El SIDA y el CINE: La lucha de una enfermedad que fue llevada al cine

SIDA

Hoy en día son aproximadamente unos 34 millones de personas infectadas por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (HIV, VIH), y hoy 1 de diciembre se conmemora el Día internacional contra la lucha de la enfermedad. A continuación vamos a mostrar 3 películas las cuales abordan el tema.

Por @belumontiel

“Y la banda siguió tocando (And the Band Played On, 1993)”

Este filme del año 1993, dirigida por Roger Spottiswoode (“007: El mañana nunca muere”), transcurre en los años 80, año en que esta enfermedad recién se daba a  conocer principalmente en Estados Unidos y en París y toma como problemática el descubrimiento y proceso de investigación de una nueva enfermedad terminal: El HIV.

El film de Spottiswoode nos muestra cómo comienza la investigación un grupo de científicos en Estados Unidos frente a las consecuencias mortales de la epidemia. En un momento histórico donde recién se vislumbraba la aparición de los retrovirus, un equipo de médicos del CDC (Control de Enfermedades) de Atlanta, conformado por dos epidemiólogos, uno de ellos especialista en hepatitis B y fiebre del Ébola, un especialista en enfermedades de transmisión sexual, otro experto en factores huéspedes, un sociólogo, y una médica de Salud Pública de la ciudad de San Francisco, se van dando cita para intentar resolver un problema de múltiples variables, en un contexto de reducción del gasto público en Salud y aumento del presupuesto de Defensa. Son los años ’80 de Ronald Reagan, y la epidemia hace su aparición en las ciudades de Nueva York, San Francisco y Los Ángeles.

the band

Discriminación. Odio. Indiferencia. Burocracia. Estos son algunos aspectos de la realidad en la cual se vivía en los inicios de la enfermedad. Desde fines de los años 60 Estados Unidos veía crecer imparable la liberación sexual. Durante el transcurso de la película puede observarse no solo el gran desprecio a la comunidad homosexual, sino también a aquellos que han contraído la enfermedad.

Hasta Julio de 1993 se habían aislado, sólo en Estados Unidos, 315.390 casos de SIDA con 194.344 muertes a causa de la misma (61% de mortalidad).

En un contexto donde la sexualidad se encontraba en pleno auge, donde la misma era casi una forma de expresión, la falta de educación favoreció la rápida diseminación de la enfermedad.

Este filme es sin duda uno de los mejores documentales  realizados en torno del SIDA.


“Philadelphia (1993)”

Dirigida por Jonathan Demme (“ El embajador del miedo”- 2014), y protagonizada por Tom Hanks, Denzel Washington y Antonio Banderas, entre otros, Philadelphia retrata la vida de Andrew Beckett, un joven y prometedor abogado de Philadelphia, quien es despedido del prestigioso bufete en el que trabaja cuando sus jefes se enteran de que ha contraído el virus del  SIDA. Decide entonces demandar a la empresa por despido improcedente, pero en un principio ningún abogado acepta defender su caso.

Nominada a varias estatuillas como: ganador de 2 Oscars como mejor actor para Tom Hanks y canción original; “Philadelphia” es un film que tiene por principal eje la discriminación. Si bien la historia es ficticia, retrata una realidad que ha pasado, pasa hoy en día y que muy probablemente seguirá pasando.

phil

En la película se pueden observar sin tapujos los escrúpulos y el rechazo de la gente hacia los personas infectadas por el VIH, especialmente hacia las homosexuales. Se refleja claramente la poca simpatía de la que gozaban los homosexuales entre la mayor parte de la sociedad del momento, y el hecho de que la infección VIH se extendiera de forma más rápida y patente entre ellos, contribuyó a marginar aún más a estos dos colectivos.

Su gran éxito y difusión han servido para sensibilizar a todo el mundo y mejorar su percepción social sobre el SIDA y las personas afectadas por esta enfermedad.


“El Club de los Desahuciados (Dallas Buyers Club, 2013)”

El filme del cineasta Jean-Marc Vallée (“Demolicion”- 2015) se estrenó en el año 2013 de la mano de los magníficos actores: Matthew McConaughey, Jennifer Garner y Jared Leto, entre otros.

Inspirada en un caso real, el de Ron Woodroof, un vaquero texano que contrajo SIDA en el año 1985 y sobrevivió hasta 1992 tratando de traficar drogas que permitieran paliar la enfermedad en una época donde contraerla era fatal y los tratamientos estaba en plena experimentación. 

Gracias a la estupenda interpretación de Matthew McConaughey, podemos ver en detalle los matices de un personaje que a lo largo del film va transformándose en una persona completamente distinta, no solamente por la dura enfermedad que le toca padecer en una época donde no existían las medicinas actuales, sino también por la conmovedora relación que entabla con un transexual magistralmente interpretado por Jared Leto.

dallas

En principio, muestra la terrible situación que se les planteaba a quienes contraían el virus en aquel tiempo, donde al principio se creía que atacaba solo a los que mantenían relaciones homosexuales (por eso se la denominaba la “peste rosa”), criterio que más tarde se demostró que no era así. Woodroof era, precisamente, un heterosexual promiscuo que salía con todo tipo de mujeres y muy adicto al consumo de cocaína, y aunque la película no lo muestre lo más probable es que al inyectarse heroína, se haya contagiado el virus por esa vía.

Dallas Buyers Club es un film de desvíos, donde el tratamiento de la alteridad encuentra nuevamente un exponente y la enfermedad del SIDA, en los márgenes del tabú, ya puede sumar un excelente tratamiento.

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.