Grandes directoras en Qubit: “Cuando el día comienza”

Qubit nos ofrece una lista de títulos realizados por reconocidas directoras dentro de la industria cinematográfica, en este caso hablaremos del corto “Cuando el día comienza”.

Por @GiuCappiello

Amanda Forbis y Wendy Tilby nos demuestran en 10 minutos de animación, que la duración no es un inconveniente a la hora de desplegar un mensaje fuerte y concreto en la pantalla. Ganador de la Palma de Oro a “mejor cortometraje” en Cannes 1999, esta reflexión sobre la vida cotidiana y sus avatares primero fue filmada con actores disfrazados, y luego dibujada con lápices de colores, para lograr un aspecto parpadeante de noticiario antiguo.

Al estilo de “Rebelión en la granja” (George Orwell, 1945) este cortometraje canadiense plantea la vida animal como representación alegórica de la vida humana; entendiendo a la “alegoría” como la forma en la que se representa una situación o idea, pero mediante otras formas y/o sentidos; razón por la cual “alegoría” y “metáfora” resultan dos términos íntimamente relacionados. Entonces tenemos a nuestro protagonista Gallo, que desayuna de forma seria y tranquila, a la vez que enumera en una lista los víveres lo que debe comprar. Por otro lado, nuestra protagonista Cerda, que prepara su primera comida del día mientras canta, pero una leche en mal estado la obligará a salir a la calle a conseguir una nueva. Planificación y eventualidad son las razones que llevarán al cruce de estos dos personajes en la puerta del mercado: la distracción los hace chocar, un limón cae y rueda por el pavimento. Gallo es atropellado mientras cruza la calle…y muere.

mvm.png

La amargura implícita en la fruta que rueda, tal vez se presenta como una anticipación simbólica de la amarga muerte que irrumpirá segundos más tarde. Y es a partir de este momento, que el cortometraje breve y en apariencia infantil, deja planteada una premisa que todos conocemos pero que nos empecinamos en eludir: cuando morimos, el mundo sigue girando.

Tal vez parezca una obviedad, pero en realidad no lo es tanto. El humano se cree indispensable en el mundo; nuestro amor propio –narcisismo para ser más precisos– nos obliga a pensar que nuestro paso por la vida no es insignificante, que somos importantes. Y lo somos tanto, que no aceptamos la idea de que luego de nuestra muerte las cosas “sigan como si nada”. Nada tiene que ver con el dolor lógico que sentirán nuestros seres queridos, el problema es el todo: el mundo no puede seguir “como si nada” sin mí.

Es algo tan inherente a la raza humana como inconsciente, no se trata de un pensamiento que habita en nuestra conciencia a diario, pero “Cuando el día comienza” en sólo 10 minutos evidencia la existencia de aquella máxima que se aloja en lo profundo de todos nosotros. Lo hace a través de la permanencia de la cotidianidad luego de la muerte de Gallo: los trenes siguen funcionando, la gente sigue mirando tv, los días vuelven a comenzar y la muerte de Gallo no significó un cambio insondable en la sociedad. Hasta Cerda que presenció el accidente y corrió angustiada hasta su casa, luego de unos minutos, emprende nuevamente el preparado de su desayuno, pero con una única diferencia: ahora lo hace con leche fresca.

sfh.png

Por último, si faltaba alguna prueba más que afirmara el hecho de que lo pintoresco de los animales sólo representa de forma camuflada el angustiante ciclo de la vida; el cortometraje finaliza con la misma sucesión de tomas que dieron inicio a la cinta: el ruido de un tren, el recorrido de un cable hasta un enchufe, las incesantes gotas de una canilla que pierde, un desayuno que da comienzo al día.

La vida cotidiana, las costumbres, el destino, lo sorpresivo de la muerte y la continuidad de la vida, son algunos de los conceptos que “Cuando el día comienza” despliega de forma breve pero con gran solidez, e invitan al espectador a tomar una posición reflexiva en lo que a la existencia respecta.


when_the_day_breaks_s-997174883-large.jpg

Título original:When the Day Breaks

Año: 1999

Duración: 10 min.

País: Canadá

Dirección: Wendy Tilby, Amanda Forbis

Guion: Wendy Tilby

Productora: National Film Board of Canada (NFB)

Género: Animación. Drama | Cortometraje (animación)

Sinopsis: El corto cuenta la historia de como un cerdo presencia la muerte del Sr. Gallo en la verdulería. Este evento hace reflexionar a nuestra protagonista sobre las interconexiones que existen entre todos los habitantes del mundo.


 

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.