Balance 4B 2017: Los 5 Mejores Davids del Cine y la Televisión

Gran parte del merito de que el 2017 haya sido un gran año cinematográfico se lo llevan por supuesto las personas llamadas David. Fincher y Lynch son solo algunos de los destacados de este año.

Por @RockaOnTheGo

David es un nombre cinemático por excelencia. Si no desde antes, definitivamente se convirtió en uno tras la valentía del humano que osó destarjetear al pobre de HAL en 2001, la obra maestra de Stanley Kubrick. La historia del cine y la televisión esta repleta de valiosas personas y personajes que le han hecho justicia a tal nombre, palabra inherentemente artística que cautiva a grandes como Miguel Ángel desde tiempos inmemoriales.

Aunque el 2017 fue un año en donde una gran variedad de nombre se han destacado en el plano cinematográfico, en Cuatro Bastardos decidimos señalar especialmente a los Davids de la industria que hicieron de estos últimos 12 meses algo memorable. Sin más preámbulos, y en ningún orden en particular, les presentamos a nuestros Davids:

David Lynch

David Lynch

Uno de los cineastas más respetados y alabados en la historia reciente tanto del cine como de la televisión. Uniendo dos reinos que suelen estar en guerra, es uno de los exponentes de mayor valor en el ejercito de Davids del mundo. No hay que decir mucho, con dos palabras bastan: Twin Peaks.

Tras una eternidad, este año tuvo lugar la continuación/revival más importante en la historia de la pantalla chica. Por supuesto que trajo consigo algo más que nostalgia, entregando un relato de delirante imaginación que colmó todas las expectativas que 18 nuevas horas dirigidas por David Lynch prometian. Y por si eso fuera poco, es poseedor de una de las cabelleras más icónicas e intoxicantes que sugiere, en todos sus fanáticos por el mundo, la imagen de una bendición capilar ante la mera mención de “David”.

David Fincher

David Fincher Mindhunter

Cuando Netflix se atrevió a ir por el trono de la televisión y forjar el reino del streaming online, sabían exactamente a que nombre acudir: David.

Más específicamente, al enorme David Fincher. Hacia unos cuantos años que Fincher se encontraba cómodo trayendo relatos llenos de trágica y violenta tristeza, con obvio un toque de debido humor negro, al cine. Por suerte, un cineasta de su categoría no encontró tantos obstáculos para trasladar eso mismo a prácticamente todas las pantallas del mundo con acceso a internet cuando lanzó House of Cards.

Este año, vuelve a entregar una serie original para Netflix que recuerda a uno de sus trabajos más de culto: Zodiac. El espíritu de una de las películas menos vistas, pues no menos apreciadas, de uno de los directores más populares de la historia moderna de Hollywood resulta imposible de salir de su cabeza. En un año lleno de dragones y niños enfrentándose al terror, junto a Lynch despertar pasiones con propuestas menos pochocleras. Mindhunter es Fincher en todo su esplendor, y más que recomendarla, lo único que podemos hacer es aguantar la tentación de verla una vez más.

Larry David

Larry David Curb Your Enthusiasm

La primera bola curva de la noche. Como todos los fanáticos de los Davids sabemos, no puede ser realmente un gran nombre si no puede también doblar como apellido. Cómo si no le bastara con cambiar el paradigma de la comedia estadounidense en los ochentas co-creando Seinfeld, a finales del último milenio bendijo las pantallas con estática de todo el mundo con una comedia que combinaría la calidad de HBO con el poderío minimalista de una serie de culto: Curb Your Enthusiasm es un producto que no puede provenir de otra mente que no sea la de Larry David.

Tras interpretar en Saturday Night Live al demócrata Bernie Sanders en 2016 durante las elecciones norteamericanas, decidió que era buen momento para volver al ruedo y nos trajo una novena temporada que mantuvo la calidad y el ingenio intactos tras más de 5 años de espera. Demostrando junto al gran Lynch que los Davids aparte de talento, tienen paciencia.

David Simon

David Simon The Wire

Junto a Larry, don Simon nos asegura de que los Davids pueden sacar adelante cualquier estilo de calvicie. Pero quizás lo conozcan por alguna de sus otras proezas, como puede ser haber creado la mejor serie de televisión de todos los tiempos. Antes de Breaking Bad, nadie dudaba de a que serie te referías cuando soltabas tremendo elogio, y es que The Wire mantuvo alta por muchos años la bandera de HBO y de la televisión de una calidad imposible de replicar en el cine.

Recientemente sus proyectos más destacados han sido las miniseries Generation Kill y Show Me A Hero (seis deliciosas horas de TV protagonizada por Oscar Isaacs), pero volvió al ruedo de las series propiamente dichas con The Deuce. Una exploración del auge de la industria pornográfica en una Nueva York envuelta en un mar de mafiosos durante los 70 que, gracias al brillo protagónico de Maggie Gyllenhaal y James Franco (interpretando en un doble papel a hermanos gemelos), se convierten en una cita exclusiva para todo aquel que desee experimentar la obra de un maestro en completo control de su arte.

“En la televisión, el guionista es el rey” es una frase que suele escucharse siempre, una de las grandes verdades de la caja boba. Por supuesto es que si el guionista es además el creador y productor, la corona tiene un poco más de poder. Estamos quizás ante el mejor de todos, David: rey de reyes.

David

David Prometheus Alien

No todos los Davids tiene porque ser reales. Aunque la última entrega de la saga Alien haya pasado sin mucha pena ni gloria, que uno de los personajes más emblemáticos de la ciencia ficción en los últimos años haya vuelto a la pantalla es ya de por si extremadamente disfrutable. Un personaje que logra elevar tanto a Prometheus como Covenant más allá de lo que debería, transformando un par de películas irregulares en entretenidas propuestas de ciencia ficción con un drama filosófico y, por si fuera poco, alguna que otra protagonista mata Xenomorphs.

También es bueno destacar que se trata de uno de los pocos roles en franquicias que logra realmente trascender a su actor, con la gran mayoría de los personajes muriendo en la sala para ver como en la charla posterior el nombre de su intérprete es el único mencionado. Descontamos por supuesto la influencia mayoritaria de la tremenda facilidad con la que un nombre como “David” fluye en la lengua, aunque el personaje y la performance un poco seguramente tengan que ver en ello. Tamaña hazaña considerando que hablamos de una pasión de multitudes como Michael Fassbender. Pero bueno, ¿es una obviedad no? David mata Michael.

Bonus Track:
El Peor David del Año

David Ayer Suicide Squad

Este año el Premio al Peor David se lo lleva indudablemente David Ayer que, tras sufrir tremendo resbalón con Suicide Squad, parece haber desperdiciado su ultima bala en la élite de Hollywood con Bright. Una película de fantasía realista que significo una inversión por parte de Netflix a la par de un blockbuster de Hollywood. Aunque la secuela parece estar confirmada, la manera en la que la crítica y el público han destrozado la cinta nos hace creer que salvo algún milagro, David va a tener que aguantar un tiempo dirigiendo en televisión o películas de menor presupuesto antes de que lo dejen volver a intentar algo importante.

Ayer, nos decepcionas a todos. Por lo que has mostrado, no mereces tremendo nombre, no aguantas el peso de la camiseta. Pero la realidad es que si a alguien podemos perdonar, es aquel que lleva un nombre tan esperanzador. Confiamos en que puedas revertir esta situación en los próximos años… y si no es en vos, confiamos en tu nombre: ¡Fuerza David!


 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.