[RECAP] The Handmaid’s Tale: Other Women (T2xEp04)

Quizás el episodio más pertubardor de esta temporada, hasta hoy, se ha dado esta semana en la serie que retrata de forma cruda y compleja, un futuro distópico que no es tan lejano. Y, en algunas sociedades, moneda corriente.

Por @diegui83

ATENCIÓN: ESTA REVIEW PUEDE CONTENER SPOILERS DEL EPISODIO MENCIONADO. ENTRAR BAJO ABSOLUTA RESPONSABILIDAD

“Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa (o la pérdida de la identidad individual en pos de la grupal)”

A finales de los años 50, el psicólogo Robert Jay Lifton realizó un estudio con prisioneros de guerra y encontró una serie de pautas que le permitieron determinar los pasos que seguían las sociedades totalitarias para conseguir la reforma del pensamiento, es lo que conocemos como “Lavado de cerebro” o Persuasión Coercitiva, que sería su término académico. Pero, ¿por qué menciono este término al comienzo de mi reseña? Para ponerlos en contexto y, si ya son seguidores de la serie, entenderán que las técnicas a las que recurren los miembros activos de Gilead, son éstas mismas. Aunque, particularmente en este episodio y luego de mucho tiempo, June (o la mente de ella) será quien finalmente sucumba a estos efectos.

Para esto, y antes de comenzar, les dejaré el Modelo de los Ocho Puntos de Robert Jay Lifton Sobre Reforma del Pensamiento “Lavado de cerebro“ en el que algunos puntos serán tocados en el episodio:

1. CONTROL DEL AMBIENTELa limitación de muchas o de todas las formas de comunicación con aquellos que no pertenecen al grupo. Los libros, las revistas, las cartas y las visitas con amigos y familiares son tabú. “¡Salid y permanecer separados!

2. MANIPULACIÓN MÍSTICAA un potencial converso para el grupo se le convence de que el propósito más alto y llamado especial del grupo fue a través de una experiencia o encuentro profundo, por ejemplo, a través de un supuesto milagro o una palabra profética de aquellos dentro del grupo.

3. ASPIRACIONES Y DEMANDA DE PUREZAUn objetivo explícito del grupo es provocar algún tipo de cambio, ya sea a un nivel global, social o personal. “La perfección es posible si uno se queda con el grupo y se compromete“.

4. EL CULTO DE LA CONFESIÓNEs la práctica enfermiza de descubrirse uno mismo a los miembros del grupo. A menudo bajo el contexto de una reunión pública con el grupo, admitiendo pecados pasados e imperfecciones, incluso las dudas sobre el grupo y los pensamientos críticos en cuanto a la integridad de los líderes.

5. LA SABIDURÍA Y LA CIENCIA SAGRADALa perspectiva del grupo es la verdad absoluta y completamente apropiada para explicar TODO. Las doctrinas no están sujetas a enmiendas o preguntas. La conformidad ABSOLUTA de la doctrina es requerida.

6. LENGUAJE CARGADOUn nuevo vocabulario surge dentro del contexto del grupo. Sus miembros “piensan” dentro de los muy abstractos y estrechos parámetros de las doctrinas del grupo. La terminología es suficiente para detener la capacidad de pensar críticamente, reforzando una mentalidad en “Blanco y negro“. Los términos cargados y clichés perjudican el pensamiento.

7. ADOCTRINAMIENTOLas experiencias anteriores del grupo son estrecha y decisivamente interpretadas a través de sus doctrinas absolutas, incluso aún cuando la experiencia contradiga la doctrina.

8. DISPENSACIÓN DE LA EXISTENCIALa salvación sólo es posible en el grupo. Aquellos que dejan el grupo están condenados.

Al comienzo del episodio vemos la interacción entre June y Tía Lydia en una secuencia que predice el final del mismo: la invitación a elegir entre “Offred” o June. La pérdida de la identidad propia por la colectiva, para obtener la salvación.

Si bien June vuelve a la casa de los Waterford, lo hace sin cambiar su actitud desafiante, sus malos modales y su espíritu combativo. En todo el proceso y tiempos del capítulo, June es seguida por Tía Lydia como una sombra. Por momentos en actitud maternal, o como la Espada de Damocles que pende sobre su cabeza.

Las imágenes en el baby shower del bebé en camino de June y Serena son de una carga perturbadora tremendas: entre tragos, festejo y regalos, se observa la tensión entre las dos mujeres; una por ser cada vez mas prisionera, y la otra, la Señora de la casa, tampoco está al margen de este encierro que los planos de cámara y el personaje de la tía Lydia remarcan una y otra vez al acentuar que Serena no debe fumar porque le hace mal al embarazo. Toda una puesta en escena que debe mantenerse hasta el más mínimo detalle. Mientras afuera, en la reunión de los hombres, Fred pierde autoridad frente a los demás al no tener su casa en orden. Quizás las vueltas de la historia hagan que este punto débil de la casa Waterford determine el futuro de June.

Pero volviendo a June, en todo el episodio se remarca su culpa. Mediante flashbacks vemos como la antigua esposa de Luke le reprocha haberse metido en su relación diciendo “No puedes arruinar la vida de los demás como si no importaran, ¿alguna vez pensaste en mí?”. Esas palabras marcarán a fuego el transcurrir de la culpa de June, viendo como sus acciones tuvieron y tiene repercusiones en la vida de los demás: Rita le dice que no se imagina cómo era la vida en la casa cuando ella se fue, Mayday ya no ayuda a las Criadas, a Ofglen le cortaron la lengua, Alma tiene una quemadura en el brazo y Rita recibe un bofetón de Serena porque no se lo puede dar a ella.

Es más que evidente, a esta altura, que la culpa en June va haciendo desaparecer su rebeldía, pero es en la escena más cruda del episodio donde finalmente se da la estocada final: en un paseo con Tía Lydia, ésta le muestra un cuerpo colgado, uno que no es ni más ni menos el de Omar, el hombre que la había ayudado a escapar. Ahora Omar está muerto, su esposa llevada como Criada y su hijo separado y llevado a otra familia para siempre. June finalmente acepta sus pecados y Lydia ofrece la salvación mediante la nueva identidad impuesta por el sistema: Offred.

Así, en el final, vemos como ese alivio que teníamos al descubrir que tras las apariencias, la mente de June seguía intacta con sus comentarios mordaces, la identidad se somete al cambio y ya no queda más individualidad, solo queda el sistema impuesto. Solo queda la Criada. “Nos ha tocado buen tiempo”.


Elenco:
Elisabeth Moss Elisabeth Moss June Osborne
Joseph Fiennes Joseph Fiennes Fred Waterford
Yvonne Strahovski Yvonne Strahovski Serena Joy Waterford
Amanda Brugel Amanda Brugel Rita
Ann Dowd Ann Dowd Aunt Lydia
O-T Fagbenle O-T Fagbenle Luke Bankole
Max Minghella Max Minghella Nick Blaine
Ever Carradine Ever Carradine Naomi Putnam
Stephen Kunken Stephen Kunken Warren Putnam
Robert Curtis Brown Robert Curtis Brown Andrew Pryce
Greg Bryk Greg Bryk Commander Cushing
Kelly Jenrette Kelly Jenrette Annie
Tattiawna Jones Tattiawna Jones Ofglen #2
Nina Kiri Nina Kiri Alma
Bahia Watson Bahia Watson

Director:

Kari Skogland

Guipó:

Bruce Miller

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1177 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

Be the first to comment

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.