[REVIEW] Good Omens: El Fin del Mundo es encantador

Good Omens

«Nacían en un mundo que está contra ellos de mil pequeñas maneras, y dedican la mayor parte de sus energías a empeorarlo».

Good Omens – Neil Gaiman/Terry Pratchett 

Por @mauvais1

Toda buena adaptación tiene en cuenta no solo el espíritu del original literario – en este caso -, que lo es todo básicamente, como también ser capaz de generar intriga en quienes ya conocen el manuscrito. De todas maneras hubo cierta tranquilidad cuando se supo que Good Omens sería guionada por Neil Gaiman, el co-escritor de la novela, aunque faltaba saber si sería capaz de emular el sentido de humor tan particular de su compañero Terry Pratchett. Era un auspicioso comienzo.

Ambos escritores, celebridades de la ficción escrita en todos sus convites, tienen su particular visión, claramente. La oscuridad, el humor negro y la mitología en todas sus vertientes de parte de Gaiman y el humor retorcido, absurdo hasta el disparate de Pratchett. Buenos Presagios (1990) fue la muestra cabal de un trabajo titánico que en ciertos aspectos parecía imposible emular en un film o serie. Todos esos datos a pie de página, la silente voz narradora con sus «Punch Line», los personajes y sus pensamientos. Pero claro, no contábamos con que Michael Sheen y David Tennant estaría a bordo como «Azirafel» y «Crowley» respectivamente, que Frances McDormand daría voz a «Dios» y Jon Hamm al arcángel «Gabriel», solo para comenzar.

Good Omens

Es, aquí lo prueban fehacientemente, que el elenco es crucial a la hora de dar cuerpo a personajes tan bien delineados en la obra original. Porque gran parte del show, admitiremos, es gracias a que éstos entendieron y originaron una suerte de tridimensionalidad en ellos que logran tapar ciertas falencias en los diálogos, a veces sobreexplicados circunloquios que sumen a la lengua inglesa en un apriete.

Esta es la historia de un ángel y un demonio unidos contra lo que será el Apocalipsis. No sólo por salvar al planeta en sí en el que viven, sino porque se han enamorado de sus pobladores. 6000 años en la tierra logran que comprendan que los humanos son más que asesinos turbios en potencia; son capaces de generar también las cosas más bellas. Para esto buscarán la manera de criar al recién nacido anticristo como un niño normal, uno capaz de entender la dualidad, lo gris entre el bien y el mal. Claro que en un confuso episodio el hijo de Satán no termina en la cuna indicada, la del embajador de EE.UU (te estamos mirando The Omen – 1976). Desaparecido el niño la búsqueda se vuelve un raid contra reloj en la que intervendrán un variopinto elenco de personajes; como por ejemplo el ejército de cazadores de brujas, que 400 años atrás quemó a Agnes, la Chalada. Esa bruja escribió la más exacta lista de profecías en las que también anuncia como vencer el entuerto. Un grupo de niños amigos del infante en cuestión, ángeles, demonios, vecinos, la bruja descendiente de la Chalada y claro, Satanás en persona.

Good Omens

Gran parte del genio creativo de Terry Pratchett está más que claro en esta miniserie. Ese absurdo desopilante que mentamos y que creemos podría ejemplificarse con «Monty Python», el sarcasmo de Jennifer Saunders (Absolutely Fabulous) o el ridículo de Miranda Hart (Miranda). El producto en su totalidad es, al mejor estilo de las comedias de su país, algo que quizás abrume o descoloque a quienes no lo consumen. Todo allí está construido a base de ese humor. Hasta la imaginería visual que produce Gavin Finney con su fotografía, el sostenido pulso, que no lerdo, de su director Douglas Mackinnon que apela a un relato pausado para deleite de los diálogos y pequeñas acciones de los personaje, cuya construcción es soberbia por parte del elenco.

La longitud de los episodios puede que sea un engorro y aleje a los espectadores de un binge-watching descontrolado, lo cual y al final no es un impedimento de disfrute. Al contrario: cuenta como una manera de tomar con calma el relato y disfrutarlo sin ningún tipo de ansiedad. Verán que todo es parte del show. Los maratónicos diálogos, las pequeñas escenas creadas para detallar los personajes en sus excentricidades, las interrupciones al relato general para conocer el pasado de los protagonistas. Cada personaje tiene su intención y atención en el relato conformando un variopinto universo propio.

Good Omens

Claro que es el dúo protagónico, no nos cansaremos de repetirlo, quien sostiene realmente la función: Michael Sheen y David Tennant logran la química capaz de retratar personajes tan disímiles como estrafalarios, capaces de hacer creer que puede haber amistad entre el Cielo y el Infierno. Claro que el resto es casi tanto mejor; Jon Hamm, Mireille Enos, Jack Whitehall, Adria Arjona, Miranda Richardson, Michael McKean, Sian Brooke y Daniel Mays, bordan los diferentes personajes. Aun así se ven un tanto desdibujados al compararlos con sus predecesores literarios. En particular el grupo de niños y Adam Young, o Miranda Richardson con su Madame Tracy y Adria Arjona como Anathema Device.

Good Omens es estrafalaria, entiende el humor evitando tomarse en serio hasta así misma, lo cual la hace ligera en su tenebrosidad. Una serie que logra el humor sin esfuerzo y realiza un paso de adaptación a imagen sorprendente de la novela. Todo está aquí para deleite del espectador, que no subestima.

Good Omens

Comenzamos hablando justamente de ellos, de transmitir el espíritu de un escrito tan bueno, capaz de sostenerse a través de personajes interesantes y de un sentido del humor que no teme el ridículo, lo abraza y se atreve a ir un poco más lejos. Sin dudas todo es mérito de Douglas Mackinnon (Dirk Gently’s Holistic Detective Agency – 2016), Neil Gaiman y un elenco que se ve realmente como una bendición.


good_omens-309573526-large

Título: Good Omens 

Dirección: Douglas Mackinnon

Guion: Neil Gaiman (Novela: Neil Gaiman, Terry Pratchett)

Fotografía: Gavin Finney

Reparto: Michael Sheen, David Tennant, Jon Hamm, Mireille Enos, Jack Whitehall,Adria Arjona, Miranda Richardson, Michael McKean, Sian Brooke, Daniel Mays,Ariyon Bakare, Josie Lawrence, Ned Dennehy, Yusuf Gatewood, Paul Kaye,Jasmine Hyde, Lourdes Faberes, Rosie Day, Nina Sosanya, Reece Shearsmith,Sam Taylor Buck, Paul Chahidi, Ilan Galkoff, Doon Mackichan, Simon Merrells,Gloria Obianyo, Paul Adeyefa, Brian Cox

6 episodios

El mundo está al borde del Apocalipsis mientras la humanidad se prepara para su juicio final. Pero Azirafel, un ángel algo quisquilloso, y Crowley, un demonio, no están entusiasmados con el fin del mundo, y no pueden encontrar al Anticristo. 

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2525 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.