[RECAP] Castle Rock: Filter (S01E06)

El sexto capítulo nos muestra a un Henry Deaver más proactivo que se mete de lleno en los misterios de Castle Rock, con el objetivo de desentrañar los extraños sucesos y de descubrir si están vinculados con las voces en su cabeza que viene escuchando desde niño.

Por @martog23

El capítulo titulado “Filter” sigue a Henry mientras camina por el bosque, utilizando un viejo VHS como referencia, para volver sobre el camino que él y su padre tomaron cuando se perdieron en el bosque 27 años atrás. Así es como en su travesía se encuentra con el sordo experto en “psicoacústica” Odin Branch (CJ Jones) y su asistente/ traductor Willy (Rory Culkin). A través de Willy, Odin explica que era amigo del reverendo Mathew Deaver, y que los dos compartían una fascinación por algo que llamaban “schisma”: una especie de zumbido divino, que según ellos revela verdades más profundas sobre el pasado, el presente y futuro del universo. De esta manera, el abogado entra en un estado de confusión e intriga bastante enérgica, ya que comienza a preguntarse si lo que le contaron estos dos extraños puede estar vinculado con su condición y el clásico “zumbido” que viene escuchando desde pequeño y que parece volver a acrecentarse desde su retorno a Castle Rock. Antes de que Henry tuviera tiempo de considerar las posibilidades, es convencido por los extraños para ir a descubrir una cámara anecoica (una sala diseñada para absorber en su totalidad las reflexiones producidas por ondas acústicas o electromagnéticas en cualquiera de las superficies que la conforman) en la parte trasera de la camioneta de Odin. Mientras indaga en la misteriosa habitación donde supuestamente se potencia el “schisma”, el experto es psicoacustica lo encierra en el lugar sobre el final de este enigmático episodio.

castle-rock-filter.png
Odin Branch (CJ Jones)

Podemos decir que mientras que los dos capítulos anteriores pusieron el pie en el acelerador, otorgándonos un ritmo frenético y bastante expeditivo en materia de los sucesos que asedian al poblado ficticio del estado de Maine, acá este episodio vuelve a tomarse un momento para generar mayor extrañamiento e intriga. No solo en los hechos expuestos anteriormente, sino también en los personajes de Sissy Spacek y de Bill  Skarsgård que abren las posibilidades acerca de las convergencias de las líneas temporales y los diversos individuos involucrados en los misterios que rodean a la ciudad maldita. Esto lo podemos inferir de la conversación que tiene Ruth (Spacek) con su nieto, Wendell, acerca de la revelación que hace la abuela sobre su mente dispersa que ya no experimenta el paso del tiempo de manera lineal. Al mismo tiempo, la desorientada mujer expone la idea, al ver a “The Kid” (Skarsgård), de que su marido había sido enterrado con el saco que lleva puesto el muchacho. Un montón de interrogantes que amplían la atmósfera opresiva generada por la serie misma y sus recursos estéticos y estilísticos. Todo eso sumado al ya plasmado detalle de que este desorientado recluso tiene algo que ver con la muerte, ya que a medida que va transitando por el pueblo abundan intentos de suicidio, pájaros muertos y otras yerbas que le agregan algo de color (negro) al relato.

“Filter” retrocede a la zona inquietante/enervante donde comenzó la serie, algo que era realmente necesario de cara a los últimos cuatro capítulos de esta primera temporada, para ir palpitando lo que creemos que va a ser un gran final.


Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.