Blame!: Un buen comienzo

La película basada en el célebre manga está para ver en Netflix y acá les contamos de qué trata este mundo de ciencia ficción creado por Tsutomu Nihei.

Por @08Federock

Esta película es una adaptación del manga Blame! que se encuentra dentro del género cyberpunk. Al provenir de una obra preexistente, nos adentramos en un mundo gigantesco e interesante creado para ser explorado. La poco más de hora y media de duración de este film no alcanza para explotar todo el potencial de este universo pero sí nos presenta diversos puntos cautivadores, más aún para los amantes del género.

La historia transcurre en un mundo postapocalíptico, futurista y oscuro donde el ser humano es dominado por una tecnología hostil contra la vida organica. Las formaciones naturales como la tierra, el cielo, las plantas y las rocas son completamente inexistentes en este entorno y lo que apreciamos es un desastre monumental, cavernoso y metálico que se conoce como una megaestructura, la cual está relacionada con la teoría de Freeman Dyson conocida como la Esfera de Dyson.

Blame.jpg

En el manga, que se extiende a través de un período de tiempo enorme, se explica más en profundidad la formación de esta megaestructura la cual está compuesta por una maraña de niveles de armazones metálicos y caminos laberínticos que los conectan. Gracias al director Hiroyuki Seshita (Sidonia no Kishi, Ajin), cualquier fanático del género se verá atraído por la buena animación utilizada para mostrarnos la abrumadora arquitectura fría y metálica. Además de las explosiones y secuencias de acción que existen durante la película.

Dentro de este ambiente que nos presentan, aparece quizá el punto más débil del film, los seres humanos que intentan sobrevivir en una aldea. Comienza con algunos jóvenes vestidos en un traje tecnológico en busca de comida para la escasa población sobreviviente. En esta peligrosa aventura apreciamos el paisaje distópico mencionado, además de conocer a los Exterminadores y Constructores, que rememoran el efecto que nos generaban las máquinas de Skynet en Terminator.

Todo parece interesante. Entran en peligro, intentan escapar de los exterminadores, y aquí conocemos a Killy. El ¿androide? Que luce como un joven hombre con una poderosa arma, que ayuda a los humanos pero no es detectado como uno. Los jóvenes liderados, sin saberlo, y como gratitud lo llevan a su aldea en donde conocemos a más personajes, irrelevantes.

Hunters.jpg

El guionista Sadayuki Murai le costó traspasar el manga de Tsutomu Nihei a la pantalla presentando dicha intrascendencia, que se debe a la falta de desarrollo y distinción que hay sobre los personajes. De los humanos no hay ninguno que destaque, aunque parezca que funcionan bien en conjunto. Además en el manga el principal protagonista es Killy, lo que decepcionará a los fanáticos del personaje ya que la película no se basa en el punto de vista de él, sino más bien en la del grupo de humanos, o no queda muy definido quien es el protagonista.

Habrá gente que critique la actitud silenciosa y sombría del introvertido Killy pero podemos suponer que ha estado deambulando por la megaestructura mucho tiempo. El querer conocer más sobre la historia de él o del entorno que se nos presenta es lo interesante de la película, queriendo ir a leer los mangas para informarte aún más.

A pesar de la huida del principio, la acción se toma un largo descanso para que los personajes conversen bastante explicando el contexto sobre quienes son ellos, los Electropescadores, los Salvaguardias, entre otros elementos de este universo. Además de informarnos sobre qué está pasando, presentarnos a Shibo (O Cibo, la ex científica en jefe de la ciudad) y contarnos el objetivo que tiene Killy. Hay secuencias decepcionantes donde podría haberse presentado algún obstáculo pero no sucede nada hasta los minutos finales.

blame-1.jpg

En la conclusión de la historia, luego de que intentamos conocer a la gente de la aldea (la cual no resulta muy atractiva) sucede un giro narrativo muy interesante, llevándonos a los mejores minutos de la película, los últimos. Aquí se exponen los mejores momentos, como otra persecución, una espléndida batalla que incluyen el arma de Killy y elementos visuales estupendos.

Se podría decir que sí te encantan los conceptos de ciencia ficción como el transhumanismo y la tecnología de replicación teórica, esto te interesará. Blame! Sirve como una sólida película de ciencia ficción para adentrarse a este mundo, pero dejando con algún gusto amargo para los muy fans del manga, y con ansiedad para poder ver precuelas o secuelas más adelante.

PUNTAJE: 7.5/10


Blame-608268604-largeTítulo: Blame!

Dirección: Hiroyuki Seshita

Guion: Tsutomu Nihei, Sadayuki Murai (Manga: Tsutomu Nihei)

En un futuro lejano en el que impera el caos, Killy emprende una misión, rescatar del olvido a una civilización en vías de extinción. La historia de la obra original, publicada entre 1998 y 2003, nos transporta a un futuro distópico en el que el ser humano ha quedado alienado a causa de una realidad dominada por la tecnología.

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.