Camino a ‘Avengers: Infinity War’: ‘Iron Man 2’

Después de los sucesos ocurridos en ‘Iron Man’ (2008) el mundo entero sabe que Tony Stark es Iron Man, en este escenario arranca la secuela del héroe interpretado por Robert Downey Jr. 

Por: @ChannStark

Cuando ‘Iron Man 2’ (2010) comienza, el ingeniero convertido en superhéroe, Tony Stark , ha abandonado cualquier pretensión de identidad secreta.  Stark es histriónico  y lo es aún más como Iron Man, dando un show aéreo antes de aterrizar en el escenario de la Expo Stark, donde actúa acompañado de bailarinas sensuales y con una pantalla gigante que da un gran trasfondo de barras y estrellas. Iron Man es una estrella de rock patriótica. Tony sabe ganarse a la gente, seducirla con su elocuente discurso, también acertado, tal como lo hace en la audiencia del Senado cuando es convocado para cuestionarlo sobre la retención del arma Iron Man.

“Entregar el traje Iron Man sería entregarme a mí mismo, lo que equivale a servidumbre por contrato o a prostitución dependiendo de en qué Estado se encuentre.” Ironiza Stark, para finalizar negando entregar el traje, aduciendo que no es un arma, sino una prótesis “Quieren mi propiedad, no la tendrán; pero les hice un gran favor: Yo privaticé la paz mundial”

Tony-Stark-Iron-Man.jpg

En esta segunda entrega de Iron Man, Tony tiene que lidiar no sólo con el gobierno, sino también con la envidia que ha provocado su éxito innegable y su nueva caracterización como superhéroe.

Su antagonista es Iván Vanko ( Mickey Rourke), conocido bajo el alias de Whiplash. Iván es hijo de Anton Vanko, quien fuera sorprendido intentando traicionar  a Howard Stark, su socio,  para terminar siendo deportado a Siberia, su país de origen. Allí sumido en la miseria y  convertido en alcohólico, muere, arraigando en su vástago un profundo odio hacia la familia Stark.  Vanko Jr.  es un físico brillante, pero también tiene un historial criminal vendiendo armas ilegales y matando a las personas inocentes que se interpusieron en su camino. Motivado por el rencor,  utilizó todo lo que tuvo a su alcance para construir un exoesqueleto similar al arma Iron Man, aunque bastante precario, para atacar a Tony Stark. Y lo intentó. Luego de ser atrapado y  encarcelado encontró un  patrocinador en Justin Hammer ( Sam Rockwell), el envidioso y frustrado imitador de Tony en la industria de las armas, quien solo desea arruinar a Stark en todo sentido.

4763973.0.jpg

El guión es una ensalada de elementos:  estilo de vida, autos caros, escenarios que van de Malibú a Moscú, haciendo escala en Mónaco ( no olvidemos la escena donde Vanko irrumpe  durante el Gran Premio )  abundante acción y un compilado de un puñado de historias de cómics sintetizado en dos horas. Justin Theroux, el guionista y también actor, supo escribir una historia que Jon Favreau dirigió dándole la impronta que supo tener la primer película del superhéroe.

Además de enfrentar al ruso, Tony debe reconsiderar sus sentimientos no resueltos hacia su padre muerto, Howard Stark, lidiar con la presión del ejército (a través de Don Cheadle, reemplazando a Terrence Howard como su amigo “Rhodey” Rhodes), e incluso inventar un nuevo elemento, que de alguna manera implica descifrar un oculto código en el Unisphere. Un nuevo detalle, quizás haya pasado desapercibido para quien no era lector de los cómics de Marvel en aquel momento, es que nuevamente S.H.I.E.L.D aparece en escena, Nick Fury ( Samuel L. Jackson), el agente Coulson ( Clark Gregg ) y la agente Natasha Romanoff ( Scarlett Johansson) hacen su aparición para presentar a Stark y al público la Iniciativa Vengadores.

iron man 2.jpg

Esta es la tercera entrega de Marvel Cinematic Universe, pese a que es inferior en todo sentido a la primer película, entretiene, y ha dejado una cosa en claro, Robert Downey Jr. nació para ser Iron Man.

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.