Los 90’ en Qubit: Darkman de Sam Raimi

Luego de haber dirigido las primeras dos partes de su saga insignia “The Evil Dead”, Sam Raimi decidió incursionar en el mundo de los superhéroes. Así surgió Darkman (1990), un film que podes disfrutar por la plataforma de Qubit TV.

Por @martog23

Luego de haberle regalado al mundo esa mezcla lisérgica entre comedia y terror llamada The Evil Dead o “Posesión Infernal” en Latinoamérica, Raimi decidió que era hora de adaptar algún material de superhéroes. Tras la imposibilidad de conseguir los derechos de Batman o The Shadow, el realizador que en 2002 nos brindaría la primera adaptación de Spider-Man decidió no depender de nadie y crear su propio personaje heroico.  En realidad, Darkman terminó siendo más un antihéroe que una figura épica de valores nobles. Una especie de científico loco en busca de venganza con el cual uno termina empatizando por las brutalidades que tiene que atravesar.

20140220011634600_original

En este largometraje se comienzan a bosquejar algunas pequeñas cuestiones que luego se verían más adelante en la película del hombre arácnido, y que tiene que ver con la creación, el ascenso y la búsqueda de motivaciones del protagonista. Es difícil pensar en un MCU de Marvel sin la influencia que ejerció Raimi en el género. Digamos que difícilmente se hubiese creado todo un universo de personajes con poderes sin aquella primera aproximación del director con el mundo comiquero. La actualización que consigue Raimi del conocido “camino del héroe”  es lo que llevó luego a Marvel a copiar dicha fórmula y repetirla 18 veces para crear su universo cinematográfico. Algunas de aquellas cosas se pueden ver en este pequeño delirio noventoso que nos ofrece el director de” Drag Me To Hell”.

darkman-movie-review-1990-superhero-film-sam-raimi-liam-neeson

Cabe destacar que en esta producción el director contó con una mayor “libertad” a pesar de tener a Universal detrás de él, ya que no se basa en ningún personaje de la cultura popular. La película nos cuenta la historia del Dr. Peyton Westlake (Liam Neeson), un científico que se encuentra al borde de completar sus estudios sobre la síntesis de las células de la piel. Su objetivo es la creación de una piel sintética que pueda ser empleada en las victimas de quemaduras severas. Al mismo tiempo su novia, Julie Hastings (Frances McDormand) descubre un documento que incrimina a su jefe, Louis Strack Jr (Colin Friels), un constructor inmobiliario, el cual sobornó a varios miembros de la junta de planeamiento urbano para poder armar un gran proyecto de construcción. En medio de una confusión que involucra este importante documento y un grupo de mafiosos liderados por el despiadado Robert Duran (Larry Drake), Peyton es víctima de un atentado. Aunque todo el mundo lo da por muerto, consigue sobrevivir y rehace su rostro horriblemente desfigurado, gracias a su descubrimiento. La nueva técnica, cuyos efectos sólo duran cien minutos, le permite adquirir las facciones de quien desee y vengarse así de los que destrozaron su vida.

El film resulta ser una obra muy personal, que se pueden apreciar mediante un montaje por momentos disruptivo y frenético, y ese aire clase B que tuvieron sus trabajos previos y que transpoló a esta obra en cuestión. Algo bastante destacable si consideramos que el autor tuvo que lidiar con una estructura de estudios con la que no estaba tan acostumbrado por ese entonces.

darkman-liam.jpg

Dejando de lado ciertos efectos que no envejecieron del todo bien (algunos chromas bastante vetustos y ciertos efectos visuales un poco toscos), la película demuestra ser bastante ingeniosa en términos de secuencias de acción y/o espectacularidad.

Por el lado de las actuaciones, resulta realmente interesante ver los primeros pasos de actores de la talla de Neeson y McDormand, hoy por hoy dos intérpretes destacados que no volvieron a coquetear con las cintas de superhéroes. Neeson tomó un rol que lo sacó por completo de su zona de confort haciendo que la mayor parte del tiempo tenga la cara tapada y teniendo que demostrar una gran habilidad para transmitir emociones y/o reacciones con la mayor parte de su rostro cubierto. A nivel narrativo, la película puede no ser nada del otro mundo pero resulta realmente atractivo ese espíritu gótico que le quiso imprimir Raimi al homenajear a las películas de terror clásicas como “El Fantasma de la Opera” y “Frankenstein” y yuxtaponerlo con aquellos personajes en plan de vigilantes urbanos como Batman o Daredevil.

Darkman4

Darkman es una interesante propuesta para descubrir o redescubrir con nuevos ojos, en esta etapa convulsionada y ultra congestionada de películas de superhéroes. Un largometraje que vuelve a los orígenes o las bases de lo que pudo hacer posible este panorama actual.

10 Curiosidades de Darkman

  1. Sam Raimi quería que Bruce Campbell (The Evil Dead) protagonizase la película, pero los productores no estaban seguros de si el actor podría ser suficiente para un papel de esas características.
  2. Bill Paxton estuvo a punto de protagonizar la película. Paxton, que era amigo cercano de Liam Neeson, le comentó lo de la audición. Cuando Neeson consiguió el papel, Paxton se cabreó tanto que no habló a Neeson durante meses.
  3. El proceso de escritura fue agotador y hubo grandes batallas con el estudio en post-producción. Además Sam Raimi y Frances McDormand tuvieron varios enfrentamientos por diferencias creativos. El realizador dijo que ella era imposible de dirigir.
  4. Joel y Ethan Coen, amigos cercanos de Sam Raimi, hicieron varias revisiones del guión cuando se terminó escribir. Aunque no aparecen acreditados.
  5. El primer montajista dejó la película por culpa de una crisis nerviosa. Los ejecutivos de Universal estaban desesperados por ciertas partes salvajes que insistían en que tenían que ser sacadas de la película. Raimi no estaba a gusto con el modelo de los estudios, le parecía que no se respetaba su trabajo.
  6. Tras el estreno de la película, se empezó a desarrollar una serie basada en el personaje de Darkman, pero ésta no llegó nunca a ver la luz.
  7. La historia de la película nació en un relato corto del propio Raimi, en el que rendía homenaje a las películas de terror de la Universal de 1930.
  8. Bruce Campbell, el actor fetiche de Raimi, si bien no pudo protagonizar el film tuvo su cameo al final de la cinta cuando el Dr. Peyton Westlake se pone una de sus famosas mascaras para confundirse con la multitud y escaparse de su amada Julie.
  9. El fetichismo por los dedos de Durant viene de la idea de Sam Raimi de que el personaje tuviera una marca personal que hiciera alusión a una formación militar. Esto también explica su buen desempeño con el lanzagranadas cuando dispara desde el helicóptero.
  10. Liam Neeeson trabajó 18 horas al día con diez piezas de maquillaje, pero el actor estaba encantado con la idea de actuar debajo de una máscara y de todas las posibilidades que eso le daba. A Neeson también le encantaba el traje de Darkman, especialmente la capa. Lo más difícil de todo era hablar con dientes falsos, porque no quería que se movieran.

  • Título original: Darkman
  • Año: 1990
  • Duración: 96 min.
  • País: Estados Unidos
  • Dirección: Sam Raimi
  • Guion: Daniel Goldin, Chuck Pfarrer, Sam Raimi, Ivan Raimi, Joshua Goldin
  • Música: Danny Elfman
  • Fotografía: Bill Pope
  • Elenco: Liam Neeson, Frances McDormand, Colin Friels, Larry Drake, Nelson Mashita, Jesse Lawrence Ferguson, Ted Raim
    i, Jenny Agutter, Dan Hicks, Nicholas Worth, Julius Harris, Toru Tanaka, Dan Bell, Bruce Campbell, Frank Noon, William Dear
  • Productora: Universal Pictures / Renaissance Pictures
  • Género: Fantástico. Ciencia ficción. Acción | Superhéroes

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.