“El Diablo y el Padre Amorth”: William Friedkin vuelve a los exorcismos

"Esto no es como en las películas"-William Friedkin

El director de “EL Exorcista (The Exorcist, 1973)” vuelve a sus raíces con un documental sobre la figura más prominente y legendaria del exorcismo. Y esta vez, es más aterrador que la ficción…

Por @ElPatoAlvarez_

“¿Sabes por qué el Diablo me tiene miedo? Porque soy más feo que él.” Padre Gabriele Amorth

EL Padre Gabriele Amorth en una escena del exorcismo documentado

Para quienes no conocen la figura del Padre Gabriele Amorth, éste fue un exorcista de renombre de la Iglesia Católica. Más allá de lo que uno crea o deje de creer, este inusual sacerdote practicó a lo largo de su vida más de 50.000 exorcismos, los cuales llevaban minutos o varias horas. Luego de ver el avance del documental de William Friedkin sobre la figura de Amorth, hablaremos más de él, pero cabe recalcar que el filme favorito del párroco era The Exorcist, justamente porque pensaba que “la gente debería verla, para que miren lo que nosotros hacemos”

En este exorcismo documentado (el último de Amorth y el noveno que se le practicaba a la mujer), Friedkin relata que la posesión provenía de una maldición por un culto satánico al que pertenecía su hermano, según creía el sacerdote exorcista. El día del ritual era el cumpleaños del Padre Amorth, y lo festejó haciendo lo que mejor sabía: expulsando a su más viejo enemigo, Satanás. Esto sucedió el 1 de mayo de 2016. El décimo exorcismo se iba a practicar el 4 de julio de ese mismo año, incluso el realizador de la película más aterradora de todos los tiempos siguió el caso de esta persona, filmando fragmentos de su vida cotidiana luego del encuentro con el exorcista, pero ella seguía empeorando; las fuerzas malignas que la acompañaban no la dejaban tranquila y un día, cuando Friedkin y ella (junto a su hermano y madre) se encuentran en una plaza de Italia, la mujer y sus familiares le lanzaron una maldición que heló su sangre como nunca.

Amorth falleció en septiembre de ese año y no llegó a practicarle su último ritual, pero un sacerdote logró realizarlo. En medio del exorcismo, el párroco invocó la figura de Amorth para obtener ayuda a lo que la mujer respondió: ¡NO! ¡NO LO LLAME! Gabriele Amorth seguía trabajando para Dios, evidentemente.

Quizás muchos de los que leerán esta nota no creen en la existencia de Satanás o, ni siquiera Dios. También la figura de la Iglesia Católica está bastardeada por lo que el hombre hizo en nombre de Dios, por esto es pertinente aclarar que Gabriele Amorth no accedía a exorcizar gente porque sí, sino que instaba a la gente a recurrir a un profesional médico antes. De los cientos de casos que se le presentaban, Amorth atendía uno o dos estadísticamente. Incluso comentaba como anécdota que cuando ve a alguien que no está poseso pero la persona insiste, él responde: “Usted no tiene al diablo. Si tiene un problema, hable con un buen veterinario.”

Esa película ha sido adquirida para su presentación en The Orchard, con un lanzamiento digital mundial, siguiéndole un lanzamiento en los cines el 20 de abril.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1247 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.