[VIERNES NEGRO] El Tercer Hombre (1949), de Carol Reed

POESÍA POLICIAL EN BLANCO Y NEGRO

Cuenta la leyenda que hay tanto de Orson Welles en la dirección de este film como de Carol Reed, aunque sólo sea este último quien figure en los créditos. Parte del mito que consagró a “El Tercer Hombre” como uno de los más grandes policiales de todos los tiempos.

Por @Maxi_CDC83

Holly Martins es un escritor americano de novelas policiales que debe viajar imprevistamente al Viejo Continente por un asunto personal. Buscando a su amigo Harry Lime -presuntamente desaparecido- arriba en Vienna, una ciudad devastada y ocupada por los aliados de la Segunda Guerra Mundial. Bajo la hipótesis que su amigo ha muerto, nuestro escritor se decide a investigar la extraña desaparición, avivando la certeza de que, quizás, el enigmático Lime aún permanezca con vida. La historia fue escrita por Graham Greene, eminente figura de la novela policial y autor de otra novela emblemática como “El Americano Impasible”.

Con producción de David O. Selznick, Carol Reed toma la novela y la traslada desde el sombrío mundo suburbano de Los Ángeles al clima de misterio de una ciudad europea como Viena, caótica y devastada. Con la guerra fría como premisa y marco argumental -con una gran influencia de los films de la primera época de Alfred Hitchock y de Fritz Lang-, Reed consigue crear la mejor obra de su desigual filmografía. “El Tercer Hombre” bien podría haber sido un clásico exponente del eminente cine noir policial de Hollywood, sin embargo acaba siendo una rareza made in britain por donde se la mire.

734502c0065a9d057ce488cdf8fdd185

En los interiores, el trabajo de Reed tiene gran relevancia: los famosos planos oblicuos, la profundidad de campo y las angulaciones descriptivas, son el mandato estético de su autor. Esta atmósfera que caracteriza al film otorga una sensación extraña, incómoda y amenazante que se traslada a los protagonistas de este relato. Joseph Cotten se luce como un héroe desilusionado, la actriz italiana Alida Valli acaba siendo la heroína de turno, mientras que Orson Welles se adueña de sus escasos minutos de cámara con un papel de villano a su medida, en un personaje de profundidad radical, cuya aparición tardía da grandeza al film. El mítico rol de Harry Lime quedará por siempre unido a la memoria del cinéfilo, gracias a la inolvidable persecución final por las alcantarillas.

Dueña de una compleja trama, la historia va adquiriendo peso propio, en tanto Reed nos va suministrando en forma dosificada la información, a medida que su protagonista descubre los secretos y las extrañezas que rodean a la historia. Un tesoro del cine británico, en su extraordinaria concepción mezcla de thriller político enmarcado en la posguerra y misterio en tono gótico sobre un hombre cuya identidad se mantiene oculta, “El Tercer Hombre” es un título que el mismísimo Welles podría haber firmado en autoría en solitario.

The Third Man 1

Técnicamente impecable, la fotografía pule con finura cada plano en blanco y negro que entrega escenas para el recuerdo y se corona con un mágico paneo que da paso a la aparición del misterioso personaje en cuestión, en una escena antológica. No menos recordada es la secuencia que culmina en las húmedas y sucias alcantarillas urbanas, cuya sombría iluminación capta el misterio casi pesadillesco del relato. De entre los numerosos planos de esta película que han pasado a la historia, bien vale destacar la persecución final citada.

Posteriormente homenajeada o plagiada -según se la mire-, la misma se basa en un juego de sombras brillantemente concebido por su director de fotografía, el maestro Robert Krasker; toda una lección magistral de iluminación. Los títulos de crédito finales preceden a uno de los mejores desenlaces de la historia, donde la magnífica melodía de cítara compuesta por Anton Karas está a la altura de esta intrigante, perturbadora y sublime atmósfera noir.

Finalmente, un dato curioso como anécdota para recalcar: en la escena misma de la alcantarilla -y en otras tantas que recrean persecuciones- donde solo vemos su sombra, Orson Welles fue doblado y quien fuera el encargado de tal tarea resulto nada menos que Guy Hamilton, ayudante de cámara de Reed por aquel entonces. El nombre nos resulta familiar, dado que luego acabará dirigiendo varias de las más recordadas entregas de la saga de James Bond.

PUNTAJE: 10/10


Título original: The Third ManThe Third Man Poster

Duración: 104 min.

Dirección: Carol Reed

Guión y novela: Graham Greene

Música: Anton Karas

Fotografía: Robert Krasker (Ganadora del Oscar a la categoría, 1950)

Intérpretes: Joseph Cotten, Alida Valli, Trevor Howard, Orson Welles.

Productores: London Films, Alexander Korda, David O. Selznick

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.