4B íntimo: entrevista a Pedro Belmonte Tortosa

Pedro Belmonte Tortosa nos cuenta de una forma minuciosa su apreciación sobre la literatura y su modo y estilo de trabajo. ¡No te pierdas esta entrevista!

por @MLauParedes

normas

 

Cuatro Bastardos ¿Cuáles son tus textos publicados -ya sea en la web o en formato papel-? ¿De qué tratan? ¿Dónde pueden conseguirse?

Pedro Belmonte Tortosa: Al día de hoy, en lo que vendría a ser la edición tradicional, o sea, formato papel, hay dos novelas publicadas, que se llaman Buscadores de señales, y Viento sobre el mar. Las mismas también están disponibles en formato electrónico.

Y dando un paso más, estoy dando de alta en la plataforma Amazon, otras obras, abiertas para todo tipo de lectores electrónicos, no sólo los que soportan dicha plataforma. Ya disponibles, se encuentran las novelas El chándal de la jubilación, Desconfianza racional y Zanahorias para todos. Y como relatos, hay un compendio titulado No tiene ningún sentido, el cual se puede adquirir por partes, o completo. Todo, a módicos precios.

Personalmente, prefiero el papel al medio digital, si bien, sacar adelante todas las obras, cuando menos para ir poniéndolas a disposición del público/lector en cualquier parte del mundo a costes relativamente bajos, requiere de adaptarse a todas las modalidades de gestión literaria, y a partir de ahí, quien desee más, lo tendrá, porque soy el poseedor de los derechos y lo que pretendo es dar con una editorial de referencia que me aporte una buena distribución dentro de los estándares de calidad que toda obra precisa, sin menoscabar el trabajo del escritor.

Al final le adjunto una relación de las obras, terminadas, en curso y disponibles. Sobre las sinopsis, las pueden consultar en mi website www.pebeltor.com dado que en cada obra aporto sus enlaces, incluso con los personajes, las primeras páginas y demás misceláneas de interés para el lector, como los puntos de compra, constituyendo un buen referente. Les aconsejo que investiguen en ese “mí” dominio, lo he está creado para quienes consumen literatura con buen gusto, y procuro tenerlo muy actualizado.

Cuatro Bastardos ¿Qué frase nos podés mostrar para entender tu estilo o que quieras mostrar a nuestros lectores?

El estilo lo voy conformando poco a poco. De hecho, mi obra la califico como un autorretrato salvaje. Las pretensiones, al principio eran mínimas, porque yo escribo para mí, dicho sea de paso, con todo el respeto para el público/lector, ahora bien, cuando la gente empezó a saber de mi escritura, me fui abriendo, y hube de decidir si me exponía o no. Evidentemente decidí trascender sin variar el formato, por ello, los comienzos son más bien orientados a lo que vendría a ser un diario, para ir novelando las historias poco a poco, mezclando ensoñaciones, vivencias y de todo un poco, usando varios estilos: prosa, poesía y relato.

El por qué escribir así: porque no nos queda tanto tiempo como para vivir con miedo, o sencillamente, porque me siento cómodo, a pesar de que es mucha presión, dado que las horas de mi memoria no cesan, y toca vivir. Eso de que los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada no es real, se puede ser y estar, con dolor, deseos y ese todo es ahora. Lo dice alguien metódico, pero que también va de la mano de lo frágil, imperfecto y los puentes. No toda la distancia es ausencia. Se puede y debe existir: por eso creo. Y la verdad es que no paro, tengo bastantes ganas: ese orden es lo máximo.

Cuatro Bastardos ¿Para qué público están dirigidos tus textos?

Pedro Belmonte Tortosa: Recientemente he encargado un estudio a una experta literaria para que determine de mejor modo el alcance potencial de mis obras. En unas semanas, me dará su evaluación. No obstante, como escribo de todo, creo que el público es amplio, no sólo por las temáticas (narrativa corta y larga, poesías, prosa poética, y esos relatos que a veces andan en la periferia de las meras impresiones o el ensayo, con algunas nanas y demás combinaciones), también porque las tramas base y los personajes son variopintos.

Me decía esa editora, y periodista experta en literatura, que sus primeras impresiones sobre mí le indicaban que mi literatura era culta. Realmente eso no me gustó. Cierto es que hay libros que contienen muchas reflexiones, oraciones yuxtapuestas y ejemplos varios, casi en plan circunloquios, pero todo es mucho más fácil que eso.

Como he dicho anteriormente, siempre hay que ir a la esencia, y toda obra es un diario de autor, por ello se cuentan con todas las voces, y está ese poso del lenguaje amplio para datar las peripecias y ponerle rumbo a la cordura. Uno protege todo lo que le importa con lo que es.

Cada libro es distinto, aunque todos puedan ir engarzados. En la website doy pistas de cómo leerlos. Y ante cualquier duda, soy alguien accesible, pueden dirigirse a mí y opinar libremente o pedirme orientación sobre qué leer en función de sus gustos, necesidades o estados de ánimo (que también condicionan mucho).

De momento, no he escrito nada para niños, o público juvenil, sino adulto. Lo tengo en mente, está previsto, en el apartado de Proyectos en curso, dentro de Noticias-Blog podrán ver que ya tengo un apartado para ello como muestrario y reflejos. Antes debo dar curso a otras historias.

Indicar, también, que a pesar de que la gente diga que escribo fundamentalmente para mujeres, tras las consultas realizadas, con los analistas de redes y otros, no es así, y está muy igualado, porque los hombres, sean quienes sean, precisan saber expresar esas mismas percepciones. Dense cuenta, que yo no tengo secretos, y el engaño lo es todo, por eso unas veces pongo en marcha la máquina del diablo, y otras me abro de para en par.

Le dejo una pregunta: ¿Un hombre puede ir más allá de su alcance?

Y aquí le cierro la pregunta con lo que las editoriales dicen que es lo peor, eso que llaman como literatura fronteriza, porque no lo pueden encasillar en romántico, negro, de terror, fantasía o cualquier otra. Yo trato de todo, porque es lo que hay. Sí, mato; sí, amo; sí, creo ideas y expreso lo que siento; sí, hablo de política, historia, etc. ¿Por qué no? Ayúdense de las sinopsis y demás elementos que pongo en mi webiste para elegir una obra, o más fácil, de mí. Porque todos somos adultos.

Cuatro Bastardos ¿Quién fue tu primer lector? ¿Cuál fue su devolución o reacción?

Pedro Belmonte Tortosa: Mi primer lector fue un editor, concretamente leyó un relato mío, llamado Tarifa. Le gustó mucho, a él y a su equipo de trabajo, Y en unas semanas me convenció para que me fuese abriendo a publicar. Me costó, no estaba muy dispuesto… Y fíjese ahora, que yo creo que hasta que he cruzado el límite. Es la paz esquiva, pero… no se puede ser sensato siempre: sería aburrido. Mejor soñar, hacer locuras y tener muchos últimos deberes.

Mis seres más cercanos se sienten raros, les choca mucho leerme. No sabían de esa faceta, ya que yo la ocultaba; y entiendo que se preocupan. Ya sabe, dicen que la profesión de escritor es de pobres, culturetas o locos. Yo no lo comparto, a veces hay que dejar ir, y otras aprender a irse: para eso me sirve la escritura. Es mi bosque de los sentidos. Y sí, me nutro de todo, porque un hombre hace lo que tiene que hacer.

Sobre otras reacciones, me dicen que escribo bien, que quieren más. Por eso mismo he optado por ir adelantando todo por medios digitales, publicando bajo esas plataformas. Dese cuenta, que el mundo literario -sus entresijos de edición- es muy cerrado, y mi estrategia es buscar una línea de coherencia, por eso no acepto cualquier contrato. Prefiero no publicar, o hacerlo yo, antes que venderme a un postor que simplemente me quiere en su catálogo. Eso, afortunadamente, ya sé que lo puedo conseguir, pero ¿y esos otros retos? Escribiendo también se pueden hacer otras muchas cosas. Yo vivo de mi otro trabajo, que es el que paga las facturas. Pero con mis obras, quiero la lógica de lo posible, sin subterfugios. Tengo ganas de comerme el mundo, tanto como que acepto la derrota, pero no sin luchar antes.

Deberes

Cuatro Bastardos ¿Qué rol ocupan las redes sociales para la difusión de tu obra?

Pedro Belmonte Tortosa: Toda vez que decidí darme a conocer, no tuve más opción que empezar a usarlas. No estaba dado de alta en ninguna, ni con perfil personal ni otros cualesquiera (profesionales, grupos). No los censuraba, simplemente no nos necesitábamos. Y ahora sí que me permiten llegar a todas partes, pero dejo claro que no pertenezco a las redes sociales. PEBELTOR tiene identidad propia, carácter propio (www.pebeltor.com ) y, sobre todo, ese mundo donde hay una variedad muy grande de registros, e inquietudes, no solo literarias, sino también artísticas y de otras estructuras (empresariales, por ejemplo).

Los enlaces a las distintas redes las tienen en la website, muy agradecido.

Cuatro Bastardos ¿Qué te permite la literatura como medio de expresión?

Pedro Belmonte Tortosa: Sigo siendo yo mismo. No he cambiado. Le daría la vuelta a la pregunta si me lo permite: ¿Qué no me permite la literatura? Y respondería que es complementaria a todo. A la descortesía, a el ser bueno, a los tecnicismos, a ser permeable, a ser un criminal, a olerlo todo sin tener olfato, a que haya pasado y una próxima vez. La literatura expresa, y eso es lo que hago cuando escribo: me expreso libremente.

Cuatro Bastardos ¿Quiénes son tus autores favoritos? ¿Por qué?

Pedro Belmonte Tortosa: No soy idólatra de nada ni nadie. De pequeño me gustaba mucho Julio Verne, no obstante, he de decir que no me gustaba que me obligasen a leer, y que no estoy de acuerdo con el tipo de literatura que se intentaba mediatizar en las aulas como parte del calendario escolar. Para leer, lo primero que hay que hacer es querer leer, y ponerse. No nos engañemos, si se fuerza, como somos acción, reaccionamos. Y no debemos confundir acción con movimiento. Ha sido más bien de mayor, y cuando he ido sacando mi tiempo, para ir adentrándome en muchas obras, distintas. Por formación he precisado leer cuestiones de ingeniería, agronomía, economía y demás.

Por saber de la vida, temas de política, historia y esas cosas. Pero por necesidad, diría yo, que aprendí a ir a escondidas a la biblioteca y abrir libros muy distintos. Después, he tenido épocas en las que devoraba de todo. Hoy día, mi tiempo es más escaso, con dos trabajos (uno es éste de escribir y gestionar mi Colección PEBELTOR), pero en función del ánimo y la curiosidad buceo por obras nuevas.

Decir, que hay autores a los que merece la pena leerlos, de los de ahora y clásicos. Un Shakespeare no sobra nunca, ni algún que otro filósofo, pero por géneros, si lo prefiere, en poesía T.S. Elliot o Antonio Machado sirvan de ejemplo; en narrativa, García Márquez, Jane Austen, Benito Pérez Galdós y otros archiconocidos, como Cervantes, Vila-Matas y los que están al sur del cielo. Prefiero no citar a más porque no quiero molestar a nadie, pero los hay excelentes; todo autor tiene muchos textos de apoyo y hay que confrontarlos a todos. Y me disculpo porque apenas conozco a autores argentinos, entre otros muchos por descubrir. Necesito conocer más mundo, no me cabe la menor duda. Eso es algo que pretendo hacer escribiendo, bajo las oportunidades que espero me vaya proporcionando la divulgación/documentación.

Tengo un montón de primeros capítulos de obras que esperan su turno. La semana pasada compré un libro de la autora Esther Ginés, una paisana, porque acudí a su presentación. Ese será el próximo. Por respeto y cercanía, lo he adelantado al resto.

De refilón, le digo que intenté buscar a alguno con el que compararme, dentro de la prudencia y el respeto. Y no sé, trabajo mucho el realismo mágico, dado que uno es costumbrista, coetáneo, soñador y cabalico. Profundicé en Unamuno, Márquez, Wilde, Flaubert y otros. Querer transmitir todo lo que es uno, y siente, implica visitar y saber ser sugerente en las distancias. Es terrorífico compararse, no me gusta. Y digamos, que aún no soy nadie. Es lo bueno, que siendo puedo ser… aunque ya tenga a mis espaldas veinte libros.

Todos es un paisaje al mismo tiempo. Letras con intención ¿no?

Cuatro Bastardos ¿Estás proyectando algún otro trabajo literario?

Pedro Belmonte Tortosa: Por supuesto, no paro. Me encuentro con muchas ganas, y creativo.

Acabo de terminar la obra Las lágrimas de tu payaso (narrativa relativamente corta). Y debo empezar una nueva novela, tengo bastantes en mente, algunas mejor o peor documentadas. Quiero contrapesar en unos días, por cuál decidirme, puesto que me han venido a la mente dos ideas muy interesantes, pero bastante peligrosas; y no sé si pausarlas y seguir mis planes o probar.

Y, sobre todo, estoy terminando de ilustrar dos obras:

  • La francotiradora de su tía (microrrelatos, aforismos, cuento)
  • Anhelo, más allá del mar (poesía)

Tengo que ir narrando, tras haber perfilado, el libro Deseos Humanos, que es un compendio de relatos donde me traslado, con mi imagen, a otros lugares, para poder crear otras voces.

Como podrá comprobar, tengo material en curso; al margen de ello, estoy abierto a propuestas, sin poses altiva ni dejar a un lado mi dominio, porque cada jueves sale publicada una pequeña reflexión/relato/concreciones… Un escritor escribe… y hasta sería guía en el infierno.

Me permito redirigirla a las observaciones que voy haciendo en el apartado Proyectos en curso.

https://www.pebeltor.com/category/2-proyectos/

 

Cuatro Bastardos ¿Cuáles son tus objetivos como escritor? ¿Qué resultados quisieras alcanzar?

Pedro Belmonte Tortosa: Como entiendo que estamos en un marco de respeto, voy a hacerle copartícipe de algo que figura, muy presente, en mi lista de tareas. Espero que sepa medirlo:

OBJETIVO PEBELTOR:

Poder vivir de la Empresa: realizarme personal/profesional y ganar dinero.

Estar a gusto.

Ser un buen escritor.

Viajar/conocer mundo.

Ser un buen comunicador (literatura, prensa, radio, TV, teatro, Internet)

Trabajar en la publicidad: modelo, creación y desarrollo de imagen de marca de diferentes empresas (banca, coches, cosmética, alimentación, moda, etc.)

Lo necesario, lo posible y lo imposible: inocencia y rebeldía.


NO QUIERO:

Limitarme a publicar porque sí, eso lo podría hacer en mi propia website o en cualquier otro portal, que los hay. Yo, podría incluso regalarlos o poner una pasarela de pago, inclusive derivarlo a través de Amazon u otro distribuidor.

Perder la identidad de marca, tener una marca te permite entrar en muchos mercados: la literatura es uno más.

Aturullarme, por eso el dinamismo es bueno. Se puede escribir de muchas cosas, y tener un amplio abanico de contextos: sin perder el norte.

Soy yo quien asumo el riesgo empresarial y personal, el mando (la decisión), y la responsabilidad me obliga a controlarlo todo. Siempre que no haya un mecenas.


MODUS OPERANDI:

Hay que transmitir excelencia (calidad), cercanía, estilo propio.

No ser pequeño de sensaciones: todo vale si se sabe decir.

Desprender prestigio y exclusividad, es lo que dará tribu/comunidad.

Ser más, siendo uno mismo.

Nada de redimirse, el hoy no es solo hoy, tienen cabida todas las aprensiones y los entusiasmos.

Ser inteligente (listo), amable, modesto (los pies en el suelo), pero soñar. No hay límites más allá de lo que se quiera y pueda hacer.

Ser bueno y parecerlo, ello te permite poder ser malo en buena lid.

Unir profesionalidad, diligencia y delicadeza, porque las cosas son como son, y los sistemas de valores van por una lado y las conciencias y sus conveniencias por otro.

PEBELTOR es una marca válida para todos, incluso para los inadaptados, siempre que se ciñan a nuestro criterio.

Ese es el espíritu. Colaborar. Y que nos guste lo que hacemos, aunque sea trabajo. Digamos, que es el resumen que le puedo aportar a su artículo, ya que me he quitado el corsé.


Soy Pedro Belmonte Tortosa

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Soy Pedro Belmonte Tortosa, nacido en el año mil novecientos setenta y seis, según consta en mi partida de nacimiento, a las cinco y treinta y cinco horas del día siete de enero, en el Hospital de la Cruz Roja situado en la avenida Reina Victoria de Madrid… Poco más podría decirles de aquella intentona, salvo que supongo que estaba en otro desafío, exponiéndome y descubriéndome, como ahora, que vuelvo a inventarme sujeto a otras necesidades.

En esa ciudad no estuve mucho tiempo, me he criado en lo que se denomina la España manchega. Ciudad Real capital es mi lugar de residencia, al menos por ahora,porque sigo buscando mi destino, dado que sencillamente resido y observo todo… Resulta que un día creí tener un referente, ése espacio donde ser, estar y encontrarse, y de un tiempo a esta parte, su significación -al menos para mí- ha cambiado mucho.

Podría llegar a decir que sólo me siento relativamente libre escribiendo, y eso es lo que hago cuando puedo sacar un rato. Empecé por una esquiva y pequeña decisión, venida desde mi interior, y como no acierto a combinar todas las piezas sigo en ello.Puede que haya influido el hecho de echar en falta mucha transparencia, lo cual me llevó a estudiar temas relacionados con el sector agrario, no sintiéndome pleno, a lo que no supe responder debidamente, y proseguí… tanto, como que ejerzo y me gano la vida como técnico agrario trabajando para la Administración autonómica en calidad de funcionario de carrera. Y de vez en cuando, doy un repaso a mis archivos y releo la carta donde tengo escrito un comunicado para solicitar una excedencia del empleo público y poder descubrir otros lugares y gentes… Hay días que se me hace muy cuesta arriba trabajar por aquello del bien común cuando tengo mentalidad privada, si bien, esa perspectiva no la cambiaría por nada, puesto que me ha forjado como mejorpersona, hijo, hermano, tíoamigo y trabajador, por más que me sienta enrarecido… Lo demás, podrán leerlo.

Por todo ello, hace años empecé a crear este proceso de cambio relativo. Esperé hasta emanciparme, cosa que hice mucho más tarde de lo previsto, consecuencia de una puesta en escena forzada y demasiadas y ninguna idea propia; luego, justo cuando creí poder atender a todos mis intereses, erré y tuve un resbalón. Y escondí casi todo en esta caja fuerte de las letras para que no fuera una merma, sino un acicate, involucrándome en las mismas hasta la saciedad… y no hace tanto me planteé dotarlas de otra vida, a pesar de las dudas… De alguna manera puede que genere polémica, y/o que me reivindique, en cualquier caso, lo hago con humildad y al descubierto. Llegar a todos no es una propina, menos aún una medicina cualquiera; creo saber quién soy: ése que escribe por necesidad, aunque sea para reiniciarse más tarde, y que se ha ido acostumbrando a decirle “no” a muchas cosas, como a la ingratitud.

Tal hecho en parte me repugna y me aísla, consecuencia de ello vivo en el antes y el después. Aun así, puede que me haya precipitado al exponer toda mi vida; es otro desafío… El caso es que como siempre era demasiado pronto, y no sabía desde dónde empezar a narrar, hago esto para poder sentirme algún día en casa, y de paso dejar de hacer cuentas, porque nunca he creído en las donaciones solidarias ni en las nociones básicas: siempre se busca algo y se desconoce mucho más de lo que se sabe; aunque igual he perdido el juicio y ya no soy un ciudadano cualquiera. 

PEBELTOR

 

XV: es el que acabo de terminar, sobre la asistencia sexual para personas con discapacidad, aunque no he querido profundizar, para que no sea un ensayo ni un artículo, sino abrir más caminos, y si quieren, que contraten más explícitamente.RELACIÓN DE OBRAS

Apuntes:

Relatos y poesías, al ir algunos ilustrados, se enfocan no solo como literatura, sino también como ese concepto denominado lifestyle.

Novelas:

I, II, III: en realidad es un diario, se cuenta así, sin más, por días literalmente.

IV, V, VI: empiezo a novelar, y les voy dotando de temáticas base a las humanidades, sin dejar a un lado el espectro reflexivo del autor, que flota y divaga, pero vive. Violencia, sexo, deseos, trabajos.

VII-VIII: comienzo una saga, o unos libros que se pueden vincular, si se quiere, aunque todos son independientes.

IX: sería el despegue comercial, un punto de inicio (humildemente no lo veo del todo bueno, como para empezar, pero una editorial sí lo vio, y hay que probar el mercado)

X: mejora bastante la anterior. Me adentro en otra eternidad, y combino razonablemente bien la prosa y la poesía.

XI, XII, XIII, XIV: estos los trabajaría con editoriales, porque les interesan, por lo menos, no los desdeñan, pero no te dan nada.


Novelas:

Volumen I: “El libro de un cualquiera” (lo adelantaré por Amazon en unas semanas. Y será EDITADA Amazon -pendiente papel-)

Primera parte: La verdad delicada

Segunda parte: Y siguen las palabras

Volumen II: “Me columpio en el vacío” (lo adelantaré por Amazon en unas semanas. Y será EDITADA Amazon -pendiente papel-)

 

Primera parte: Tonto por vivir

Segunda parte: En las nubes

Volumen III: “A las luces de abril” (lo adelantaré por Amazon en unas semanas. Y será EDITADA Amazon -pendiente papel-)

Primera parte: Un buzón plateado

Segunda parte: ¿Por qué todo tiene un ayer?

Volumen IV: “El chándal de la jubilación” (EDITADA Amazon -pendiente papel-)

Volumen V: “Desconfianza racional” (EDITADA Amazon -pendiente papel-)

Volumen VI: “Zanahorias para todos” (EDITADA Amazon -pendiente papel-)

Volumen VII: “Un desperdicio de virtudes” (lo adelantaré por Amazon en unas semanas. Y será EDITADA Amazon -pendiente papel-)

Volumen VIII: “Siempre hay algo que decir” (lo adelantaré por Amazon en unas semanas. Y será EDITADA Amazon -pendiente papel-)

Primera parte

Segunda parte

Volumen IX: “Buscadores de señales” (EDITADA Ediciones Lacre)

Volumen X: “Viento sobre el mar” (EDITADA Caligrama)

Volumen XI: “El fin de la infancia”

Volumen XII: “Dinero y mujeres”

Volumen XIII: “Billete de ida”

Volumen XIV: “Flores de plástico”

Volumen XV: “Las lágrimas de tu payaso”

Las novelas XI a XV son objeto de estudio por parte de editoriales. Si  no me decido, las adelantaré vía Amazon.

Compendios de relatos:

“Es lenguaje del pasado” (creo que saldrá publicado a través de la BAM Biblioteca de autores manchegos, en pocos meses)

“No tiene ningún sentido” (EDITADA Amazon -pendiente papel-)

(I) A todas luces, el amor hace daño

(II) Virgencita, el libro de los esclavos

“Fugitivos” (lo estoy editando ahora, en unos días estará como EDITADA Amazon -pendiente papel-)

(I) Anhelo, mísera depresión

(II) Un paso adelante, pasando a mayores

(III) Recreaciones, a ciegas

(IV) Maniobras, sin pelotas

“La Francotiradora de la tía”: en curso (texto ilustrado)

“Deseos humanos”: en curso (texto ilustrado)

Compendios de poesías:

“Anhelo, más allá del mar”: en curso (texto ilustrado)


    • Distinciones:

Finalista en el II Concurso de relato breve Bohodón Ediciones (2013)

Uno de los dieciocho seleccionados para el entrevero literario.

Título del relato:

Se ceden los derechos del relato a una fundación (inicialmente).

Fallo en marzo de 2013, primera publicación septiembre 2013.

Bohodón Ediciones. Colección Oro. Entre tantos II.

ISBN-13: 978-84-15976-01-1

ISBN-E-Book: 978-84-15976-02-8

    • El autor tiene todos los derechos, libro descatalogado.

Finalista en el V Concurso de relatos Editnovel (2013)

Diez seleccionados.

Título del relato: El Libro de los esclavos.

Publicación en la web, sin contraprestación. Los derechos son del autor.

Fallo en septiembre de 2013, primera publicación el 21 de octubre de 2013.

Más que palabras 4.

 

Finalista en el XII Premio ONUBA de Novela (2016)

Título: Desconfianza racional.

Publicación: no se acomete en la web, sin contraprestación. Los derechos son del autor.

Fallo el 27 de noviembre de 2016 (finalista), 04 de diciembre de 2016 (comunicación del ganador)

Editorial ONUBAISBN-E-Book: 978-1-291-60414-6

Publicaciones:

Título del libro: Buscadores de señales (EDITADO)

Volumen IX: Buscadores de señales

Se ceden los derechos del libro a Ediciones Lacre (firmado contrato por cinco años, de fecha 30/09/2015)

ISBN: 978-84-16645-54-1

ISBN Digital: 978-84-16645-55-8

Título del libro: Viento sobre el mar (EDITADO)

 

Volumen X: Viento sobre el mar

Editorial CALIGRAMA

Los derechos los mantiene el autor. Publicado en octubre 2017.

ISBN: 9788491128380

ISBN e-book: 9788491129615

 

Título del/los libros autopublicados en Amazon (EDITADOS)

Novelas

El chándal de la jubilación

Desconfianza racional

Zanahorias para todos

Compendio de relatos

No tiene ningún sentido

Fugitivos (en curso)

Los derechos los mantiene el autor

Página Web con dominio propio (marca PEBELTOR): www.pebeltor.com

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de María Laura Paredes 147 Articles
Lectora y admiradora de toda expresión artística. Entrevistas, reseñas y comentarios literarios.

1 Trackback / Pingback

  1. Cuatro Bastardos (4B_íntimo) | Pebeltor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.