4BNoticias: El camino de investigación de Disney•Pixar para “COCO”

En sus películas, Pixar Animation Studios explora distintos mundos, desde París a la Gran Barrera de Coral, y desde el espacio hasta la ciudad de Monstruópolis. La investigación es la base de la creación de estos mundos fantásticos, pero increíblemente verosímiles, y de los personajes que los habitan. Ya sea desarmando juguetes clásicos o resolviendo cuántos globos son necesarios para que una casa pueda remontar vuelo.

Por @mauvais1

En COCO, los realizadores querían sumergir al público en la cultura mexicana, en la que se basa su historia. Abordaron la investigación desde distintos ángulos: reclutaron asesores y expertos, estudiaron el arte, el cine y la música de México, y viajaron por todo el país para participar de sus tradiciones, conocer a la gente y ver con sus propios ojos dónde irían a vivir sus personajes.

El film presenta dos mundos distintos: la Tierra de los Vivos y la Tierra de los Muertos. El aspirante a músico Miguel y su familia viven en Santa Cecilia, un pueblo encantador con una animada plaza central donde se congregan sus habitantes. El estilo y el aspecto de Santa Cecilia está inspirado en los pueblos que los realizadores visitaron en sus viajes de investigación; pero esos viajes hicieron mucho más que eso. “La historia de COCO está inspirada en las personas, la cultura y tradiciones de México”, cuenta Unkrich. “La gente de México nos hizo pensar en nuestras propias familias, en nuestras historias y cómo ese legado nos hace ser quien somos hoy en día. Estamos agradecidos por las oportunidades que tuvimos, y podemos decir con toda honestidad que hoy somos personas diferentes a causa de las experiencias que vivimos”.


Asesores culturales

Los realizadores trabajaron con un equipo de asesores culturales, incluidos el caricaturista político Lalo Alcaraz, el dramaturgo Octavio Solís y la autora, productora independiente y defensora de las artes y el patrimonio, Marcela Davison Avilés. Los asesores, cuyas familias todas proceden de México, intervinieron en todos los aspectos culturales de la película, desde el vestuario de los personajes y la decoración de los sets, hasta la paleta de color e incluso los diálogos, en donde alentaron la introducción de una fluida mezcla de español e inglés en el guion original. “Es un fiel reflejo de nuestra formación”, establece Solís. “Crecimos en hogares bilingües. En el patio de la escuela hablábamos tanto en español o en inglés en forma indistinta”.

Solís, quien ha trabajado en el mundo de las artes en el Área de la Bahía de San Francisco durante treinta años, señala que los realizadores apreciaban sus opiniones sinceras. “No siempre concuerdo con la visión establecida”. Alentó a los cineastas a no retratar con demasiada sinceridad a los personajes de la Tierra de los Muertos. “Nuestro enfoque a la hora de honrar a nuestros ancestros es más desenfadado. Si alguien era un pesado en la vida, probablemente también lo sea de muerto. Creo que la película capta eso muy bien”.

thumbnail

Alcaraz, el caricaturista editorial de la tira cómica La Cucaracha, respaldó los esfuerzos de los cineastas por centrarse en el tema de la familia. “Los latinos poseen una fuerte estructura familiar. La familia es lo primero”, declara. “Eso es lo que me encanta de COCO. Es una historia universal acerca de los lazos duraderos del amor de familia”, agrega Avilés. “Hay un profundo homenaje cultural en la celebración del Día de Muertos; es importante comprender el carácter festivo de la celebración y que los niños en la película participan felices de ese día”.

La gente comprenderá mucho más esta cultura —estas tradiciones— luego de ver la película, porque Pixar ha realizado una exhaustiva investigación”, señala Alcaraz.

Según Avilés, quien también cura y produce programas de arte del patrimonio cultural mexicano, lo más importante que hicieron los realizadores en su esfuerzo por lograr una representación fiel de la cultura mexicana en COCO, fue hacerlo de la manera más respetuosa y consciente posible. “Luego actuaron en base a esa consciencia”, dice. “Se tomaron el tiempo para comprender la cultura. Escucharon a expertos de numerosas áreas, como arqueólogos, músicos y defensores culturales. Y realizaron numerosos viajes de investigación. Todo fue realizado con la mayor sinceridad, respeto y humildad”.


La investigación

En cuanto decidimos que queríamos contar una historia que sucede en México, de inmediato organizamos nuestro primer viaje de investigación”, cuenta el director Lee Unkrich. “Durante tres años, visitamos museos, mercados, plazas, talleres, iglesias, haciendas y cementerios por todo México”, agrega. “Las familias nos abrieron las puertas de sus casas y nos enseñaron sus platos y música favoritos, su estilo de vida y tradiciones. Y, sobre todo, fuimos testigos de la importancia fundamental que le dan a la familia”.

Eso, según cuenta Unkrich, fue lo que en definitiva inspiró la historia que el público verá en la pantalla grande. “Quisimos explorar los vínculos familiares que nos unen a las generaciones que nos precedieron”, declara. “Es una historia que busca honrar nuestro pasado, sin dejar de mirar al futuro”.


ACERCA DE LA PELÍCULA

A pesar de la incomprensible prohibición de la música desde hace varias generaciones en su familia, Miguel sueña con convertirse en un músico consagrado, como su ídolo Ernesto de la Cruz (voz original en inglés de Benjamín Bratt). Desesperado por probar su talento, Miguel se encuentra en la impresionante y colorida Tierra de los Muertos como resultado de una misteriosa cadena de eventos. En el camino, encuentra al simpático timador Héctor (voz original en inglés y español de Gael García Bernal), y juntos se embarcan en una extraordinaria travesía para develar la verdadera razón detrás de la historia familiar de Miguel.

Dirigida por Lee Unkrich, co-dirigida por Adrian Molina y producida por Darla K. Anderson, COCO, la nueva película de Disney-Pixar, llega a los cines de Argentina el 11 de enero de 2018.


 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2035 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.