[REVIEW] The Punisher – Temporada 2

The Punisher - Temporada 2

Todos los caminos me llevan al infierno. Pero ¡si el infierno soy yo! ¡Si por profundo que sea su abismo, tengo dentro de mí otro más horrible!

Paradise LostJohn Milton

Por @mauvais1

Los monstruos también tienen sus historias; oscuras tragedias a las que se aferran como único salvavidas posible. Encarcelados en ese oscuro loop giran sobre sí mismos, alimentándose de eso, y vomitándolo con cada paso que dan. No hay redención posible, solo aceptar lo que te tocó y hacerlo parte del ecosistema que lo sostiene.

Gerry Conway y los dibujantes John Romita Sr. y Ross Andru, cuando crearon esta criatura, fue de alguna manera hija de su tiempo; uno violento, implacable y extremadamente corrupto. ¿Recuerdan el escándalo Watergate, el perdón total del entonces presidente Gerald Ford a Nixon luego de su renuncia? La inflación, desempleo, la recesión, la guerra de Vietnam… Días duros para quienes creyeron en el sueño americano, una generación de rivalidades extremas y violencia que en los ochentas llegó a su momento más álgido. El vengador anónimo (Death Wish – 1974) pudo ser la inspiración o por qué no Perros de paja (Straw Dogs – 1971), aunque también leímos por ahí sobre un tal Mack Bolan de las páginas escritas por Don Pendleton. Sea como fuere, el fiero y frío justiciero llegó a la TV en 2017 de la mano de Marvel y Netflix, y de alguna manera cumplió a rajatabla su idiosincrasia, ya que los tiempos supieron acompañarlo. En aquel entonces la pauta era el trastorno de estrés postraumático de los veteranos de guerra, y con ello la política estadounidense al respecto de sus guerras externas y consecuencias internas. Afganistán, Guantánamo, la bendita corrupción y la vigilancia ciertamente parcial del su propio pueblo…

The Punisher - Temporada 2

Esta vez, en su segunda temporada, opta por una historia mucho más personal, donde el conflicto, aunque ligado a los asuntos internos de la nación, se concentra en las vivencias personales de los personajes, sus traumas, miedos y ansias. Steve Lightfoot, creador de la serie, sabe jugar sus cartas; la presentación en la primera temporada solo fue una muestra de las puertas del infierno, que en esta oportunidad se abren para el malsano regocijo de quienes visionamos los trece episodios que tiene la temporada.

Encontramos a los mismos protagonistas, Frank (Jon Bernthal), Dinah Madani (Amber Rose Revah), Curtis Hoyle (Jason R. Moore), el oficial de policia Mahoney (Royce Johnson) y Billy Russo (Ben Barnes), a los que se suman un par que de alguna manera son quienes tienen el dedo en el gatillo, los que harán el primer disparo y darán comienzo a una cacería implacable. Entre ellos la psiquiatra Krista Dumont y ese misterioso John Pilgrim, interpretados por Floriana Lima y Josh Stewart respectivamente. Un juego extremadamente cruel es el que nos proponen, puesto que los monstruos que una y otra vez son mencionados, quizás con demasiado ahínco, son los inesperados; una vuelta de tuerca que narra sin amaneramiento alguno que los que están destinados a caer lo harán sin redención posible. Nunca fue más claro, que aquí, el sentido más estricto de destino impuesto, de esa malsana construcción que mencionamos al principio. De alguna manera Amy Bendix (Giorgia Whigham), la niña en problemas, está para recordarnos a las victimas, quizás no tan casuales, y por eso alteradas en esta guerra privada que libra Frank Castle. Pero como siempre sucede, cualquiera que se cruce en el camino de estas criaturas se verá modificada, será expuesta a sus demonios cuando vean en su reflejo los ajenos.

The Punisher - Temporada 2

Lamentando sinceramente no poder darles a conocer mucho más de la trama puesto que nos meteríamos en unos desgraciados spoilers, sí les contaremos que una vez más han demostrado que este tipo de historias pueden contarse sin alterar la esencia de los seguidores del personaje del cómic, como también lograr una aproximación interesante para aquellos que no lo conocen tanto de las viñetas. Frank Castle es la estrella pero saben dosificar lo suficiente su protagónico para poder narrar las historias paralelas, con un efecto coral que se agradece porque así evitan el desgaste de tan interesante personaje, que demás está decir, Jon Bernthal aborda con una construcción profunda y vivida. Cuidada en su producción, sangrienta hasta el nivel gore, plagada de violencia de cuanto tipo se nos antoje, esta segunda temporada se da el lujo de una adaptación sanguinaria y extrema, truculenta y por momento repulsiva, dará al final (y eso es lo maravilloso de esta historia) una trastornada redención a quienes menos esperamos.

Podríamos acotar sin caer en revelaciones preocupantes que la historia que nos ocupa habla sobre la construcción del personaje, es decir el antihéroe Punisher. Más allá del asunto de la venganza personal vista en la primer temporada. Aquí Frank comienza a construir quien será, para bien o mal, de ahora en adelante. Su intervención en la historia de Amy es la lógica que todo protagonista asume cuando comienza a transitar el camino del héroe, solo que esta vez y envuelta en las penumbras de su malsano proceder y sentir como justiciero, el sendero estará, literalmente, plagado de cadáveres y errores por igual. No es fácil el destino cuando es impuesto y más aún cuando lo abrazan con tanta pasión. Frank es el justiciero, el antihéroe, la hecatombe al fatum que no mide extremos, porque no los tiene, porque según su filosofía para lograr la finalidad no importan los medios. Los últimos rastros de humanidad que posee siguen allí cuando sangra y padece dolor, porque hasta a quienes ama alejará con tal de cumplir con su cometido; ser el rezongón ángel de la muerte para quienes la merecen.

Pero sigamos, más allá de la ya mencionada cuidada producción, la serie se apoya en la acción que desarrolla tanto emocional como física, dándole poco espacio a lo cinemático (estamos mal acostumbrados con la manera que hoy tienen de narrar sus historias). El esmero entonces está puesto en las batallas; sucios y callejeros mano a mano que serán el deleite de los espectadores, la selección en el soundtrack, que siguiendo la linea utiliza el genero Country como manera de exponer el intimismo en los dramas de los personajes. Wild And Lonesome de Shooter Jennings o la belleza de Me & Bobby McGee de Janis Joplin son algunos de los ejemplos aunque también tendrán a Marilyn Mason sonando cuando la violencia lo amerita. Las referencias a clásicos del cine de acción estarán y serán de los mejores momentos.

The Punisher - Temporada 2

Puede que esta vez, más que nunca deba el espectador, es nuestro parecer, tomarse con calma los trece episodios que rondan la hora de duración; razones sobran, por un lado la idea de que puede ser la última vez que lo vean por estas pantallas, por otro y con mayor importancia, que la historia es dosificada en toda su extensión, la acción aunque presente en todo el arco general, también tiene su descanso con interesante diálogos que nos sitúan en el momento psicológico del personaje y sus desgracias, búsquedas y miedos. Por otro lado la extensión, de por si es extenuante y puede que canse o peor aún sea hartante.

Se dice por ahí, repetimos, que esta puede ser la última vez que veamos a Frank en Netflix, luego de las cancelaciones del resto de las series Marvel en la plataforma, puede que sea así, que al visonar la nueva entrega de Jessica Jones sea el final de esta saga coral que conformaron «The Defenders». Si es así, pueden estar seguros de que The Punisher lo hace en todo su esplendor.


PUNISHER_S2_Vertical-Main_RGB

Título: The Punisher

Dirección: Steve Lightfoot (Creador), Andy Goddard, Jeremy Webb, Dearbhla Walsh,Kevin Hooks, Stephen Surjik

Guion: Steve Lightfoot (Cómic: Gerry Conway, John Romita Sr.)

Música: Tyler Bates

Fotografía: Petr Hlinomaz

Reparto: Jon Bernthal, Ben Barnes, Amber Rose Revah, Giorgia Whigham, Josh Stewart, Floriana Lima, Joe Holt, Deborah Ann Woll, Teri Reeves, Royce Johnson.

Productora: ABC Studios / Disney-ABC Domestic Television / Marvel Entertainment / Netflix

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2338 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.