Mudbound: De la guerra al campo de batalla

Un drama histórico sobre dos soldados que regresan a Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial. Dos héroes que serán tratados muy diferentes por el país al que vienen de proteger.

Por @RockaOnTheGo

Mudbound es un drama de época que ya se aseguró quedar en la historia como la primer película en valerle una nominación al Oscar a su directora de fotografía. Rachel Morrison es la primer mujer nominada en esta categoría. Un valor histórico que a su directora y guionista, Dee Rees, sin dudas le encantaría reflejar al contar esta historia sobre dos soldados a los que el color de piel separaba en su Norteamérica natal, pero a los que la experiencia de guerra devolverá con más similitudes de las que su sociedad esta dispuesta a aceptar.

Basado en la novela homónima de 2008, el film narra los destinos entrecruzados de dos familias: una desacostumbrada a la vida de campo que acaba de mudarse a sus nuevas tierras y otra que trabajara las mismas, para la cual la agricultura es un trabajo familiar desde hace generaciones. Con las tensiones raciales inherentes de la sociedad norteamericana de la época, ambas procurarán vivir lo más armoniosamente posible hasta que el regreso de sus respectivos héroes de guerra terminara por llevarlos a un violento final.

Mudbound 3

El film posee un guion con la calidad y lograda ambición de adaptar de considerable manera una compleja novela. En el comienzo iremos saltando de narrador en narrador, pero una vez que los soldados regresan a casa, esa dinámica narrativa será abandonada para solo retomarla en el final. Primero sirve como gran herramienta para darle un considerable desarrollo a cada personaje, y a lo último logra concluir la historia de forma mucho más elegante que la mayoría de películas que caen en este tipo narración para abrir y cerrar sus historias. Aunque hay que destacar que ningún personaje queda libre de una corpulenta caracterización, también cabe mencionar que el foco de la historia termina por perderse debido a la escala de la novela original.

En literatura las historias pueden manejar una cantidad mucho más grande de personajes y hacerle justicia a todos, en este caso al mantener la cantidad de intérpretes terminó por desenfocarse el protagonismo de la historia: no hay dudas hacia el final de quienes son los protagonistas, pero todo el desarrollo y la atención dada en la primera mitad de la cinta a otros personajes terminan por dejar la sensación de que, o fue un error desterrarlos de la historia hacia el final o nunca debieron haber tenido el protagonismo que amagaron a tener. Es dudoso si sirve como razón o es una consecuencia de esto; pero el film termina por volverse una experiencia valorable aunque muy desenfocada, especialmente en cuanto a temáticas.

Mudbound 4.png

Es una ley muy cierta que las buenas películas necesitan buenos guiones, pero así también las grandes películas necesitan una gran dirección. La realización cuenta con grandes actuaciones, un buen guion y excelente fotografía, pero no logra elevar sus elementos para engrandecer el todo y lograr ser una gran producción. A pesar de la belleza que consigue generar el trabajo de fotografía, no es una cinta que impresione con la faceta visual de su dirección. Aunque personalmente lo tomo como un punto en contra (le haría muchos favores a las más de dos horas de película), esta parece haber sido una decisión completamente consciente.

La fotografía es completamente realista, eligiendo reflejar la época de forma fiel y natural. Una bendición relativamente moderna viniendo de tantos años en los que, gracias a la practicidad de la realización digital de cine, venimos aceptando constantemente films que revolean un filtro o un mismo tono de color en toda la cinta para reflejar una época de forma “sencilla”. Muy valorable aparte que combine la fidelidad histórica, con una calidad técnica y además termine regalando algunos planos realmente excepcionales en el proceso.

Mudbound 2

Mantener la cualidad cinemática y hollywoodense al mínimo parece haber sido un claro objetivo. Solo en un detalle el film parece decidido a no ceder ante lo sucio y realista, seguramente el cambio más importante realizado en la adaptación de la novela: el final. Sin entrar en detalles, la resolución final sirve para darle un mayor valor a la historia. Hay varias cosas que reprocharle a la dirección y al guion pero esa es una decisión que, aunque promete ser divisiva, sin dudas se ajusta perfectamente a la sensibilidad de sus realizadores y de la historia que eligieron contar.

Con una realización destacable y una compleja historia más inclinada a la humanidad que a lo racial, Mudbound es una producción que bien ganadas tiene sus destacadas menciones en esta temporada de premios. Mucho más recomendable a los fanáticos del cine de época y de las tensiones raciales inherentes del mismo, también tiene con que atrapar a quiénes decidan disfrutar de un drama con una realización destacable.

Puntaje: 7.5/10


Mudbound: El color de la guerraTítulo: Mudbound

Dirección: Dee Rees

Guion: Virgil Williams y Dee Rees

Basado en: La novela “Mudbound” de Hillary Jordan

Fotografía: Rachel Morrison

Elenco: Garrett Hedlund, Carey Mulligan, Jason Clarke, Jason Mitchell, Mary J. Blige, Rob Morgan, Jonathan Banks, Kerry Cahill, Kelvin Harrison Jr., David Jensen, Lucy Faust, Rebecca Chulew, Geraldine Singer, Dylan Arnold, Jon Arthur, Henry Frost, Jason Kirkpatrick, Frankie Smith y Elizabeth Ashling

Música: Tamar-Kali Brown

Género: Drama de Época

Duración: 134 min.

Sinopsis: Dos hombres regresan de la Segunda Guerra Mundial a su hogar, en una pequeña población rural en Mississippi. Allí tendrán que adaptarse a su nueva vida tras la guerra, y al racismo imperante en la región.

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.