Clásicos en Qubit: Especial THE BEATLES

THE BEATLES

El fenómeno Beatles ha sido un objeto de culto cinematográfico desde los mismísimos tiempos en que la banda causaba inaudito furor a uno y otro lado del océano Atlántico, épocas en donde el rock anglosajón cambiaría para siempre la historia del género como lo conocemos actualmente. Ejemplo de la perenne simbiosis de Beatles con el medio cinematográfico resultan un par de colaboraciones legendarias junto a Richard Lester.

Por @MaxiMDQ83

Qubit TV coloca en su catálogo dos gemas imprescindibles para todo beatle. Se trata de sendas colaboraciones que durante la década del ’60 el cuarteto de Liverpool llevará a cabo junto al renombrado realizador británico Richard Lester: “Anochecer de un día Agitado” (A Hard Day’s Night, 1964) y «Help!» (ídem, 1965). Por aquellos años, Lester era un talento en ciernes cuya trayectoria ostentaba la Palma de Oro en Cannes por su film “The Knack …and How to Get It”.

THE BEATLES

El cineasta fue un especialista en llevar a la gran pantalla el fenómeno que representara The Beatles, captando a la perfección aquel emblema de la cultura pop sesentista, desde sus humildes comienzos en la emblemática The Cavern al furor que suscita su desembarco en Estados Unidos, en febrero de 1964. A lo largo de sendas colaboraciones, puede captarse el meteórico ascenso de los cuatro fantásticos al estrellato absoluto impactando profundamente, Lester potencia de modo lúdico el carisma de los cuatro integrantes elevándolo a la máxima potencia en la gran pantalla. Sucede que, The Beatles modificaron, no sólo la cultura rock como hoy la concebimos, sino que colaboraron a la profusión de tendencias, modas y estilos de indudable pertinencia social.

Sin embargo, la relación de The Beatles con el mundo cinematográfico no terminaría allí. Durante aquella década, y producto del fenómeno masivo que la banda produjo, cada uno de sus integrantes adquirió un nivel de popularidad impensado por entonces, redefiniendo el concepto de rock star por siempre. Es por ello que ni a John Lennon ni a Paul McCartney le faltaron ofertas tentadoras para mudarse al mundo del celuloide. A medida que las tensiones aumentaban dentro de la banda, precipitando un abrupto final en 1970 producto de divergencias musicales, John aprovechó aquellos breves paréntesis para probar suerte en largometrajes de ficción. De su participación se recuerda el film de culto titulado “Cómo Gané la Guerra” (1967), una comedia bélica también dirigida por Richard Lester.

THE BEATLES

A propósito de Lester, éste sería el encargado de realizar el documental “Let it Be” (1970), registro de la grabación del último disco de estudio de la banda y canto de cisne cinematográfico del cuarteto de Liverpool. Más de una década después, Paul McCArtney volvería a la gran pantalla con un proyecto muy personal. Se interpretaría a sí mismo en el film Give My Regards To Broad Street, en donde convocaría al histórico productor George Martin y a Ringo Starr, a las órdenes de Peter Webb. En cuanto a George Harrison, se recuerda su interpretación de un cantante en un club nocturno en la comedia “Shanghai Surprise” (1986), que reuniera en pantalla a Sean Penn con Madonna.

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.