[BARS] Soy Tóxico: El Vengador post-apocalíptico

Soy Tóxico

Pablo Parés regresa con un film que está dejando huellas por todos los lugares donde se proyecta y, esta vez, podrás verlo en el Buenos Aires Rojo Sangre. Aquí la recomendación de Ximena Brennan.

Por  @AnXieBre

Hay algo que no se puede negar, y es que Pablo Pares es el representante del cine post-apocalíptico en Argentina. Desde “Plaga Zombie (1997)”, pasando por “Daemonium (2015)” -que recorrió festivales internacionales, tuvo una gran acogida del público e inspiró a otros cineastas-, hasta un proyecto de hace unos años hecho película, que se llama “Soy Tóxico (2018)”, producido por otro exponente del cine de género en nuestro país, Daniel de la Vega.

Es el futuro y parte del planeta fue azotado por una guerra bacteriológica que dejó miles de muertos e infectados (Los Secos). En un basurero de cadáveres, un hombre (Esteban Prol) -apodado luego como “Perro” – despierta sin recordar absolutamente nada. En su intento por entender lo que pasa y cómo sobrevivir, se encuentra con otro individuo (Horacio Fontova) con el que comienza una relación bastante tirante, por decir lo menos. A partir de allí, su vida se convierte en algo peor que estar a la intemperie escapando de los infectados.

Soy Tóxico

“Soy Tóxico” cuenta con muchos factores que la favorecen: la fotografía, el trabajo de vestuario, el maquillaje y guiños típicos del cine de Pablo Pares. Aquellos que siguen su trayectoria se darán cuenta fácilmente de su huella en los planos y movimientos de cámara, y la forma en la que se cuentan los hechos. Pero por momentos el ritmo decae (hay escenas innecesariamente largas y repetitivas, por ejemplo). Esto, en vez de enriquecer la trama, la vuelve algo tediosa hasta el final, el cual a su vez, es más que interesante.
Otros elementos de los que carece “Soy Tóxico” son, por un lado, un buen desarrollo de los personajes en profundidad; y por el otro, de esa cuota de tensión tan necesaria en este tipo de cine, aunque no por esto la apuesta deja de ser atractiva o deja de cumplir con los estándares visuales más altos y tampoco resulta poco original, teniendo en cuenta que se trata de un subgénero ultra explotado desde los últimos 40 años, desde “Mad Max 2 (1981)”.
Soy Tóxico
Para quienes no están muy en tema, los films post-apocalipticos dicen mucho sobre nosotros como especie y sociedad. En estas películas el ser humano se extingue a causa de sus propios errores y ya no hay vuelta atrás. Las pocas personas que quedan en el mundo están condenadas a estar solas o peor aun: sin un orden político, social… sin un estado, el caos reinante vuelve a las personas cada vez más hostiles. Son seres que luchan con furia por su supervivencia a cualquier precio y se van enajenando. Estos hechos son la excusa para que los cineastas exploren en las profundidades de la naturaleza humana y construyan tramas pesimistas.

“Soy Tóxico” es todo esto pero le falta un poco más. Un giro, una vuelta de tuerca (que ya tiene pero no sorprende demasiado). Le falta eso que caracteriza a ese cine post-hecatombe: emoción, empatía con los personajes, drama puro e incertidumbre.


Soy Tóxico

Soy tóxico
2018 (Argentina) – 76 min.
Directores: Pablo Parés
Elenco: Esteban Prol, Horacio Fontova, Fini Boccino, Sergio Podeley, Gaston Cocchiarale, Verónica Intile.
Competencia Internacional
Multiplex Belgrano
-Domingo 02/12, 22:30 hs.
-Sábado 08/12, 16:00 hs.
Multiplex Lavalle
-Viernes 07/12, 24:00 hs.
Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1311 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.