AHS Apocalypse: The End (S08 E01)

American Horror Story

Llegó una nueva y esperada temporada de American Horror Story y su primer episodio nos dejó más manija de lo habitual. Por eso lo desglosamos aquí abajo.

Por @ElPatoAlvarez_

SI NO VISTE EL EPISODIO, ESTE ANÁLISIS CONTIENE SPOILERS. ENTRAR BAJO PROPIA RESPONSABILIDAD

American Horror Story

Ryan Murphy es EL REY DE LA SERIE ANTOLÓGICA de este momento: no solo logra que una serie de género se mantenga 8 temporadas al aire, sino que también es un evento en sí y cosecha miles de fans alrededor del mundo. Ni hablar en lo que a temas se refiere cuando juega con la actualidad política en sus productos audiovisuales.

Por eso (y por muchas cosas más), AHS: Apocalypse era una de las más esperadas de esta temporada de series y, como casi siempre, teníamos información nula de su historia (solamente se sabía que sería un crossover entre la temporada 1 y 3, “Murder House” y “Coven”, respectivamente).

Desde el vamos, ya el nombre del primer episodio lo dice todo y deja las cartas sobre la mesa: la Tercera Guerra Mundial comenzó y una bomba nuclear asola a la ciudad de Los Angeles (y a todo USA). Con escasos 40 minutos de tiempo para el inminente impacto, el escenario es desolador tanto en la TV como en la población en general: gritos, corridas, choques, caos y pánico generalizado mientras que Coco (Leslie Grossman), una millonaria pedante que busca fama rápida y “followers” en Instagram arregla su cabello con Mr. Gallant (Evan Peters), el estilista de moda.

Casi anonadados por la noticia del Armaggeddon que se acerca, Gallant corre hacia su casa a advertir a su abuela, una famosa venida a menos interpretada por la siempre glamorosa Joan Collins. Así, Coco, Gallant, su abuela y la asistente de Coco,  Mallory (Billie Lourd) huyen hacia un destino incierto en el avión privado de la primera, dejando al esposo de la insufrible millonaria varado ante la funesta situación.

Estos primeros pasos del episodio son terriblemente impresionantes, con un despliegue de producción deslumbrante, entre lo triste que puede resultar la realidad y lo cínico y ácido del humor de Murphy; siempre jugando con el miedo generalizado actual, un punto en el que el género siempre ha metido mano y el creador de “Glee” sabe manejar muy bien.

Una historia paralela (y que parece, será de vital importancia) es la de Timothy (Kyle Allen), un joven que estaba esperando la respuesta favorable para entrar a una Universidad de prestigio…y se le da. La felicidad llena la casa segundos antes de la inminente noticia del fin. Es aquí cuando llegan misteriosamente a su casa unos agentes del gobierno para salvarlo porque su ADN es valioso. En la misma situación se encuentra Emily (Ash Santos), una chica de la que poco sabemos pero se salvó también gracias a esta misteriosa gente.

Semanas después el mundo está devastado y contaminado con invierno nuclear, tóxico. Poco búnkers hay en la zona, y a uno de éstos son llevados Timothy y Emily. Son recibidos por gente vestida de negro, con máscaras de gas que se asemejan a la de los médicos durante la peste negra; todo en medio de una ejecución de dos personas, nadie sabe la razón.

Al llegar los recibe la mujer que, parece, es la que maneja el lugar: Wilhemina Venable (Sarah Paulson), una mujer dura e intimidante, acompañada por su mano derecha, la señora Mead (Kathy Bates). Allí, el sistema funciona casi como una dictadura, día tras día, donde cada uno tiene una etiqueta (clase alta, obrera, etc.). No es tan diferente al mundo que dejaron, aunque parece más opresivo. Tanto Venable como Mead juegan con sus “invitados”, los torturan, porque parece que no hay nada más que hacer y no hay un exterior para salir. Es como una cárcel de lujo y ellas son los sádicos guardias.

American Horror Story

Tanto los jóvenes como las demás personas (entre los que se encuentras Coco y sus amigos) luchan por la supervivencia de un modo no convencional, ya que están a salvo, pero dentro de esas paredes subterráneas parece suceder algo más que nadie se imagina, pero Timothy logra tener un aviso, uno al que todavía no dio importancia.

La temporada no tuvo (por ahora) referencias claras al crossover prometido. Solo en los minutos finales pudimos ver la llegada de Michael Langdon (Cody Fern) el Anticristo que nos dejó “Murder House” ahora crecido, convertido en un agente de la famosa “Cooperativa” que salvó a ciertas personas en estos búnkers, ahora asediados por una misteriosa fuerza que Michael viene a combatir. Un personaje más parecido a un vampiro victoriano, bellamente misterioso.

Así las cosas en AHS: Apocalypse solo nos queda ver que nos deparan estos 10 episodios, 9 restantes.

American Horror Story


Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1280 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.