una convivencia entre las dos naciones y lenguas. Todo se romperá y los dos hermanos junto a su maestra y un tío de ellos, realizarán un éxodo huyendo de esa tierra ocupada. Sí, prepárense para las lagrimas porque es una de esas historias al mejor estilo La tumba de las luciérnagas (1988), aunque  adhiera a un sentimentalismo un poco más marcado. Drama plagado de historia y que el paso hacia la adultez es un golpe directo al alma.

Una vez más es el soundtrack, uno evocante y de voces infantiles, además de una factura impecable hacen de este film uno indispensable para conocer el trabajo de guiones y construcción de personajes que realizan. Ah, para tener en cuenta, la película arranca con una frase de Miyazawa Kenji, del libro de relatos El tren nocturno de la Vía Láctea, más exactamente de esta belleza de la literatura japonesa infantil.


Las series:

2e80a88668c2ad65675633ff474120471496347726_full

Y comenzaremos con la que consideramos una de las mejores que nos dejó el siglo XX, allá por 1998. Varios pesos pesados del medio estuvieron en este interesante proyecto; dirigido por Ryutaro Nakamura (Colorful – 2010), con diseño de personajes de  Yoshitoshi Abe (NieA_7 – 2000) y guion de Chiaki Konaka (Hellsing). Historia nacida entre Ghost in the Shell (1995) y Matrix (1999), y si nombramos estos dos es porque entre ellos “Serial Experiments Lain” fue el pinaculo de la experimentación sobre la realidad alternativa, las redes y el existencialismo a nivel filosófico, nada sencilla de catalogar, es la historia de Lain Iwakura, una introvertida chica de 14 años, apenas tiene relación con la Red o la “Wired” com la llaman en la serie. Por ese motivo no se entera de unos e-mails que están circulando sobre una compañera de clase que se acaba de suicidar, Chisa Yomoda. Una semana después del suicidio, Lain recibe este e-mail de Chisa: “Querría que tú, al menos tú, supieras que sigo viva. Mi espíritu está aquí, y en la Red he encontrado a Dios.” Al recibirlo, Lían Iwakura empieza su investigación sobre la Red, intentando encontrar una explicación a este increíble mensaje

Pura especulación del más alto grado sobre la posible existencia de una realidad alterna a la que acceder es abandonar la razonable realidad nuestra. Una con varias acepciones que se irán discutiendo a lo largo de los episodios. Lain la pequeña sufrirá la partición de su identidad, en una especie de trastorno de identidad disociativo, que desemboca en varias personalidades contrapuestas. Una de ellas será la de una diosa terrible y tiránica y que le dará en definitiva su sitio en el mundo. Excelente experimento que lleva esos ejemplos que dábamos a un nuevo nivel.


b4befa6e58687a64462a3511062bbfe11348858764_fullQuizás escucharon de él como From the New World, pero para los seguidores fue Shin Sekai Yori, una novela escrita por Yusuke Kishi que fue adaptada al manga en 2012 y en el mismo año al anime. Una historia en que la podríamos trazar paralelismos con Un Mundo Felíz de Aldous Huxley y con ciertas líneas argumentales de La Máquina del Tiempo de H. G. Wells. Alrededor de 1000 años en el futuro, la civilización ha tomado un rumbo retrógrado y los humanos viven dispersos en comunidades pequeñas. La gente de esta era posee un poder psíquico llamado “Juryoku” el cual materializa las cosas que provengan de su imaginación. En ausencia de tecnología avanzada la gente usa este poder como una fuente principal de energía. Una chica llamada Saki, junto con sus amigos encuentran un robot archivador en las afueras del pueblo que contiene registros de la antigua historia de los humanos. El robot les dice que el Juryoku es descubierto en el siglo 21 causando una guerra mundial entre psíquicos y normales. Así comienza a desvelarse el misterio detrás de esta sociedad utópica en la que no todo es perfecto, obviamente pero que cuidan de mantener de formas más que poco ortodoxas.

Una brillante actualización sobre los temas tantas veces tratados en la ciencia ficción, donde las ideas utopicas de la existencia humana son puestas en duda justamente por la propia naturaleza humana. La serie es escrita por Masashi Sogo y dirigida por Masashi Ishihama. Una historia que, como decíamos, bebe de muchas obras clásicas de la ciencia ficción pero que no carece de empaque propio, donde propone debates filosóficos y éticos y especula de manera sincera y sin ambages sobre las diferentes formas de amar. Es esencial desde muchos aspectos y aunque última en la lista se nos antoja una serie que recomendaremos hasta el hartazgo.


 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2035 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.