LEGO Movie y Spider-Verse: El modelo anti universos cinemáticos

LEGO Movie y Spider-Verse

Analizamos el tipo de historias que llevan a la gran pantalla los directores Lord y Miller, contextualizandolas con sus hermanas y rivales: Star Wars, Marvel y hasta Dragon Ball.

Por @RockaOnTheGo

Otra cara de la moneda de estirar y repartir austeramente contenido para crear franquicias, modelo impuesto por supuesto por Marvel que trascendió los cómics y tentó a todos y cada uno de los grandes estudios en los últimos tiempos.

Los directores Phil Lord y Christopher Miller vienen de la animación y comedia con una formula que asegura grandes historias y mundos aún más gigantescos. Llenar una película con toda la imaginación posible, que en lugar de esconderse para futuras secuelas y spin-offs lucha por un poco de tiempo en pantalla. El resultado final siempre es una ambiciosa y colorida aventura que deja una sensación de querer más, la misma sed que dejaba por ejemplo la primera Star Wars pero en esta era de fanart y fanfics.

LEGO Movie y Spider-Verse

Ese clásico de clásicos como A New Hope es otro ejemplo de este tipo de narrativas ricas en contenido sugerido, dónde el mejor ejemplo vendría en el film que le seguiría quizás encarnada en la figura de Boba Fett. De él se muestra poco y nada, pero lo suficiente para sugerir y plantar en la cabeza de la audiencia un ideal de aventuras que viviría por décadas en la imaginación de los fanáticos de la saga. Misma formula que por ejemplo decidió rescatar Guillermo del Toro en Pacific Rim, que además de un ejemplo en general de ese mismo tipo de cine agregó a su mundo de Jaegers y Kaijus un robot gigante ruso que junto a su crew ganaron miles de fanarts por cada seg en pantalla de Cherno Alpha. Eso, hasta que fue levemente demacrado por ‘Jango Fett‘ en las precuelas. Ahí es dónde viene quizás el punto más polémico de esta nota, el ejemplo negativo de este tipo de historias: La Amenaza Fantasma.

Todos sabemos lo mal recibidas que fueron las precuelas de George Lucas, pero un fracaso vergonzoso de proporciones inconmensurables aún así encontró en este estilo del que estamos hablando algunos positivos que no se suelen tener en cuenta. Obviamente igual, ninguno de ellos se encuentra en las películas en sí. Pero más allá de como terminó utilizando Lucas los personajes y escenarios creados, todo ese contenido sirvió para una gran cantidad de experiencias alternativas: los mejores videojuegos de la franquicia aprovechan el mundo de las precuelas. Mientras que cómics y producciones animadas como las dos series animadas de Clone Wars se encargaron de llevar los elementos de Lucas al buen puerto dónde se merecían estar. Es relativo si este mérito uno se lo quiere dar al trabajo de Jorgito Lucas, pero es innegable que las características de su trabajo y de el modelo narrativo que mantienen en uso Lord y Miller garantiza que se aliente y alimente este tipo de contenido alternativo como respuesta directa.

Podríamos incluso meter en esta misma bolsa a Dragon Ball GT, lo más cercano en repercusión a las precuelas de Star Wars en el mundo del anime, que a pesar de recibir la cruz de los fanáticos al grito de “¡NO ES CANON!” también intentó capturar algo de esto con grandes diseños y ambiciones que terminaron bastante mal. Aún en estos fracasos, el modelo termina trayendo frutos gracias a la inventiva que sugieren sus elementos y germinan en la mente de sus fans. Aunque tampoco esta segurado, por ejemplo ‘Valerian y la ciudad de los mil planetas’ de Luc Besson no logro ningún tipo de recepción explosiva de creatividad a pesar de entregar un universo con características similares a nuestros demás ejemplos, envuelto eso sí en un irregular film.

LEGO Movie y Spider-Verse

Lord y Miller con LEGO Movie y Spiderverse se vuelcan con mucho por estas estructuras narrativas que cuentan con clásicos que redefinieron el éxito cinematográfico, como las Star Wars originales, pero también con ejemplos de relativo fracaso como Dragon Ball GT o las precuelas de George Lucas. Hay todo un arco iris de posibles resultados, pero podría decirse lo mismo de otros tipos de historias. Lo que si queda claro, es que todas estas han sabido traer mejores y más ricos resultados por si mismos, que el simple “estuvo bien… vemos que onda la próxima” que nos traen estos tiempos modernos gobernados por los universos cinemáticos post-Marvel.

En lugar de esparcir algo de imaginación tan de a poco en una franquicia, llenar hasta el borde una sola película de todo lo que a uno se le pueda ocurrir. Siempre fue una obviedad poner todo de uno en una sola película, pero de a poco los estudios han hecho de esa costumbre una anomalía. Afortunadamente Lord y Miller nos lo siguen recordando.

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.