“Vértigo”: 60 años de este clásico “hitchckoniano”

Un día como hoy pero de 1958 llegaba a los cinesVértigo, dirigida por el maestro del suspenso Alfred Hitchcock  y desde Cuatro Bastardos no queríamos dejar de homenajearla.

Por @GiuCappiello

Protagonizada por James Stewart y Kim Novak, también conocida bajo el título: “De entre los muertos”, esta película es un ejemplo más de todas aquellas que adoptan su carácter de “clásicos” a posteriori y se re-significan constantemente, ya que se siguen haciendo análisis de los planos y la psicología presente en el film hasta hoy en día, más de medio siglo después.

“Scottie Fergusson (James Stewart) es un detective de la policía de San Francisco que padece de vértigo. Cuando un compañero cae al vacío desde una cornisa mientras persiguen a un delincuente, Scottie decide retirarse. Gavin Elster (Tom Helmore), un viejo amigo del colegio, lo contrata para que vigile a su esposa Madeleine (Kim Novak), una bella mujer que está obsesionada con su pasado.”

Si hablamos de “clásico hitchcockiano” no es solamente por el valor y aprecio que tanto el público como el mundo cinematográfico le tienen al film, sino también porque se trata de una obra donde podemos ver la esencia nítida del famoso director. En “Vértigo” no sólo los personajes dialogan, sino que los planos, los colores y la música tienen un papel tan importante para la trama como James Stewart mismo.

flickr-2195147593-hd.jpg

Música
El encargado de la banda sonora de este film de 1958 no es nada más ni nada menos que Bernard Herrmann, el compositor que dos años más tarde será responsable de los inolvidables violines presentes en la escena de la ducha de “Psycho (1960)” sin los cuales ese fragmento de film seguramente no tendría la magnitud cinematográfica que hoy podemos apreciar. Pero Herrmann no sólo dejó su huella de la mano de Alfred Hitchcok, sino que estuvo involucrado en la composición de las piezas musicales presentes en “Citizen Kane (1941)” del gran Orson Wells. Y para coronar la lista, en su regreso a Estados Unidos luego de ocho años de exilio voluntario en Europa, regresa a Hollywood para encargarse de una de los soundtracks de jazz más sensuales dentro del cine: hablamos de “Taxi Driver (1976)”. Luego de este pequeño repaso por algunos de los trabajos de Bernand Herrmann resulta indudable el peso de su música y la importancia de ésta dentro de “Vértigo”.

Color
3527.jpg

Este film que cumple 60 años, debe ser uno de los títulos donde Alfred Hitchcok más explota la paleta de colores desplegada en la pantalla, no sólo por el impacto visual – que podemos apreciar ya desde los títulos iniciales– sino también por la psicología presente. El director se sirvió de varios tonos que repite en el film de forma adrede, buscando crear conexiones entre las escenas o las mismas sensaciones a evocar, un ejemplo de ésto es el color verde. En la entrevista dada al crítico francés Francois Truffaut, convertida en el libro “El cine según Hitchcok (1979)”, el director explica sus intenciones detrás del mensaje implícito en dicho color y la manera en que las escenas en cuestión fueron filmadas:

“Usted recuerda que, en la primera parte, cuando James Stewart seguía a Madeleine en el cementerio, los planos de ella la hacían bastante misteriosa, pues los rodamos a través de filtros de niebla; conseguíamos así un efecto coloreado de verde por encima del brillo del sol. Más tarde, cuando Stewart encuentra a Judy, la hice residir en el Empire Hotel de Post Street porque hay en la fachada de este hotel un anuncio de neón verde, que parpadea constantemente. Esto me permitió provocar de manera natural, sin artificio, el mismo efecto de misterio sobre la muchacha cuando sale del cuarto de baño; está iluminada por el neón verde, vuelve verdaderamente de entre los muertos”.

tumblr_n4j71fnqXe1sgj541o2_1280.png

Planos
Esta sección merecería todo un análisis exhaustivo aparte y propio, pero vamos a centrarnos en una de las tomas más características de la película, que permiten reconocer el film hasta por aquellos que no lo han visto y que condensa tanto el título de la obra, como el concepto que la atraviesa de principio a fin: el vértigo.

James Stewart lo padece y esta sensación se ve agravada traumáticamente por haber sido testigo de la caída al vacío de un compañero de trabajo frente a sus ojos. Ahora se encuentra obligado a subir unas extensas escaleras dentro de un gran campanario y es la tentación de mirar hacia abajo –promovida por el miedo mismo– la que nos brinda un excelente plano del piso alejándose frente a sus ojos, aumentando la distancia, la altura y el temor. Ya le dedicamos un espacio al ingenio técnico del director, en aquellos tiempos donde los efectos especiales eran un recurso muy distinto al actual, pero la escena recién mencionada merece refrescar la genialidad del maestro del suspenso:

vertigo-2.jpg

El efecto fue conseguido gracias a un uso simultáneo de “zoom” y la “Dolly” –que permite filmar movimientos fluidos de desplazamiento conocidos como “travellings”- pero filmar ésto desde lo alto del campanario exigía la construcción de una estructura de andamios, que permitieran elevar la cámara y suspenderla en el vacío, costando cincuenta mil dólares. Y es frente a esta limitación de la época, que aparece la originalidad del director:

(…) Entonces yo dije, no hay personaje en esta escena, es un punto de vista. ¿Por qué no construir una caja de escalera en maqueta, ponerla horizontalmente sobre el suelo y hacer nuestra toma de vista: travelling-zoom? Esto no costó más que diecinueve mil dólares”.

En definitiva, se trata de un film que es un paso obligado dentro de la extensa carrera de Alfred Hitchcock, así como un clásico que tiene que ver cualquier amante del cine de suspenso, por el ingenio de filmación, por los colores desplegados y por la psicología que se extiende de principio a fin. A 60 años de su estreno, recordamos “Vértigo” porque siempre es un placer refrescar estos títulos, que mantienen su excelencia vigente a lo largo del tiempo.

DISFRUTÁ DE ESTE GRAN CLÁSICO EN QUBIT TV 


Vertigomovie_restoration

Título original: “Vertigo”

Año: 1958

Duración: 120 min.

País: Estados Unidos

DirecciónAlfred Hitchcock

MúsicaBernard Herrmann

RepartoJames Stewart, Kim Novak, Henry Jones, Barbara Bel Geddes, Tom Helmore,Raymond Bailey, Ellen Corby, Lee Patrick

Productora: Paramount Pictures

Género: Intriga, drama psicológico, thriller psicológico, película de culto

Sinopsis: Scottie Fergusson (James Stewart) es un detective de la policía de San Francisco que padece de vértigo. Cuando un compañero cae al vacío desde una cornisa mientras persiguen a un delincuente, Scottie decide retirarse. Gavin Elster (Tom Helmore), un viejo amigo del colegio, lo contrata para que vigile a su esposa Madeleine (Kim Novak), una bella mujer que está obsesionada con su pasado. 

 


 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.