[REVIEW] Legítimo rey: El monarca mendigo

Nació como un noble destinado a ser rey, pero fue un foragido cuando ansió la libertad, esta es la historia del rey de Escocia Robert the Bruce, por David Mackenzie.

Por @mauvais1

¿Cómo se logra plasmar en un film la historia, como hecho acontecido en algún punto del devenir humano, sin caer en un tremendo bodrio de manual educativo, ni tampoco en la fabula apócrifa y fantasiosa? ¿El drama a narrar debe supeditarse a fechas e hitos, o estos solo deben ser la base en la se construye una ficción que por lo menos exponga el espíritu del acontecer? Dudas y más dudas.

Ellas, las dudas, parecen por momentos planear sobre este film, que no alcanza la cuota épica, quizás justamente por mostrar los acontecimientos de forma clásica, casi diríamos escolar, y olvidando en el proceso la osadía de los hombres involucrados, de la vida en medio de tales tragedias, de los vivos, de los que mueren.

imgID172077638.jpg.gallery

Vayamos, por partes, para entender esa dubitativa sensación que el film de Netflix dirigido y escrito por David Mackenzie no deja tras su visionado (sí, Mackenzie, el realizador de la excelente Hell or High Water en 2016 y nominada a cuatro premios de la academia, entre ellas a Mejor Película). La trama es uno de los hitos más relevantes de la historia escocesa. Hablamos de la rebelión del noble Robert the Bruce y la finalización de la conquista de la libertad de esas tierras que ya había comenzado en tiempos de William Wallace. Todos recordarán inmediatamente el film de Mel Gibson, Corazón Valiente (1995), que se dedicó más a las leyendas de los personajes protagónicos que a los hombres reales. Esta historia comienza justo cuando Wallace es derrotado y Robert decide que es tiempo de continuar con la faena.

El desarrollo del film, claramente más ajustado a los hechos fehacientes, logra desde el comienzo una frialdad en lo expuesto, que distancia al espectador de los personajes, trocando la película en casi un documental dramatizado. Mackenzie entiende sobre desposeídos y rebeldes, sobrevivientes de un sistema que, al no lograr asimilarlos, los escupe y destruye. De eso no hay dudas, como la caracterización que Chris Pine hace de este noble, luego rey y después guerrero mendigo como fue Robert the Bruce, pero que al ensamblarlo a los otros personajes se pierde en esa gelidez antes mencionada, negándole la épica, el drama poético que sí tuvo en cuenta Gibson tantos años atrás. No dejaremos de mencionar los logros, como son la reconstrucción de épocas ya tan pretéritas, setecientos años en el pasado británico/escocés, la siempre irreprochable Florence Pugh (que interpreta a la segunda esposa de Robert, Elizabeth Burgh), el soundtrack y por supuesto la fotografía de Barry Ackroyd. Otro punto fuerte a destacar es el dramatismo con el que sí se dota a las escenas de luchas, a las batallas.

outlaw king

En definitiva, la historia de las islas británicas han sido siempre una gran veta para narrar momentos sublimes de heroísmo, de intrigas y caballeros de plateadas armaduras, desde las guerras por la independencia escocesa, hasta las batallas fraticidas inglesas como la de las Rosas York y Lancaster que George R.R. Martin transformó en el juego de tronos. Cargadas por ese halo de teatralidad que les infundió William Shakespeare, llegan a estas tierras australes casi como leyendas que comprendemos y asimilamos, porque de rebelión y conquistas sabemos. Pero lo que realmente las hace fascinantes es justamente ese pequeño romance que se advierte entre lineas, esa característica casi novelesca que David Mackenzie parece dudar en utilizar. Porque después de todo es un film que debe entretener al espectador, y que en cierto nivel logra con su excelente factura, pero no al nivel de conmover. Quizás también juegue en contra esa intencional bidimensionalidad con que los dota; ingleses malos y traicioneros, y escoceses buenos hasta casi la inocencia obtusa del paraíso católico.

Dijimos en definitiva una vez, y ahora vamos por la real: Legítimo Rey es un espectáculo bien orquestado, con actuaciones logradas que se disfrutan, más aún para los amantes del drama de época medieval, pero que no logra un acercamiento pleno al drama vivido por los personajes, que parecen, en algunos momentos, transitarlos sin que los modifique. De ahí que apuntáramos al documental dramatizado. Un solido film, remarcamos, pero que pudo ser mucho más.


Leg_timo_rey-589110629-large

Título: Legítimo rey (Outlaw King – 2018)

Guion y Dirección: David Mackenzie

Reparto: Chris Pine, Aaron Taylor-Johnson, Billy Howle, Florence Pugh, Callan Mulvey, Stephen Dillane, Tony Curran, James Cosmo, Matt Stokoe, Sam Spruell, Paul Blair,Chris Fulton, Steven Cree, Stephen McMillan, Lorne MacFadyen, Jack Greenlees,Josie O’Brien, Jamie Sives, Alastair Mackenzie y Gilly Gilchrist.

Una verdadera historia de David contra Goliat, de cómo Robert The Bruce, el gran rey escocés del siglo XIV, utilizó su astucia y valentía para intentar derrotar al ejército inglés de ocupación, mucho más numeroso y mejor equipado. Es la historia jamás contada de Roberto I Bruce, que en un año extraordinario pasó de ser un noble derrotado a un rey reticente, hasta convertirse en un héroe fugitivo. Obligado a entrar en batalla para salvar a su familia, su gente y su país de la tiránica ocupación inglesa, Roberto se apodera de la corona de la Escocia medieval y lidera a un grupo de hombres insurgentes para enfrentar la ira del ejército más fuerte del mundo conducido por el despiadado rey Eduardo I y su débil hijo, el príncipe de Gales.

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2042 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.