[Bastarda Empoderada Presenta] The Love Witch: Brujerias en el amor

Mezclando amor, obsesión, feminismo y  brujerías, la actriz Samantha Robinson, se mete en la piel de Elaine, la protagonista del filme “The Love Witch”.

Por @belumontiel

«The Love Witch» es una película de suspenso estadounidense del año 2016, acerca de un joven bruja que mediante hechizos y pociones enamora a los hombres y los retiene hasta su muerte.

La protagonista del filme, Elaine (Samantha Robinson – “Labyrinths»), es una bruja que huye de la ciudad después de que su marido muere en circunstancias extrañas. Se instala en una pequeña población californiana, dispuesta a vender sus productos artesanales en una tienda local. Por encima de todo, está decidida a perseguir nuevas oportunidades de amar. Porque, como ella misma dice, es una adicta al amor.

598790750_1280x720

La directora, Anna Binner, realizadora de “Viva (2007)”, apostó al cine de Hollywood de los años 50/60, ambientando la filmografía a un espacio más de época, y con un tinte retro. Cultos alternativos, como el de las brujas, se han asentado como una presencia underground pero cotidiana dentro de la sociedad.

Y así es que podemos afirmar que Samantha Robinson interpreta su papel a la perfección. Misterio y feminismo, así podemos describir su táctica.

Usar el poder de conquistar a través de una posición mágica, mostrándole lo que ellos quieren ver y a su vez enamorándolos para luego hacer con su corazón lo que se les plazca. A eso nos referimos cuando hablamos de feminismo: “soberanía femenina”.

La manera que tuvo Binner fue la de filmar los cuerpos de una manera natural, utilizando un poco la revolución sexual, y consigue una mirada propia que se distancia del cine terrorífico que usaba (y usa) el desnudo femenino como simple reclamo.

the-love-witch-peli.jpg

“The Love Witch” no es una película más del montón sobre el mundo de la brujería. Su protagonista tiene una sensualidad inquietante y una rareza agridulce que hará que no le quites la mirada de encima. Elaine quiere amar, no importa a quién, y cree que para amar debe ser la persona que su amante desee. Su empoderamiento mediante la magia y el uso del cuerpo es solo aparente, porque se basa en la sumisión a la mirada de un otro.

Sus amantes le resultan siempre decepcionantes, porque los personajes masculinos parecen una parodia de los héroes del macartismo: galanes de madera con evidentes dificultades para gestionar sentimientos complejos.

Ante una gran búsqueda exhaustiva ella seguirá buscando ese príncipe azul que los cuentos de hada nos vendieron. Pero no es un filme con un feminismo de violencia, es decir, no hay justificación para la muerte del monstruo que nos muestran, sino que la directora quiso mostrar que su protagonista no solo es una víctima del amor romántico, sino también una verdugo llevada por el narcisismo más extremo.

The-love-witch_EDIIMA20170706_0730_19.jpg

Las imágenes rodadas por Biller, como las bebidas que sirve la bruja protagonista, incluyen un hechizo en forma de discurso feminista. Un discurso abierto a interpretaciones, y que nace para generar debates animados sobre nuestras maneras de vivir, amar y también contradecirnos.


Aquí podés leer nuestra entrevista exclusiva a Samantha Robinson, la protagonista del largometraje «The Love Witch»


Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.