Stanley Kubrick: Una leyenda que sigue vigente

El 26 de julio de 1928 nació en El Bronx, en la ciudad de Nueva York, el cineasta Stanley Kubrick, y qué mejor que darle de nuestra parte un pequeño homenaje recorriendo algunos de sus mayores éxitos en la pantalla grande.

Por @belumontiel

Kubrick fue un director de cine, guionista, productor y fotógrafo estadounidense considerado como uno de los cineastas mas influyentes del cine del siglo XX, que falleció el  7 de marzo de 1999 en Childwickbury Manor, Reino Unido.

Comenzó su carrera en el año 1951 cuando estrenó su primer cortometraje «Day of the Flight», que muestra al boxeador de peso medio Walter Cartier, de origen irlandés, en la cumbre de su carrera, el 17 de abril de 1950, día en el que luchó contra el boxeador negro Bobby James.

Su siguiente trabajo fue una incursión en el cine negro, adaptando una novela de Lionel White, «Clean Break», producida por la United Artists: “Atraco perfecto” (1956), que consiguió atraer las miradas de Hollywood por su peculiar manera de tratar un género tan trabajado. La historia recurría a varios flashbacks para contar el atraco a un hipódromo.

atraco-perfecto-10-820x492

Luego, en 1960, se lanzó con el filme “Espartaco”, distinguido con 4 Oscars, donde la emocionante y entretenidísima trama se centra en sobre la vida del esclavo tracio que fue uno de los líderes de la más importante rebelión contra la antigua república romana.

En el año 1962 rodó una adaptación de la famosa novela de Vladimir Nabokov, “Lolita”, protagonizada por James Mason y Sue Lyon. En la historia observamos la obsesión patológica del protagonista, Humbert, que le lleva a desear a las, como él mismo las llama, “nínfulas”, que son  un tipo determinado de niña preadolescente con algún atractivo erótico.

Pero su estrellato fue gracias a que en 1968 decidió producir y dirigir ”2001: A Space Odyssey”. Su trama se centra en un equipo de astronautas que trata de seguir las señales de radio emitidas por un extraño monolito hallado en la Luna, y que parece ser obra de una civilización extraterrestre. El reparto está integrado por Keir Dullea como Dave Bowman, Gary Lockwood como Frank Poole, Douglas Rain como la voz de HAL 9000 y William Sylvester como el Dr. Heywood Floyd. En ella vemos reflejado la excelencia de Kubrick para abordar temas como la evolución humana, la tecnología y la inteligencia artificial, logrando dejar al espectador con un clima de tensión absoluta reflejada en la fotografía y en su banda sonora, compuesta por músicos como Richard Strauss y György Ligeti, entre otros.

2001-a-space-odyssey-192625l-1.jpg

Tres años después, en el año 1971, adaptó la novela homónima escrita por Anthony Burgess: «La naranja Mecánica», el cual fue su filme más polémico y censurado durante años en múltiples países. La película, filmada en el Reino Unido, relata los crímenes de una banda de jóvenes británicos liderada por Alex Delarge (Malcolm McDowell). Este, tras haber sido juzgado y condenado a prisión por sus acciones, acepta someterse a un tratamiento psiquiátrico llamado Ludovico a fin de reducir el tiempo de la condena, tratamiento que aún se encuentra en fase experimental. Entonces, todo da un giro inesperado.

Una de las principales reflexiones a las que conduce la película es la legitimidad de las medidas punitivas y de contención del crimen promovida por el gobierno. Usando todas las armas, sin medir las consecuencias morales y éticas, la justicia también se vuelve criminal.

Según las declaraciones del propio director, «La naranja mecánica» es una sátira social que reflexiona sobre los maleficios del condicionamiento psicológico en las manos de un gobierno autoritario que tiene la oportunidad de formar las mentes de sus ciudadanos.

naranja_mecanica-1024x618.png

Pero con el paso del tiempo Stanley decidió acercarse un poco más al suspenso, o mejor dicho, al terror psicológico, y fue en 1980 cuando dirigió el tan aclamado filme «El Resplandor», basada en la novela del escritor Stephen King.

El actor Jack Nicholson se mete en la piel de Jack Torrance, un ex-profesor que acepta un puesto como vigilante de invierno en un solitario hotel de alta montaña para ocuparse del mantenimiento. Al poco tiempo de haberse instalado allí junto con su esposa y su hijo, empieza a sufrir inquietantes trastornos de personalidad. Paulatinamente, debido a la incomunicación, al insomnio, a sus propios fantasmas interiores y, tal vez, a la influencia maléfica del lugar, se verá inmerso en un espiral de violencia contra ellos, que a su vez parecen víctimas de espantosos fenómenos sobrenaturales.

La música que abre la proyección se basa en el tema Dies irae, un himno fúnebre latino de la Edad Media.

Una de las muchas teorías conspiracionistas que se relacionan con la película es la que afirma que Kubrick dejó en ella suficientes pistas que demuestran que el hombre jamás pisó la Luna y que la NASA lo contrató para rodar las imágenes falsas que todo el planeta vio por la tele.

También se sabe que Danny Lloyd, el niño que dio vida a Danny, no tenía ni idea de que estaba rodando una película de terror. De hecho, él estaba convencido de que lo que estaba haciendo era un drama. Quizás por ello ‘El Resplandor’ fue su primera y última experiencia como actor en el cine.

64048_1.jpg

Y para concluir por el paso de algunas de sus películas no podemos olvidarnos de mencionar su ultima obra, «Eyes wide shut», rodada en 1997, dos años antes de su muerte.

Protagonizada por Tom Cruise y Nicole Kidman y estrenada el 16 de julio de 1999, esta fue la última película de Kubrick, así como su obra póstuma, ya que el director murió pocos días antes de poder mostrar el montaje definitivo a Warner Bros.

Basada en la novela «Traumnovelle» o «Dream Story» de 1926 y escrita por Arthur Schnitzler, la trama transcurre con Bill Harford (Tom Cruise), quien es un médico que goza de inmejorable reputación y habita un lujoso piso frente al Central Park junto a su bella esposa Alice (Nicole Kidman) y la hija de ambos. Ese hombre que tiene todo para ser feliz, se inmiscuirá en submundos desconocidos para él cargados de placeres y lujurias. Pero no son propios de un erotismo convencional sino, vehículo de algo muy parecido a la negación del sexo: la imposibilidad de consumar

El filme se convirtió en la cinta con el mayor tiempo de filmación registrado en la historia con poco más de 15 meses, y no sólo eso, nuevamente llevó a sus actores al límite al filmar más de 90 tomas de una misma escena.

Eyes-Wide-Shut-2.jpg

Kubrick se diferenció del resto de sus colegas directores en tener muy claro que el cine es dinero, es tiempo y es un juego. Como dijo Orson Welles, el cine es el tren eléctrico más caro del mundo. Y Kubrick más que dinero, y consiguió mucho, pidió siempre todo el tiempo del mundo para rodar, para jugar.

Stanley-Kubrick-777x437.jpg

El cineasta siempre negó lo obvio. Sus películas siempre tenían un mensaje oculto debajo de la capa superficial, no siempre fácil de ver ni tan solo de intuir.

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.