[RECAP] The Handmaid’s Tale: Unwomen (T2xEp02)

“El Cuento de la Críada” ya no es un cuento sino una realidad cada vez más palpable, y en esta segunda temporada veremos qué parte de culpa tienen todos y quiénes son los “buenos” y quiénes los “malos”. 

Por @ElPatoAlvarez_

ATENCIÓN: ESTA REVIEW PUEDE CONTENER SPOILERS DEL EPISODIO MENCIONADO. ENTRAR BAJO ABSOLUTA RESPONSABILIDAD

Sin lugar a dudas “The Handmaid’s Tale” es una serie necesaria y perturbadora para estos tiempos. Si bien el arte es una forma de expresión que muy pocas veces tomamos más que un mero entretenimiento, las series (ahora de forma masiva) impregnan sus realidades alternas en las casa de cada vez más personas, en contraposición de las salas de cine, así que sí, esta serie es necesaria para ver en qué mundo vivimos y en el que se puede convertir si no hacemos nada. Porque como en el episodio anterior (y en toda la primera temporada) asistimos no solo a una Teocracia extremista en el poder, sino que también en la inacción de los que pudieron hacer algo y no se dieron cuenta o pasaron por alto ciertas cosas como comunes, creyendo que “todo iba a ser circunstancial y pasajero”.

El episodio “Unwomen” (sin traducción literal al español pero algo así como ‘Las No-Mujeres’) sigue los pasos de OfFred, ahora liberada y con su verdadero nombre, June (Elisabeth Moss); yendo hacia su ansiada libertad…que no lo es tanto: escondida en un camión cual ganado, haciendo su reflexión irónica del momento como siempre, llega a un lugar abandonado en el que tiene que permanecer escondida “hasta nuevo aviso”. Casi igual que en Gilead. Junto a sus temores por otro lugar desconocido, vemos que este refugio o “Safe Place” es nada más ni nada menos que la antigua editorial del diario Boston Globe que, irónicamente, es en la realidad una de las publicaciones más progresistas de los Estados Unidos, proclamando estar a favor de la homosexualidad y en contra de la pena de muerte, por citar algunas ejemplos. Es claro que en esta distopía, este diario no solo esté cerrado, sino que los resabios que quedan son de un enfrentamiento, casi el último bastión de resistencia donde la libertad de expresión fue cercenada, y donde el lugar donde otrora fue progresista y liberal, hoy OfFred ve un lugar de ejecución, de masacre. Y ahí mismo, en el muro donde quedan restos de sangre de mártires confundidos con los agujeros de balas, allí en lo que parece un muro de lamentos a caídos en batalla, June reza por un futuro mejor y brinda su homenaje a aquellos que ya no están.

Pero la casi totalidad del episodio es de OfGlen, quién está “sobreviviendo” en Las Colonias, esos campos tóxicos, trabajando junto a otras Críadas que osaron ir en contra de las reglas, casi como un campo de concentración Nazi, donde la vida de un caballo vale más que el de estas No-Mujeres (ya que los caballos llevan máscaras anti-gas). Aunque en el pasado, ella tuvo otro nombre: Emily (Alexis Bledel), y fue una docente y doctora en biología, con una familia organizada y un buen trabajo. Luego del golpe de estado las cosas se pusieron difíciles y un compañero, también homosexual, le sugirió una solución que no era otra cosa más que ocultarse. Lamentablemente no le fue bien ni a su compañero ni a ella: cuando el caos se desata y la gente se da cuenta que ya no puede vivir en ese país, deciden en masa copar los vuelos hacia el exterior. En una escena tan real como perturbadora (por lo realista, valga la redundancia), Emily ve como los derechos, sus derechos y su matrimonio se ven despedazados porque ya no hay más leyes que LA LEY. Esa que proclama que no haya gays, lesbianas, nada que vaya en contra de las escrituras. Tan desgarrador el momento como es separada de su esposa y su pequeño hijo, Emily vuelve a su cruda realidad con sus compañeras en el campo, tratando de evitar o amainar sus sufrimientos.

En este punto llega alguien al campo, en mitad de la noche, casi como queriendo ocultarla: una nueva “reclusa” que tuvo la osadía de enamorarse de alguien que no fue su marido. Sí, una Señora (Marisa Tomei). Esto no pasa inadvertido para Emily ni para las demás, aunque la primera la trata como una más, con compasión, porque ¿Qué son sino todas carne de cañón en ese lugar? Un lugar que, infértil, parece que es la paradoja de lo mismo que vivían en sus vidas de Criadas: tratar de dar vida a algo que no la tiene, inútil y futilmente.

Pero claro, Emily ni nadie puede olvidar el calvario al que fueron sometidas, y arremete su venganza contra esta Señora que no deja de creer en un Dios que, más que Salvador, es Castigador.

Seguramente el acto de la joven de ojos azules traiga más consecuencias nefastas a la vida en las Colonias, pero ¿Qué más pueden soportar esta No-Mujeres que morir lentamente por dentro? Quizás, este otro foco de rebelión sea el inicio hacia la liberación final, junto al que inició June.

 

Elisabeth Moss Elisabeth Moss June Osborne
Alexis Bledel Alexis Bledel Emily
Madeline Brewer Madeline Brewer Janine
Max Minghella Max Minghella Nick Blaine
Marisa Tomei Marisa Tomei Mrs. O’Conner
John Carroll Lynch John Carroll Lynch Dan
Clea DuVall Clea DuVall Sylvia
Phillip Craig Phillip Craig Maintenance Van Driver
Nicky Guadagni Nicky Guadagni Aunt Sarah
Novie Edwards Novie Edwards Kit
Soo Garay Soo Garay Fiona
Keeya King Keeya King Jenna
Ian Geldart Ian Geldart Mike
Helen King Helen King Aunt Pauline

Dirigido por:

Mike Barker

Guionistas:

Bruce Miller (created by)
Bruce Miller (teleplay by)

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1219 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.