The Handmaid’s Tale: Seeds (T2xEp05)

“Cuanto menos tenía, más absoluta era la necesidad de ser.”

Los desposeídos – Ursula K Le Guin

Por @mauvais1

ATENCIÓN: ESTA REVIEW PUEDE CONTENER SPOILERS DEL EPISODIO MENCIONADO. ENTRAR BAJO ABSOLUTA RESPONSABILIDAD

[RECAP] The Handmaid’s Tale: Other Women (T2xEp04)

La historia de Offred parece haberse estancado en un absoluto mutismo, la voz en off que nos liberaba de la tensión, de la obediencia de embrutecidas victimas nos ha dejado. Y lejos de provocar un vacío, lo han colmado de las otras voces. Más que significativa es la primera escena, cuando ella, la silenciosa criada Offred, rescata las cartas del escondite. Las palabras y pedidos de auxilio de las desamparadas, de las secuestradas y perdidas en un mar de roja y gris servidumbre, solo para quemarlas. Ahora la mudez de ellas, deja escuchar la voz de las otras.

Serena lejos del alivio que significa la derrota y aparente desaparición de June, por decirlo de alguna manera, siente que ha perdido algo en el proceso, está nerviosa y desconfiada, sabemos que no es solo el hecho de haber dejado de fumar. La tía Lydia lo sabe, es buena advirtiendo esas minucias que descollan en ese cálido ambiente que es la casa del comandante Fred Waterford. Un tipo que tampoco pasa por su mejor momento, el escape de la criada, el trastorno de su hogar, repercute en la confianza de sus colegas y superiores. Se lo hacen notar, aún más, se lo advierten. Son el ejemplo de ese totalitarismo donde el hombre y solo él gobierna con mano firme.

1_XVbLRSpDhHqolWLQ-8gQYQ

La boda, el matrimonio, el ritual y su significado de acuerdo a quien lo propicie. Porque de acuerdo a Gilead es el que establece la correcta asociación entre el hombre y la mujer. Es el estamento que soporta la sociedad construida a fuerza de principios básicos, y así lograr una sana y prospera nación. Perversos. La clara alusión a la unión es el hilo conductor para mostrar las diferentes versiones de lo que son en esencia los protagonistas de esta serie. Cuando el comandante quiere deshacerse de  Nick Blaine y es escuetamente puesto en su lugar por Andrew Pryce, utiliza el matrimonio de este, como una manera de mantener su superioridad. Esa “Prayvaganza”, ritual que reúne mucho del pensamiento de los habitantes de Gilead y que nos muestra de manera cabal como el ritual también es una manera de unificar, de aglutinar y crear un sustento místico a la parafernalia política que proyectan. La unificación a través de estas consideraciones, no nos son ajenas, la guerra de religión francesa, la adopción del catolicismo por parte del imperio romano, la mística germana de los nazis.

“Una promesa es una dirección elegida, una auto-limitación de la opción”

Los desposeídos – Ursula K Le Guin

En contra posición nos trasladan raudos a ese campo de concentración y trabajos forzados, en el que las rebeldes e inútiles para sus programas son destinadas. Allí van a morir, mientras trabajan. Un foso en el que arrojan lo que ellos creen son los desperdicios de su sociedad. Donde Emily cura y mata, sobrevive sin saber como, y donde también llega Janine, la tuerta y medio loca, que en esos desolados campos manifiesta una comprensión profunda del destino, machacado con la más contradictoria de las enseñanzas. Cita a tía Lydia y a Dios, al fatum y la posibilidad de que en cualquier lugar puede encontrarse belleza si se está dispuesto a buscarla. El que sea ella quien arregle la boda de las dos mujeres en la barraca, en una de las más hermosas escenas que ha dado esta temporada, no es casual. Ella trae humanidad a un sitio que muestra todo el tiempo que se ha olvidado, restringido, tras los velos grises y las mascaras de gas. Las embrutecidas mujeres son puestas otra vez de pie. Y esa escena posterior donde Emily compara el lugar con un matadero, para que ella replique simplemente que no son vacas. Directo al corazón, a la manifestación del alma que es capaz de medrar en el peor de los suelos, así sea este contaminado con radiación.

image

“No deseamos cambios. Todo cambio constituye una amenaza para la Estabilidad”.

Un mundo feliz de Aldous Huxley

Es claro que todas ellas, las protagonistas indiscutibles de esta serie, han sido desposeídas, todas sin distinción de lugar y poder. Serena Joy, vaya ironía, la callada señora que por momentos manifiesta una rebeldía sosa, pero elocuente ante su sitio de “calla y se bella”, la tía Lydia y ese poder que ejerce casi masculino sobre todos, el ojo del gran hermano silente, pero solo eso, un apéndice, la esposa de un desafortunado Nick, una adolescente convencida por la propaganda, nacida y criada en el sistema imperante, hija de su tiempo. Eden Spencer llega a la casa como otra manera de sustento a la atribulada sensación de descontrol que puebla a los Waterford. La escena de esa boda, la construcción que hacen de ella es técnicamente magnifica y aterradora; niñas puestas al servicio de hombres, premios que hasta ese instante no conocían el rostro de sus esposos.

15-handmaid-tale.w710.h473

Hacia el final, la señora de la casa en un preparativo que recuerda a la primera noche de tiempos idos, en la habitación de Nick le recomienda que ame, que sienta, “¡Oh!, si él me besara con besos de su boca! Porque mejores son tus amores que el vino“. El recitado de las escrituras, Cantares 1:2, no es casual, hablan de sensualidad, de amor y manifestación del alma, a lo que la jovencita responderá con un dubitativo pero consciente “¿Acaso eso no es pecado?”. Pecado gozar, apasionarse y sentir. No hay flores en la cama ni lagrimas, no hay sentimiento de hermandad, solo deber. ¿Y Offred? Calla, aplaude y obedece. Cuando las perdidas se convierten en un drama de vida o muerte, al que ella ignora, quizás queriendo perder el embarazo, quizás castigándose, quizás como revancha. Solo cuando todo parece perdido y es encontrada medio muerta, bajo la lluvia, en el jardín, por Nick y salvada, advertirá que tiene algo por lo que luchar. Y de repente, así, June le habla a la panza y le jura, promete que lo salvará, que se irán donde el pueda, el bebe, encontrar la vida que merece. ¿Ella volvió? Tal vez…

the-handmaids-tale-seeds-2-700x499

Algunas conclusiones, que este narrador no deja de rumear; la historia de June/Offred es un vaivén del que los guionistas no parecer saber salir, y que por momentos se antoja estirada y anquilosada en esos dimes y diretes. Por lo qué, uno se pregunta si no era la oportunidad de narrar a las otras mujeres, las azules señoras y su silencio y asentimiento forzado apenas creíble y las grises moribundas del campo de concentración. Bien fue un disparador esta Offred, pero acaso no pudo ser eso y liberar la serie para que otras tengan historias, que se ven no solo más entretenidas sino que de desarrollo dramático superior al casi melodrama de telenovela que se ve en el hogar de los Waterford. Solo una observación al paso.


Director/a

Mike Barker

Guionistas:

Bruce Miller (created by)
Kira Snyder (teleplay by)

Elisabeth Moss Elisabeth Moss June Osborne
Joseph Fiennes Joseph Fiennes Fred Waterford
Yvonne Strahovski Yvonne Strahovski Serena Joy Waterford
Alexis Bledel Alexis Bledel Emily
Madeline Brewer Madeline Brewer Janine
Amanda Brugel Amanda Brugel Rita
Ann Dowd Ann Dowd Aunt Lydia
Max Minghella Max Minghella Nick Blaine
Ever Carradine Ever Carradine Naomi Putnam
Robert Curtis Brown Robert Curtis Brown Andrew Pryce
Sydney Sweeney Sydney Sweeney Eden Spencer
Deb Filler Deb Filler Sally
Tanya Faraday Tanya Faraday Dee
Shahi Teruko Shahi Teruko Gwendolyn
Soo Garay Soo Garay Fiona
Novie Edwards Novie Edwards Kit
Nicky Guadagni Nicky Guadagni Aunt Sarah
Perrie Voss Perrie Voss Ofzachary
Marissa Kate Wilson Marissa Kate Wilson Ofzachary’s Partner
Paula Boudreau Paula Boudreau Grace
Angela Vint Angela Vint Leah

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 1999 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.