True Detective [Temporada 3]: El Final (3×07 y 3×08)

True Detective

Para concluir una nueva temporada de “True Detective” (bastante mediocre en cuanto a guión) culminamos como empezamos: con la review de dos episodios. Porque sí.

Por @ElPatoAlvarez_

True Detective

True Detective, esa serie que nos trajo en el 2014 a dos de los personajes más emblemáticos de la TV: Martin Hart (Woody Harrelson) y Rustin “Rust” Cohle (Matthew McConaughey). Diferentes pero con una misión en común, detener a un asesino ritual en un pueblo donde lo mundano se mezclaba con la mística y la filosofía del nihilista Cohle.

Nic Pizzolatto y Cary Fukunaga nos brindaban una de las mejores series de HBO en los últimos tiempos y la vara quedaba muy alta; tanto que no fueron suficientes los grandes nombres de la segunda entrega para una temporada en 2015 “desastroza”.

Este años pintaba bien. Masherhala Ali era el elegido para el protagónico y parecía que el tono era lúgubre, con un crimen de por medio, similar al de la primera.

Si bien todo eso estuvo, también hubo mucho relleno. Mucha historia que no nos importaba demasiado y el rumbo que marcaba el paso no era ágil.

Por suerte terminó. ¿Y cómo? De la manera más predecible y, pareciera, a las apuradas.

True Detective

En el penúltimo episodio, “The Final Country”, todo parece apuntar a una red de pedofilia: la niña secuestrada por los Hoyt, el encargado de seguridad Harris James que asesina a Tom para cubrir el descubrimiento del “cuarto rosa” donde presumiblemente tenían a la niña haciéndole quien sabe qué y, sobre todo, la entrevista a Hays en el 2015 donde la periodista nombra a los detectives Hart y Cohle. ¡Sí! Un universo compartido.

Los viejos Hays y Roland finalmente vuelven a las andadas para, quizás finalmente, dar punto final a ese caso que tanto les llevó la vida. Y un final en donde vemos como el mandamás Hoyt cita “amablemente” al Hays de los 90 para charlar un rato.

En “Now Am Found”, el season finale, todas las respuestas nos las escupen en la cara y no es nada, pero nada de lo que habíamos sospechado hasta el momento: los Hoyt compraron a Julie para que Isabella, la hija de Hoyt (Michael Rooker), tuviera una nueva hija al haber perdido la suya. Pero esta se escapó y la han estado buscando desde entonces. ¿Entonces?

Parece que Isabella tomaba litio y se lo hacía tomar a la pequeña desde que la secuestró. Pasaron años hasta que el negro tuerto, quien era un servil mayordomo, logró que la joven se escapara. De ahí en más, toda la odisea.

True Detective

Luego de estar en un convento, Julie murió de SIDA. Fin de la historia. Pero, pero…

Los viejos Hays y Roland hablaron con el ya anciano mayordomo tuerto (todos parecen vivir 100 años en la serie) y éste confiesa que la muerte del niño, el hermano de Julie, fue un accidente. Todo lo que siguió fue para tapar una cagada tras otra.

Sí señores, nada de conspiración.

Y así podría haber terminado esta temporada, pero hay una vuelta de tuerca: a Hays se le presenta oportunamente el fantasma de su esposa contándole una historia que, quizás, sea algo que él tiene en su debilitadamente pero solo recuerda mediante sus espectros; y es que Julie no murió, sino que se casó con su amor de la infancia y vive feliz con su nueva vida.

Hays va a terminar el ciclo, viéndola con sus propios ojos pero su mente le juega nuevamente una mala pasad y la vuelve a perder. ¿Una ironía del destino? Probablemente.

Lo que es seguro es que esta temporada de “True Detective” nos deja un sabor agridulce por todos lados.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1344 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.