4 Básicas Fantasías: «The Dark Crystal», de Jim Henson

The Dark Crystal de Jim Henson

En los años que vivimos, mucho ha cambiado nuestra percepción sobre ese personaje clave en una historia como es el héroe. En nuestros años infantiles aquellos personajes significaban la luz sobre la que descansaba la apoteosis del cuento o relato; era la criatura nacida para serlo, capaz también de abrazar ese futuro e identificarse con él a pesar de que pudiera costarle su propia vida.

Por @mauvais1

Estos seres elegidos por sobre todos, cargan en sus espaldas el ser diferentes, ser tratados como tales y verse impelidos a realizar las mayores hazañas aún a costa de sus miedos y reticencias. Son el sumun de la vida, aunque ignoren su condición y deban aprenderlo de las formas más inesperadas y aterradoras. Son ellos los héroes involuntarios, que impelidos por una fuerza superior deberán llevar a cabo la aventura. Criaturas pequeñas y débiles que con el devenir de las circunstancias se transforman en aquello que solo sueña el hombre común.

En 1982 Jim Henson y Frank Oz daban comienzo a una fantasía que se sobrepone a lo visto hasta entonces. Con una cinta completamente realizada por marionetas, narraban la historia de Jen, un pequeño Gelfings criado por los Místicos que se convierte en el héroe a pesar de su pequeño tamaño y carecer de poderes excepcionales.

MV5BZWQ0NGMwYzktMWNhMC00NTI2LTg3NTYtN2RkMjg5M2U4NDMzXkEyXkFqcGdeQXVyMDc2NTEzMw@@._V1_SY1000_CR0,0,1498,1000_AL_

The Dark Crystal (1982)

En otro mundo, en otro tiempo… En la época de la fantasía… habitaban el mundo unos seres llamados Urskeks, que vivían en paz y armonía… Hasta que uno de ellos dañó el centro de su mundo, su más preciado tesoro: el cristal oscuro. Su mundo cambió a partir de ese momento. Los Urskeks se dividieron en dos razas, los sabios Místicos, que viven en continua meditación apartados de la sociedad, y los malvados Skekses, quienes reinan sobre la tierra, dominando a todas las razas con su crueldad. Ambos pueblos viven interconectados: cada uno de ellos tiene una contrapartida en la raza opuesta. Así, cuando uno sufre una herida el otro recibe el mismo daño, y cuando muere un Skekses muere un Místico del mismo modo, y viceversa.

Es ahí donde entrará en juego ese niño que fue educado con la intención de cumplir con la profecía que dice que uno de su raza logrará reunir el cristal y traer otra vez la paz a la tierra. A pesar del miedo que esto le produce y de la constante sensación de verse sobrepasado por las circunstancias, dará comienzo casi sin saberlo a la aventura, al camino que lo transformará en el héroe que nació para ser.

El guión estuvo a cargo del mismo Jim Henson y David Odell (Supergirl – 1982) y toma a ese pequeño, joven e inexperto para contarnos cómo se hace ese tránsito heróico, de cómo las criaturas que nacen con una determinada maravilla desanda el camino juntando la sabiduría necesaria para dar cumplimiento a su meta.

Una cinta que no fue comprendida en todo su alcance, ya que la misma a pesar de ser protagonizadas por marionetas no era exclusivamente para niños. En el film deambulaban esos crueles Skekses y sus tiránicas y absolutistas formas de gobernar, que cometieron los más aborrecibles crímenes como el genocidio al eliminar todo un pueblo, los Gelfings, con tal de no ver comprometida su existencia. Con criaturas dulces y bellas, hadas, en sus conceptos básicos, de un cuento que se oscurecía a medida que desarrollaba la trama.

Hace unos años asistí a una proyección de la película en un cine de Londres y eran dignas de observar las reacciones de los asistentes: en un momento en el que todo es digital, no se podían creer que lo que estaban viendo era completamente real”.

Brian Froud

skeksis-dark-crystal

Él, Jim Henson, buscó con esta película revalorizar la antigua oscuridad que los cuentos de hadas poseían allá en la vieja tradición que los hermanos Grimm moldearon y suavizaron en el siglo XIX. Utilizando como inspiración una ilustración en un libro de poemas de Lewis Carroll en la que aparecían cocodrilos viviendo en un palacio y vestidos con elaborados trajes y suntuosas joyas. Un poco de este universo lo veríamos en The Land of Gorch en Saturday Night Live en 1975.

Durante cinco años trabajó en este proyecto al que sumó al artista Británico Brian Froud, un excepcional dibujante que pondría rostro a las criaturas que poblaron este universo único y rico, que contaba no solo con su propia mitología, sino que también con un acervo cultural digno de un J.R.R Tolkien. Urth posee la más rica variedad de criaturas y paisajes que se había visto hasta entonces, donde cada objeto desbordaba de vida.

El cuento aquí narrado supera su tiempo porque está concebido como un mito universal, más allá de los años en que fue creado el film, la historia intenta, con soltura, una aproximación a los temas de la mitología anterior a la compartimentación cultural. El periplo del héroe, la luz versus la oscuridad, el triunfo del amor. Porque es ese sentimiento el que puebla el film. Los skekses son los pecados, los místicos los bondadosos, aunque quietos sabios y los gelflings, variante de los elfos de la luz, quienes y a pesar de sus falencias, darán el empujón a la rueda del tiempo y el destino para cumplir la profecía a través del amor que los une. La magia es primigenia, totémica y terrenal. Aughra, la vieja y arrugada bruja, es la máxima representación de esto, una Pacha Mama que custodia de los secretos que la profecía guarda.

The Dark Crystal fue y sigue siendo, una verdadera innovación en el género fantástico, por lo menos en su concepción de un mundo mágico sin humanos, que hace del mito un cuento entretenido, que recupera al poeta, al bardo de la fantasía ancestral con sus historias que cualquier pueblo podría entender porque es universal, el sueño que comparte la humanidad sobre la lucha de la luz y la oscuridad, el bien contra un claro y definido mal. Una maravilla que no envejece y por suerte han recuperado para las nuevas generaciones.


the_dark_crystal-356293828-large

Título: El Cristal Encantado (The Dark Crystal – 1982)

Dirección: Jim Henson, Frank Oz

Guion: David Odell

Música: Trevor Jones

Fotografía: Oswald Morris

Cuando hace mil años el Cristal Oscuro fue dañado por un Urskek, el caos y la confusión se extendieron por todo el planeta. Si nadie repara el cristal, el demonio Skekses dominará la Tierra hasta el fin de los tiempos. Será Jen, el último superviviente de los Gelfings, quien intente devolverle al cristal su poderoso resplandor.

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2413 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. [4BNoticias] El director Fede Alvarez confirmó que ya está listo el guion de Laberinto 2 |
  2. Todo lo que sabemos de "The Dark Crystal: Age of Resistance" |

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.