Star Trek; Discovery: The Wolf Inside (T1xE11)

“A veces el fin justifica… Medios atroces”

Gabriel Lorca.

Por @mauvais1

Si aún no viste el episodio, no leas este artículo, plagado de spoilers.

Dos de los misterios han sido develados, y vaya que todos quedamos de piedra al saberlos. Primero fue el reflejo en el espejo del teniente Paul Stamets y esos bizarros cambios de de humor que padecía. Y por otro lado lo concerniente al jefe de seguridad Ash Tyler, quien no era otro que el descastado Voq, con una metamorfosis extrema llevada a cabo por la escurridiza L’Rell. Quien es llave y puerta para el despertar de esa dormida conciencia Klingon. Todo esto en medio de esta intrigante historia de universos espejos que llevan adelante y que parece no tener fin, cuando sigue revelando nuevos protagonistas.

Para entender la historia tal vez debamos retroceder años antes, en tiempos del capitán Jonathan Archer, protagonista de la serie Star Trek: Enterprise (2001 – 2005) en el episodio In a Mirror, Darkly (T4xE18&19) que a su vez es una continuación de The Tholian Web (T3xE9), en la que las naves visitaban este universo paralelo donde el Imperio Terrano gobernaba con mano dura a fuerza de masacrar otras especies que no fueran la humana. La primer nave en visitar dicho lugar fue USS Defiant, información que el capitán Lorca maneja y transforma en base del plan de escape. Si logran dar con la información de como llegó es posible que sepan, a su vez, como regresar. Para ello todos se infiltraron en las I.S.S que pueblan este universo. Relato que comentamos en [RECAP] Star Trek – Discovery: Despite Yourself (T1xE10).

Así que aquí estamos, con una infiltrada Michael Burnham en la I.S.S Shenzhou padeciendo el convivir con gente que vive en el extremo apuesto a lo logrado por la federación; rapaces, voraces y asesinos, cual personajes de un episodio de Game Of Thrones (HBO), y que solo encuentra sosiego en los brazos de Ash Tyler, sostén amoroso entre tanta locura. Recordemos que Gabriel Lorca es torturado en las cabinas de la nave desde hace días. Él representa al rebelde que se opuso al imperio y trofeo que ella, Burnham, enarbola ante los otros. Crueles, despiadados recorren la galaxia en busca de los rebeldes que atacan el sistema, Klingons, Vulcanos, Tellarites y Andorians forman una alianza rebelde que ahora han ubicado y envían a la Shenzhou a exterminarlos de una vez por todas. Plan que maneja de manera, tenemos que admitir bastante ridícula, Burnham pero que sirve como disparador para conocer el secreto mejor guardado de la serie, la transformación de Voq, el primer apóstol del desaparecido T’Kuvma, que cual Arya Stark, cambia su rostro para espiar la misteriosa tecnología que la nave posee. Tenemos que admitir que es todo un plot twist, el primero de un par que el episodio disparará. Lisa Randolph, la guionista, hace del episodio una verdadera montaña rusa, soportado por una dirección que sostiene las lineas paralelas del relato con resuelta gracia, T.J. Scott un entendido en estas lides, despliega un atractivo arsenal de imágenes, como ese prologo, que redondea el relato con pericia. Los descubrimientos han sido varios y de alto voltaje.

the-wolf-inside-review-4-700x380

Burnham parte, en compañía de Tyler, al planeta con la intención de recolectar información sobre todos los puestos de la alianza rebelde, aunque en realidad solo busca salvarlos y de paso saber como un klingon puede llevar adelante tan variopinta reunión sin que se maten unos a otros, arma diplomática que le sería útil en su universo contra el imperio Klingon. Además de salvar vidas, que ya está hasta las cejas de matar y de convertirse de a poco en uno de esos lobos que son los Terranos. Nada de esto podrá llevarse a cabo, no al menos en su totalidad, porque es nada menos que el desconocido emperador quien interviene para cerrar el tema con un bombardeo de photones. La emperatriz, porque es ella, y nada menos que el reflejo malvado de Philippa Georgiou.

Un episodio que nos lo dio todo y muestra que hasta Star Trek puede enredarse en los creativos tiempos que corren en las series, darnos ingeniosos grises en los personajes, la bastedad del alma humana, ambivalente e imperfecta. Cuando alguien comprende que quizás todo no deba ser tan extremo, como lo hace Lorca en algún momento, otro será capaz de desmoronar lo construido.

Sin menospreciar el rico background que la saga posee en todas sus maneras y series, esta en particular se adecua a los tiempos actuales sin perder esa impronta, revalorizando no solo la franquicia, también los ideales que la misma promueve desde hace décadas.


Star Trek – Discovery: The Wolf Inside

Director: T.J. Scott

Guión: Lisa Randolph

ProtagonistasSonequa Martin-Green, Doug Jones, Shazad Latif, Anthony Rapp, Mary Wiseman, Jason Isaacs, Jayne Brook y James Frain.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2041 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.