[REVIEW] The Discovery: La pregunta por la muerte desde el inicio de la vida

The Discovery

“Hacen bien en creer que van a morir (…)
Si no lo creyeran así
¿Podrían soportar la vida que llevan?”
Jacques Lacan

Por @GiuCappiello

Esta película de 2017 dirigida por Charlie McDowell (“The One I Love”) y protagonizada por Jason Segel (“How I Met Your Mother”) y Rooney Mara (“The Girl with the Dragon Tattoo”) empezó con el pie izquierdo al estrenarse en el mismo momento en que Netflix apostaba todas sus cartas a lo que luego se convirtió en lo que –restrospectivamente podemos considerar– el suceso del año: “13 Reasons Why”. Por esta razón –además del evidente lugar que se le está dando actualmente a las series por sobre las películas– es que esta producción quedó un poco relegada y algunos la estamos descubriendo recién ahora.

“The Discovery” atrapa ya desde su argumento aún sin haberla visto: En un futuro, un descubrimiento científico permite asegurar que existe vida luego de la muerte, ya que se trata de otro plano al que llegamos luego de ésta. Dentro de este marco, un hombre y una mujer que se conocen de manera casual terminan enamorándose, a la vez que intentan asimilar las implicancias de éste nuevo hallazgo y los sucesos del pasado que atormentan la vida presente de ambos.

“La vida luego de la muerte” es un tema que ha sido trabajado desde todos los costados que podamos imaginar: ciencia, religión, literatura, teatro y cine. Dentro de éste último, el género “distópico” ha planteado las múltiples hipótesis que existen acerca de descubrimientos que en un futuro –de la mano de la ciencia– nos garanticen la respuesta a esa eterna pregunta acerca del después de la vida terrenal. Y por supuesto que a la par de semejante avance, nadie pierde de vista la esencia del ser humano y por alguna razón u otra, ya sea la por codicia de éste o su naturaleza misma, terminan complicando el asunto.

“¿Por qué ocultar un descubrimiento tan vital para nuestra existencia?” se escucha al inicio de la película, ya dejando planteada la ironía que significa la necesitad humana de saber sobre la muerte para poder vivir.

¿Por qué la pregunta por la vida luego de la muerte existe desde tiempos tan remotos y se mantiene hasta aún hoy? Eso es algo que el campo de la psicología y más precisamente reconocidos exponentes del psicoanálisis han investigado y resulta que –de manera simple– podríamos decir que se combinan dos factores: por un lado, el ser humano inconscientemente se cree tan imprescindible que no puede aceptar que su paso por la tierra simplemente se termine luego de la muerte física. Esperamos ser algo más que “un pedazo de carne”, un cuerpo que nace, transita, se muere y nada más. Queremos creer que algo de nosotros, nuestra energía, alma o presencia trasciende hacia un más allá, no importa el nombre que ese lugar adopte: cielo, infierno, edén, purgatorio o hasta aquellas teorías más “tecnológicas” que plantean la posibilidad de que nuestra conciencia, luego de la muerte, pueda introducirse en algún dispositivo. Todas estas concepciones tienen la misma cosa en común: prolongar nuestra existencia.

“Es nuestro instinto buscar significado y cuando no hay ninguno… nuestro instinto es crearlo”

Por otro lado, aquella respuesta que se encuentra sobre “el lugar al que vamos” implica el segundo factor de aquellos dos que mencionábamos antes: consuelo. Tanto por la incertidumbre propia como por la ajena. No quedar reducidos a una existencia puramente terrenal también endulza la falta de aquellos seres queridos que no se encuentran entre nosotros.

Volviendo a “The Discovery”, esta película pasa por cada uno de los aspectos recién mencionados. Plantea una solución ante la eterna intriga, brinda consuelo y garantiza eterna existencia. Y aún con todo esto, no se olvida de la característica principal de toda obra distópica: el avance de la ciencia no puede contra la inevitable naturaleza humana. Entonces en el film vemos cómo ante semejante herramienta el hombre abusa de ella y la solución se convierte en problema cuando las estadísticas empiezan a marcar que la taza de suicidios incrementó luego del hallazgo. La sed de conocimiento, la impaciencia ante la incertidumbre y el conformismo frente a la posibilidad de terminar con el sufrimiento convierten a ese “más allá” en un arma de doble filo.

 

Dejando de lado el romance entre Jason Segel y Rooney Mara, el film recorre costados mucho más sociológicos y nos muestra al ser humano perteneciendo a una masa que se mantiene unida –como toda masa– gracias a la identificación entre pares a la vez que con un líder, en este caso Robert Redford, responsable de este descubrimiento paradigmático. A propósito de este fenómeno es que el director nos hace un guiño a otra obra distópica: “Un mundo feliz” (1932) de Aldous Huxley, en ella la sociedad está dividida en clases que se diferencian entre sí según el color de ropa que visten. En este caso, los adeptos más cercanos a Redford llevan trajes de diferentes colores que indican jerárquicamente la antigüedad dentro del movimiento.

“The Discovery” promete mucho desde su inicio y es discutible si logra estar a la altura durante el desarrollo de la trama. Se trata de un film muy rico para el análisis de aspectos socialescomo intentamos exponer aquí– y tal vez no tanto a nivel artístico: a pesar de su aire independiente, el film plantea un giro “hollywoodense” de la trama que nos obliga a reformular más cuestiones que las expuestas hasta ese momento. De todas maneras creemos que vale la pena mirarla y debatir al respecto.


Título: The Discovery

Año: 2017.

Duración: 110 min.

País: Estados Unidos.

Dirección: Charlie McDowell.

Guion: Justin Lader, Charlie McDowell.

Música: Danny Bensi, Saunder Jurriaans.

Fotografía: Sturla Brandth Grøvlen.

Reparto: Jason Segel, Rooney Mara, Robert Redford, Jesse Plemons, Riley Keough,Ron Canada, Mark Burzenski, Leah Procito, Jim Boyd, Kimleigh Smith,Connor Ratliff, Arthur Hiou, M.J. Karmi, Elaine Victoria Grey, Colin Allen.

En un futuro, tras demostrarse científicamente que hay vida después de la muerte, millones de personas de todo el mundo se suicidan para pasar a la otra vida. Un hombre y una mujer se enamoran mientras tratan de asimilar sus trágicos pasados y la verdadera naturaleza del más allá.


 

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.