Camino a ‘Avengers: Infinity War’: ‘Thor’

El dios nórdico del trueno hizo su debut en el Universo Cinematográfico de Marvel en el 2011. 

Por: @ChannStark

Thor, quien fue creado por Stan Lee, Jack Kirby y Larry Lieber en 1962, llegó al Universo Cinematográfico de Marvel en 2011, siendo la cuarta película de la denominada Fase Uno del universo que inició Marvel Studios en 2008 con Iron Man. Nunca fue uno de los superhéroes más importantes en el mundo del cómic, quizás porque su crisis como dios desterrado a la Tierra no generó la misma empatía que la angustia adolescente de Spider-Man o incluso los dilemas éticos del industrial Tony Stark. Thor es, sin embargo, una entrada esencial en el nuevo mundo que Marvel ha creado, y no sólo por pertenecer a los Avengers.

Thor0002.png

 

Muchos se habrán preguntado por que razón  Kenneth Branagh, casi obsesionado con las obras de Shakespeare, aceptó dirigir la primer película de Thor, además del dinero, claro. Creo que las respuestas son obvias: un rey, dos hijos y  el deseo por obtener el trono. Y justamente allí es donde empiezan y terminan las similitudes entre las tragedias shakesperianas y el cómic de Marvel. Teniendo en cuenta la trayectoria de Branagh uno pensaría que el punto fuerte de la película se centraría en torno a las intrigas reales y familiares en Asgard, pero es realmente en las escenas de la Tierra donde la cinta se torna fuerte, el director logra darle un toque ligero y humorístico que no quita la importancia a los grandes problemas dramáticos que se suscitan.

Odin-Young-Thor-Loki.jpg

La acción comienza en Asgard, el reino de los dioses nórdicos, donde el rey de los dioses, Odín (Anthony Hopkins) está a punto de pasarle la corona a su hijo Thor (Chris Hemsworth). Sin embargo, cuando la arrogancia y la soberbia de Thor casi provocan una guerra con otro reino, Odín lo castiga al expulsarlo de Asgard. ¿Dónde termina? En la Tierra, sin poder, y totalmente fuera de su elemento. Desesperado por regresar a su reino, Thor busca ayuda en un grupo  científicos interpretados por Natalie Portman, Stellan Skarsgård y Kat Dennings, quienes le dan una verdadera lección de humildad.

Thor-mjolnir.jpg

Chris Hemsworth hace de lo que podría haber sido una trama tonta, repleta de referencias medievales baratas en el mundo moderno, una entrega entretenida . Pero la trama principal, la relación volátil entre Thor y Loki, quien asumió como rey de Asgard, es más intrigante (en parte debido a la cautivadora actuación de Hiddleston). Hay un fabuloso enfrentamiento entre los dos hermanos que es dramático, exagerado y delicioso y sienta las bases para que Loki se transforme en un gran villano dentro del UCM, cosa que no sucede del todo.  Las actuaciones son sólidas, exceptuando a la de Portman, de quien se hubiera esperado más y cualquier otra actriz hubiera podido hacer lo que ella,  hay momentos que son conmovedores y relativamente reales, pero nada reduce la sensación de diversión y maravilla que mantiene la película a flote.

thor0005.png

Thor es la historia sobre la humildad de un ser poderoso, pero arrogante, y Hemsworth no solo proclama bien la arrogancia sino que lo que es más importante, es capaz de demostrar que este es un tipo que puede encontrar humildad.

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.