[RECAP] The Handmaid’s Tale: Baggage (T2xEp03)

Pasarse a la clandestinidad, volverse invisible. Quieta, en el abandono, June espera el siguiente paso. Hay que esperar que será de ella y su intento de fuga del teocrático mundo de Gilead.

Por @mauvais1

ATENCIÓN: ESTA REVIEW PUEDE CONTENER SPOILERS DEL EPISODIO MENCIONADO. ENTRAR BAJO ABSOLUTA RESPONSABILIDAD

Llegamos al tercer episodio de The Handmaid’s Tale sin esperanzas, observamos abatidos que el sistema creado en esta nueva sociedad es prácticamente invulnerable, que para todo tiene una parábola y un castigo. Para todos decimos, y es en realidad para todas ellas que no terminan de comprender que ese mundo ya no les pertenece. Ahora gobiernan ellos, a puro látigo puritano. No será una enorme y púrpura letra bordada en el pecho, la adultera es castigada en un campo de concentración y trabajos forzados, la rebelde lo mismo, al igual que la enloquecida. [RECAP] The Handmaid’s Tale: Unwomen (T2xEp02)

June mientras tanto, continúa su periplo hacia la libertad, incierto camino que se forja mientras avanza, nunca sabiendo que vendrá después. “Baggage” es el titulo de este episodio. Bagaje, es lo que cargamos de forma metafórica cuando nos referimos a lo vivido, equipaje es lo que llevamos cuando emprendemos un viaje. June oculta en lo que fue una vez The Boston Globe, ahora un edificio abandonado, rememora su pasado. Esta vez desde el lugar de hija. Seremos partícipes de su educación, conoceremos a su madre Holly y el entorno. Esa loca que anticipaba lo que vendría, y como una Casandra troyana, fue ignorada, tildada de radical. En su lucha con el patriarcado, sin muchas más armas que sus principios, intenta que su hija comprenda lo que está sucediendo, lo que vendrá si sigue adormecida por el encanto de triunfar en esa sociedad que vive.

THT_203_GK_0025RT_f.0

La adormecida June que cree estar en buen camino haciendo lo que cualquier mujer haría en la sociedad actual; triunfar en su empleo, casarse con el hombre que ama, forjar un futuro para sus hijos. Cuestionada por su madre, en ese entonces, puede sonar a radicalizada arenga, visto desde la perspectiva actual de ella, es en realidad un llamado de atención que no supo entender. Lo que vivimos hoy, dice, es solo un espejismo, un amanerado presente que nos enajena de las luchas que sí tienen sentido. La libertad de ellas, de nosotras, va por otro camino June…

Ella, hoy, ahora, en la abandonada redacción de un periódico que supo denunciar el caso de abuso infantil más controvertido de la iglesia católica en los principios del 2000, busca la manera de comprender que fue lo que pasó. Quieta en ese lugar vacío, revisa su pasado persiguiendo las pistas. Siempre estuvo allí, ese cambio no fue repentino, maduró, le permitió que creciera. Enfrenta junto a la memoria del pasado distante de su infancia, el pasado reciente. Nick Blaine regresa para advertirle que aun no es tiempo de continuar el camino, demasiados peligros, demasiada atención hacia esta criada embarazada. Acorralada en ese sitio que una vez fue un altar de la libre expresión y la denuncia y ahora solo un abandonado matadero, ella, la que fue June, la que fue Offred, la que volvió a ser June Osborne, se convierte en June Maddox, el apellido de su madre; una mujer que necesita seguir adelante, que debe abandonar para hallar.

tht_203_gk_0468rt_f_full_0

El siguiente paso más errático que el anterior solo parece conducirla hacia un crepúsculo que se cierne sobre todos. En el camión llega hasta otro abandonado lugar, en un galpón lleno de letreros, esperará. Y es cuando comprende, cuando las palabras de su madre terminan de encajar, cuando la memoria de su hija regresa. Dará los últimos pasos hacia esa libertad que esquiva para complacerse en su derrotero espiritual, más que físico. ¿Acaso salve su alma antes que su cuerpo? Quien lo sabe, el último de sus contactos la lleva a su casa, cuando se desbaratan los planes. Desde allí intentará forjar su propio destino, cualquiera sea lo que venga después, será por su decisión, no por la de otros. Hombres.

Corre por el bosque, los rostros de su madre mutan a los de su hija Hanna, se despide de todos los que quedaron atrás, el salvarse es solitario, ajeno a las voluntades ajenas. Los últimos minutos del episodio son casi un epílogo de lo que hasta hoy vimos, casi, porque no todos reaccionan a tiempo, no lo hicieron, y ahora hay que pagar las consecuencias. Kari Skogland ha dirigido con maestría este episodio escrito por Dorothy Fortenberry. Tanta que se antoja una desoladora propuesta de lo que podría ocurrir si no oímos a tiempo, si no somos capaces de leer entre líneas. No diremos más que esto. Dos tópicos; el bagaje y la palabra escrita y dicha, son el eje de este episodio que seguro verán más de una vez para abarcar todos las lecturas.


Elisabeth Moss Elisabeth Moss June Osborne
Alexis Bledel Alexis Bledel Emily
Madeline Brewer Madeline Brewer Janine
Max Minghella Max Minghella Nick Blaine
Marisa Tomei Marisa Tomei Mrs. O’Conner
John Carroll Lynch John Carroll Lynch Dan
Clea DuVall Clea DuVall Sylvia
Phillip Craig Phillip Craig Maintenance Van Driver
Nicky Guadagni Nicky Guadagni Aunt Sarah
Novie Edwards Novie Edwards Kit
Soo Garay Soo Garay Fiona
Keeya King Keeya King Jenna
Ian Geldart Ian Geldart Mike
Helen King Helen King Aunt Pauline

Dirigido por:

Kari Skogland

Guionistas:

Bruce Miller (created by)
Dorothy Fortenberry (teleplay by)

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2039 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.