[REVIEW] Fariña: Estemos listos, que comienza la verbena

La espera ha terminado, la celebrada serie de origen español llegó al gigante streaming, que ha sabido elegir con muy buen ojo las producciones que de aquellas tierras trae a la platea internacional. Hablamos de la producida por Bambú Producciones, quienes han sabido dar un interesante giro a los dramas serializados en la madre tierra.

Por @mauvais1

La saga en realidad comienza con la novela que el escritor y periodista Nacho Carretero publicó en 2015. Mencionarlo no es solo hacer referencia al escrito en que se basa la serie de diez episodios que dirigieron Carlos Sedes y Jorge Torregrossa con guion de Ramón Campos, Nacho Carretero, Cristóbal Garrido, Gema R. Neira y Diego Sotelo, porque la prohibición de su publicación y posterior desaparición de los escaparates de las librerías, llevaría a Antena 3 a apresurar su estreno.

Bambu_Producciones-Actores-Sito_Minanco-Laureano_Oubina-Narcotrafico-Series-Series_293483576_70712466_1024x576

Sí, unos de los involucrados en la historia que narra la conocida Operación Necóra denunció penalmente al autor, lo que llevó al posterior secuestro judicial de los ejemplares. Claro que esta trama hizo que la serie tuviera una repercusión mayor. ¿Vale la pena esa repercusión, más allá de estos condimentos judiciales? Sí, merece el reconocimiento, no solo por la calidad de la producción, el elenco, la banda de sonido y los picantes diálogos, también porque supo narrar la saga de las familias narcotraficantes de manera puntual, sin excederse en tramas paralelas, o personajes añadidos. Vale aclarar que los protagonistas cumplen con creces todo lo que se espera de un entretenido drama; desde el desopilante bufón que interpreta Carlos Blanco con Laureano Oubiña, hasta el aterrador confabulador que realiza de manera magistral Antonio Durán “Morris” como Manuel Charlín, desde el policía al mejor estilo Harry el sucio de Tristán Ulloa, hasta la trama de las víctimas, protagonizada por Iolanda Muíños con su Carmen Avendaño . Todos ellos están porque suman a una historia coral sobre la llegada del narcotráfico a las costas de la comunidad autónoma de Galicia y como devoró la Europa en poco tiempo.

Tenemos equipo

Es Vicente Otero Pérez, conocido como Terito, quien gobierna con mano dura una cooperativa de clanes familiares que se dedica al trafico ilegal de cigarrillos, “en el estanco” que le dicen y es un negocio tanto rentable como pacífico. Tienen en su nómina de pagos desde la policía a políticos de alto perfil. Si hasta colaboran con sus campañas electorales. El grupo en el que conoceremos a los Charlín, Oubiña, Colón – llamado Colombo – y al que llegó a ser el gran capo de la droga José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco- se reúnen en una cofradía de buenos bastardos, de cabezas de familia que traen trabajo a un pueblo muerto por la desocupación y la crisis económica. Lejos del narco latinoamericano o el mafioso italiano, estos hombres manejan el negocio con tacto e inteligencia, hasta, claro, que deciden entrar en las ligas mayores.

ya-hemos-visto-farina-la-serie-sobre-el-libro-prohibido-y-es-droga-pura

Sito Miñanco y el despertar de la bestia

Titularlo así puede que suene algo rimbombante, pero creemos que es la mejor manera de enunciar el cambio, no solo generacional que este personaje trae a la Ría de Arosa, también el cambio en el contrabando. Cuando éste comienza su propio negocio y viaja a Panamá a blanquear el dinero obtenido, hace contacto y negocio con los narcos. A partir de aquí las cosas cambiarán para peor claro, no solo para las víctimas, también la manera en que se lleva a cabo el negocio, que abandona su lado pacífico para convertirse en el modelo que ya conocemos, el de los Narcos como Pablo Escobar, por ejemplo.

Lo interesante de la serie es que, y a diferencia de Narcos (2015), esta se establece en el momento de quiebre, cuenta la génesis y el cambio moral, ético, si hasta social, que se da en los involucrados, como la sed de dinero y poder corrompe sus posturas, que a la vez destruye su idea de comunidad o cooperativismo, por muy oscura e ilegal que sea. Sito Miñanco rompe con lo establecido al traficar con drogas a pesar de la prohibición de Terito, y aunque se proponga no hacerlo con el in statu quo ante, sí debe ser testigo del desmoronamiento. En diez episodios, cada uno titulado con un año, comenzando por 1981, somos testigos del auge y la caída del variopinto grupo, además de los percances familiares que esto genera. Mención aparte merece la lucha de la hija de Manuel Charlín, Pilar Charlín, interpretada por una comprometida Isabel Naveira (quien ya participó en una serie de la misma temática titulada Matalobos – 2009/13), por demostrar su valía y capacidad e liderazgo en los asuntos familiares. La historia de las mujeres, a veces diluida entre tanta trama policial, es una de las bases que completan un cuadro bien establecido por los guionistas, dejando entrever los conceptos machistas de la época en que ocurren. El quiebre generacional se muestra en varias capas, enriqueciendo una serie que más allá del relato base, es decir la historia de los narcos gallegos, cuenta los cambios de un país y su idiosincrasia.

fariña-netflix-elenco

Un dato a tener en cuenta es la postura que parece tomar con respecto a ciertas formas de actuar que toman estos iniciados en el negocio. Como en el caso de Sito Miñanco, que es retratado como un joven, que aunque delincuente, no deja de tener cierta honra y prurito en ciertos manejos, modificados eventualmente por influencia de la colombiana Camila Reyes (Jana Pérez), una suerte de Lady Macbeth, que a fuerza de seducción lo introducirá en las sombras del negocio de las drogas, podría citarse la manipulación de la opinión pública, al estilo Escobar, la utilización de sicarios para resolver circunstanciales problemas, etc.

En definitiva, podríamos estar muchos renglones más desmenuzando esta serie de cuidada producción e impecable dirección, equilibrada tanto en guiones como capacidad interpretativa del elenco. Esta es sin lugar a dudas una cita impostergable si se consideran amantes de sagas narcos, policiales escabrosos y dramas familiares. Fariña, es una demostración más de los cambios que se han dado en la producción española que genera contenidos capaces de soportar la distribución internacional. Una historia real, una saga familiar en la historia reciente española que juega sobre varios planteos reales y actuales sin perder su capacidad de entretener. Y nosotros, agradecidos.


maxresdefault

Título: Fariña

Dirección: Carlos Sedes, Jorge Torregrossa

Guion: Ramón Campos, Nacho Carretero, Cristóbal Garrido, Gema R. Neira, Diego Sotelo (Libro: Nacho Carretero)

Reparto: Javier Rey, Tristán Ulloa, Miquel Fernández, Manuel Lourenzo, Antonio Durán,Carlos Blanco, Jana Pérez, Marta Larralde, Tamar Novas, Fran Lareu,Xosé A. Touriñán, Celso Bugallo, Monti Castiñeiras, Cristina Iglesias,Chechu Salgado, Iván Marcos, Alejandro Carro

La reconversión de la pesca ha dejado a una parte de la flota gallega en tierra y cientos de armadores endeudados. No hay trabajo. En los muchos pueblos de pescadores que recorren la costa gallega, la falta de ingresos y los pagos cotidianos estrangula las economías familiares. Es el caldo de cultivo perfecto para que se produzca la gran transformación: los antiguos traficantes de tabaco dan el salto a algo más grande, más lucrativo, pero mucho más peligroso: las drogas.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2001 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

1 Trackback / Pingback

  1. "La Catedral del Mar" llega a Netflix el 1° de septiembre | CUATRO BASTARDOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.