[REVIEW] Wanderlust: Casi…. pero no

Wanderlust

Wanderlust: (Sustantivo) Fuerte anhelo o impulso de deambular.

Por @GiuCappiello

“La terapeuta Joy Richards, intenta encontrar la manera de mantener viva la chispa con su marido Alan, luego de que un accidente ciclista los haga reconsiderar su relación. A su vez, la familia, los amigos, vecinos y pacientes, harán surgir historias notables en relación al amor, la lujuria y el deseo prohibido.”

Vamos a comenzar siendo sinceros: un matrimonio desgastado, una vida sexual nula y una inminente crisis son argumentos harto vistos en la historia del cine y la televisión; hasta la manera en la que se plantea una posible solución al problema resulta un recurso también conocido… ¿Y si tenemos sexo con otras personas? Pero aun así, hay algo que engancha al espectador, porque “Wanderlust” al comienzo parece prometer una mirada fresca y actual de lo que en realidad es el sexo, promete una perspectiva sin tabúes hacia la plenitud de una vida sexual que –bien o mal– todos tenemos y de la que mucho se oculta.

Otro aspecto que atrapa al comienzo es el accidente en bicicleta de Joy (Toni Collete), ocurrido hace poco tiempo atrás y del que nos van mostrando pequeñas pistas, como si el evento conservara material importante para el entendimiento de la problemática actual; además de ser el suceso que –aparentemente– detona con el matrimonio. Pero el hecho es que tanto lo sexual como el accidente, van perdiendo poder a medida que trascurre la serie, no porque la historia sea mala –se deja mirar– sino porque la duración de cada capítulo podría reducirse a la mitad, sin que esto signifique una pérdida significante para la trama.

Tal vez la responsabilidad sea nuestra, pecando por entusiastas ante una posible mirada moderna –y real– de un tema que se ha conservado en penumbras dentro de la historia del ser humano “civilizado”: la sexualidad. “Wanderlust” parecía prometer la apertura de un matrimonio que, pisando los 50, se animaba a salir de lo establecido en pos de sus deseos, de la concreción de fantasías y el anhelo por no abandonar. A la par de las historias de otros personajes como el amor adolescente y la homosexualidad, todo parecía indicar que nos íbamos a encontrar con seis capítulos repletos de un mensaje que gritaba actualidad, desinterés por la opinión ajena, subjetividad y libertad. Casi… pero no.

Los tiempos de esta producción de Netflix y BBC son difíciles de digerir: por momentos la serie se precipita en el planteo y abandono de ciertas tópicas, otras veces el ritmo se vuelve exasperadamente lento y los conflictos pierden tanto solidez como veracidad. Por otro lado, los personajes son extraños, algunos de ellos hasta irritantes, como Claire (Zawe Ashton) la compañera de trabajo de Alan (Steven Mackintosh) y nueva pareja sexual; aunque con respecto al reparto, algo interesante a destacar es la manera en la que se nos van develando los integrantes de la familia Richards.

Si dejamos a Toni Collete (Hereditary) casi para lo último de éste recorrido, es porque en definitiva, sobre ella se condensan los pocos aspectos que resaltan. No es el mejor papel en el que la hemos visto –ni veremos seguramente– pero reconocemos que “Wanderlust” despliega algunos momentos de intensidad bien logrados; los que –en su mayoría– resultan de la correcta actuación de Collete, junto con un muy buen manejo de los silencios, sobre todo en el quinto capítulo que funciona como bisagra para el personaje de Joey.

En conclusión, “Wanderlust” termina siendo una serie entretenida pero fácilmente olvidable; promete algo profundo pero queda a mitad de camino en la superficie; robando alguna que otra sonrisa al espectador y atravesando la pantalla en algunos momentos de dolor e incertidumbre, pero sin llegar a comprometerse del todo con la trama, con el humor o el drama.

En el mejor de los casos, todo aquello que no llegó a desplegarse mediante la historia: en materia de sexualidad, matrimonio como institución y elecciones de parejas sexuales, es decir, el acontecer mismo de la vida; todo ello –siendo positivos– podrá quedar resonando en la cabeza de algunos a modo de interrogantes, cuestionando el carácter indiscutible de lo establecido, de lo “esperable”, para pensar de otra manera las riendas del deseo, el despojo de prejuicios arcaicos y el trabajo para entender que la sexualidad debería disfrutarse plenamente, abandonando su máscara tabú. Y que en definitiva, con respecto a ella, no existen reglas imposibles, ni lugar para la culpa que instala el ojo ajeno, sólo un amplio margen para el acontecer de las fantasías, la singularidad de la felicidad y las maneras que cada uno de nosotros encuentra para llegar hasta ello.


Título original: “Wanderlust”

Año: 2018

Duración: 60 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Luke Snellin, Lucy Tcherniak, Nick Payne

GuionNick Payne

FotografíaBen Wheeler

Reparto: Toni Collette, Steven Mackintosh, Zawe Ashton, Royce Pierreson, Joe Hurst, Paul Kaye, Andy Nyman, Sophie Okonedo, Kate O’Flynn, Isis Hainsworth, Anya Chalotra, Anastasia Hille, Celeste Dring, Dylan Edwards, William Ash

ProductoraCoproducción Estados Unidos-Reino Unido; Drama Republic / British Broadcasting Corporation (BBC) / Netflix

Género: Drama

Sinopsis: Miniserie de 6 episodios sobre una psicóloga cuyo matrimonio comienza a resquebrajarse, obligando tanto a ella como a su marido a intentar arreglar su situación de una forma poco ortodoxa.


 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.