[4B Recomienda] CREEP 1 y 2: La locura hecha película

CREEP

Patrick Brice y Mark Duplass hicieron estas dos películas, una mejor que la otra, con humor, extrañeza y terror del bueno. Ambas están en Netflix para que puedas verlas cómodamente en el sillón de tu living.

Por @08Federock

Mientras se está escribiendo la tercera parte, empecemos por la primera.

Creep (2014)

Un joven camarógrafo responde a un anuncio online sobre un día de trabajo, en una ciudad remota, para registrar los últimos mensajes de un hombre moribundo. Cuando nota el extraño comportamiento del hombre, comienza a cuestionar sus intenciones. Este hombre que va a filmar no es nada más ni nada menos que Josef, interpretado por Mark Duplass (Guionista) y el que sostiene la cámara es Aaron, Patrick Brice (Director y guionista). Sí, así de barata es, y así de efectiva se presenta.

Tanto para el que estudia cine, como para el espectador, este film puede resultar aprovechable para visualizar como con poco presupuesto y buenas ideas se logra una película encantadora. Solo una locación; la casa, una cámara y un gran actor como Duplass, logran entretenernos y asustarnos.

Ya que la película se basó en una serie de conversaciones entre Patrick Brice y Mark Duplass, la mayoría fue improvisada. Esto eventualmente llevó a que pase de ser una comedia psicológica negra, a una película de terror psicológico después de tomar el consejo de sus amigos. También hay imágenes de al menos otros tres finales alternativos.

Lo que logra este film es ir aumentando la intensidad de lo extraño en los sucesos hasta ese final estremecedor, y que te hará pensar ¿Qué acabo de ver? La originalidad es un ingrediente importante, tanto en esta película como su secuela. Hace que esta historia le dé un sabor nuevo al género de terror que tanto ha sido explotado, otorgándole humor y una mirada estremecedora a un personaje tan aterrador como real.

Las razones para verla son la particularidad que tiene la historia, con una cámara en mano que no molesta, una actuación extravagante y muy entretenida de Duplass de ese aterrador personaje. El suspenso que emplea la película pone nervioso a cualquier espectador. Además de las sensaciones que te deja, erizándote la piel desde aquella mascara de lobo, hasta con solo ver los ojos de Josef, el extraño personaje que no podes dejar de mirarlo.


CREEP 2 (2017)

Siendo digna de formar un gran puesto en nuestro ranking de terror del año pasado. Vale que le demos una recomendación extendida.

En este caso toman una excusa parecida al primer film para usar la cámara en mano. Ahora conocemos a una artista de video que luego de filmar a otros sujetos excéntricos, busca otros proyectos para aumentar su visualización. Por lo tanto conduce hasta una casa remota en el bosque para encontrarse con un hombre que dice ser un asesino en serie. Pero después de aceptar pasar el día con él, se dará cuenta que cometió un peligroso error.

Si no viste la primera no creo que debas mirar esta, porque juega con lo que aprendimos del primer film.

Esta película impresionará a cualquier fan de aquella obra del 2014 ya que todo es llevado al máximo desde lo psicológico, hasta la extrañeza y suspenso. Sigue Patrick Brice como director con Mark Duplass como guionista y actor principal, con un importante personaje agregado como Sara, una especie de youtuber media hippie e inteligente que congenia de forma muy insólita con el personaje de Duplass, en este caso llamado Aaron. Sí, Aaron. Ella es interpretada por Desiree Akhavan siendo una gran dupla desequilibrada.

Lo realmente atractivo de la película es que el espectador no tendrá idea hacia dónde va la trama. El suspenso te aferra como un asesino sujeta un cuchillo, y no te suelta hasta hacerte saber la gran película que estás viendo. Humor negro, elementos y situaciones muy bizarras llenan este terror psicológico estupendo, donde nos metemos en la cabeza de un personaje completamente enloquecido, entrañable y susceptible.

Aquí las razones para verla son además de la originalidad es la habilidad del director Patrick Brice de triunfar de nuevo con el suspenso y mejorarlo.  Te sorprende e intriga en cada minuto que pasa, otra vez con un terror naturalista debido a las improvisaciones de los actores que se sorprendían entre sí con sus elecciones. Esto creó el tono natural y espontáneo deseado de la película.


Ambos films duran menos de 1 hora y media, entretienen e incomodan como pocas películas de estos últimos tiempos.


Advertisements
Anuncios
Anuncios

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.