[Blood Window Pinamar 2019] Crónicas de un jueves de terror

Blood Window Pinamar 2019

Sin duda, en el calendario de festivales de cine de cada año, el Blood Window Pinamar (Festival de cine Fantástico y de Terror) es uno de los más interesantes por ser una gran cofradía de fanáticos del género, que tienen los más extravagantes films en pantalla grande, sumado a alguna presencia internacional invitada, que podemos encontrar tranquilamente al salir de la sala.

Por @AnXieBre  y @Gimei18 

Este es el cine que identifica a más de una generación de personas que, en vez de crecer viendo dibujos animados, lo hizo con películas de terror. Esto es inigualable.

La segunda edición cuenta con la dirección artística de Javier Fernández Cuarto, la producción de Carlos Villalba y la programación de Pablo Conde que, a su vez, es parte del equipo curatorial del Festival de Cine de Mar del Plata.

Organizado por el Instituto de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), en conjunto con la Municipalidad de Pinamar y el apoyo del Festival de Sitges, este certamen es una extensión de su homónimo que se realiza todos los años en el marco de Ventana Sur y que busca reforzar la visibilidad de los mejores proyectos de género.

Según Conde, «la cartelera comercial no siempre incluye las propuestas más arriesgadas, temática o estilísticamente hablando, y por eso son necesarios los festivales de cine dedicados al género, un fenómeno que se está dando escala global«.

Blood Window Pinamar 2019

Presenciamos el «Panel de Factoría Fantástica Nacional» a cargo de Daniel de la Vega y Néstor Sánchez Sotelo, ambos directores y productores. Moderado por Matías Orta (parte de la web A Sala Llena y autor del libro «Encerrados toda la noche. El cine de John Carpenter»), donde trataron temas como los orígenes del género fantástico y de terror en el país, sus principales exponentes. También contaron acerca de sus primeros trabajos en el cine y el crecimiento de esta industria a lo largo de los años, para finalmente llegar al estado actual del género. Vigilaron la charla, las atentas miradas de Regan («El exorcista», 1973) y La Llorona, protagonista de la película que se estrenó el jueves pasado.

Blood Window Pinamar 2019

El bosque, casi en las afueras de Pinamar, sirvió de escenario para este evento paralelo a las proyecciones en sala. Lo primero con lo que uno se encuentra es un predio a modo camping con mesas y Food trucks varios para disfrutar de cenas al aire libre. Luego, por un camino de arena con guirnaldas de luces que acompañan a la luna, se llega a la sala «Crystal Lake», en honor a la emblemática «Martes 13» (1980), que se pudo ver esta misma noche.

Los asistentes pudieron disfrutar de las proyecciones en sillas y reposeras en un ambiente familiar, rodeados de la naturaleza que le otorga una mística especial al evento. Esta noche pudimos ver, además, «La masacre de Texas» (1974) como broche de oro de la jornada.


Cine por la tarde con «Soy tóxico»  de Daniel de la Vega y Pablo Parés

La nueva película de Pablo Parés ya había sorprendido en el Festival de Mar del Plata del año pasado por su calidad técnica y lo arriesgado desde lo conceptual: un film postapocalíptico, donde Buenos Aires es una especie de predio de desechos en el que arrojan, desde aviones militares, a los «secos», el resultado de una especie de guerra bacteriológica. En medio de esa basura de zombis, aparece «Perro», el personaje principal, y comenzamos a entender su historia y su psiquis.

Año 2101. El hemisferio sur del planeta se ha convertido en el basurero de cadáveres del mundo. En el medio de este gran cementerio, un hombre despertará sin recordar nada sobre su pasado, su presente o por qué se encuentra allí. 

La película por momentos se torna un poco larga y tediosa, pero lo interesante es apreciar el trabajo de dirección de fotografía, vestuario y la cantidad de planos filmados para lograr las secuencias de enfrentamientos cuerpo a cuerpo.

La impronta de Parés está presente todo el tiempo (reminiscencias claras a sus tan reconocidas «Daemonium: soldado del inframundo», 2015 y «Plaga Zombi», 1997).

Blood Window Pinamar 2019

Las interpretaciones estan a cargo de Esteban Prol, Horacio Fontova, Fini Bocchino y Gastón Cocchiarale. Prol sobresale, quizá no tanto por lo actoral, sino por la sorpresa de verlo en un papel que nunca encaró. Siempre en comedias o historias livianas, en esta ocasión se pone al hombro a «Perro», un sobreviviente que lucha con enemigos externos y con sus propios demonios internos. Fini Bocchino es la revelación, con una película anterior en su haber («Leal», 2018), la hija de Andrea frigerio trae un poco de aire fresco a lo pesado del ambiente.

Blood Window Pinamar 2019

A nivel guión, la película propone una idea un tanto trillada. De todas formas, teniendo en cuenta que fue escrita hace 10 años (aunque reescrita hace menos por Paulo Soria), el film de Parés es un exponente fuerte del género y seguramente ganará muchos adeptos.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2502 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.