[RECAP] Star Trek – Discovery: What’s Past is Prologue (T1xE13)

We all were sea-swallow’d, though some cast again
(And by that destiny) to perform an act
Whereof what’s past is prologue; what to come,
In yours and my discharge.

The Tempest Act 2, scene 1

Por @mauvais1

Evidentemente ha sido uno, quizás el mejor, episodio de lo que hemos visto de esta temporada. Por que en ella han sabido continuar con la épica establecida como modelo de la serie, pero regalándonos un maravilloso capitulo cargado de acción. El basto intríngulis que conjugaron tuvo, en parte, un cierre apoteósico. En la nave de la emperatriz de los terranos en ese universo espejo, Michael Burnham comprende no solo que hace ahí, sino que también para que está; y una vez descubierto el capitán Gabriel Lorca como el alter ego terrano de uno que hasta hoy no conocimos, es tiempo de poner las cartas sobre la mesa. Dejar ver por fin que de va todo esto. Lorca fue uno de los principales defensores y precursores del motor de esporas, pero con la intención de encontrar un camino a casa ¿Nada más? No, también poder reclamar el trono del imperio y llevarlo a una radicalización de sus principios que según él, el emperador Georgiou ha abandonado.

Burnham, repite su historia de una manera retorcida, hasta  que comprende que puede  darle un final feliz aliándose al emperador y derrotando a Lorca. Mientras tanto en la Discovery, el capitán interino Saru, personaje que ha tenido una interesante evolución, convirtiéndolo en el héroe absoluto de los ideales de la federación, busca la manera de rescatar a Burnham, a la vez que descubre, por medio del resucitado Stamets, que el motor de la nave Charon provoca una alteración en la red mycelial. Alteración que puede provocar el caos total en el multiverso.

dsc-113-prev-07

Un episodio con la aventura como, no recordamos tal vez desde, los viejos seriales como Battlestar Galactica (1978) o Buck Rogers en el siglo XXV (1979); esas magnificas escenas de batallas con lasers en los pasillo de la Charon, que por supuesto a todos nos recuerda el palacio del emperador Ming en Flash Gordon (1980), espadas, artes marciales y la aniquilación total de la vida, pura adrenalina que Olatunde Osunsanmi, con basta experiencia en estas lides, no ha entregado. Sin olvidar esos diálogos que nos fueron desgranando el conflicto, mostrándonos que los personajes evolucionan, que son capaces de mutar y revindicarse. Emocionante, supieron mantener en el episodio la ligereza en la acción desenfrenada que citábamos y plantear el cierre de un conflicto desarrollado por tantos capítulos.

Georgiou, muestra al final que hay honor entre tanto asqueroso fascismo e intolerancia, que le valdrá una segunda oportunidad, cuando Burnham la salve de lo que considera una muerte digna. Lorca casi logra su cometido, porque nos enfrentamos a un estratega superior a todos los conocidos entrando en el panteón que solitario ocupaba Khan Noonien Singh, pero (por algo ella era su favorita) Michael encuentra la manera de vencerlo. Juega con el desmedido ego del capitán, con su sed de poder, lo pierde la soberbia.

dsc-113-prev-head

En La Tempestad, del bardo inglés William Shakespeare, Antonio dice a Sebastian; “…Sin embargo, a algunos / Nos ha devuelto a la playa, y así / Nos da la oportunidad el destino / De representar un acto que hará / Que el pasado sea nuestro prólogo, / Y el futuro cosa de vos y mía“. Y la utilización como titulo del episodio no es casual ya que estás lineas están dedicadas al traicionero hermano de Alonso, rey de Nápoles. La liberación, el naufragio que purga a los personajes de su pasado para que ellos puedan recomenzar, la chance que da todo amanecer, parafraseando al gran Tolkien. En boca de Antonio el usurpador de los títulos de Prospero son ideas que exculpan, Lorca es ese traidor que en su pervertida realidad cree que todo es cuestión de un destino impuesto, de un Fatum impostergable que hay que abrazar y conducir de acuerdo a sus expectativas. Todo es un homenaje a lo que nos fascinó de pequeños en las series de ciencia ficción, todo es una re-lectura de viejas historias de traición y vindicación. Es un episodio digno de una serie del universo Star Trek en tantos matices que podríamos estar escribiendo un largo rato más. Pero que en definitiva se puede resumir en un excelente guion, el respeto por los principios que el genero Sci Fi siempre enarboló y el cuidado y logrado universo, dentro del vasto que es Star Trek, han sabido plantear.

En la lucha final, morirá el capitán, la nave regresa a su universo, con un rocambolesco plan que funciona, solo para ver que no hay federación a la vista, que la guerra ha sido ganada por el imperio Klingon. Una nueva aventura en ciernes, que no olvidemos trae a este plano al destituido emperador Georgiou. Si esto no es aventuras espaciales, qué lo será.


Star Trek – Discovery: What’s Past is Prologue

Director: Olatunde Osunsanmi

Guión: Ted Sullivan

Protagonistas: Sonequa Martin-Green, Doug Jones, Shazad Latif, Anthony Rapp, Mary Wisema+n, Jason Isaacs, Jayne Brook y James Frain.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 1961 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

1 Trackback / Pingback

  1. Star Trek; Discovery: The War Without, the War Within (T1xE14)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.