[REVIEW] El espía

Vicios y virtudes de un biopic; de un drama fundado en la historia de un personaje real, de alguien considerado un héroe en su nación. Este podría ser un buen título de esta producción de Netflix, creada por Gideon Raff, que también escribe y dirige, y cuenta los años en que Eli Cohen trabajó como espía para Israel en tierras Sirias entre 1960 y 1965.

Por @mauvais1

Son seis episodios que inician su periplo ya anunciando la tragedia en ciernes, como anticipándose al espectador que hará su investigación si no está familiarizado con la historia, porque en definitiva es el viaje, parece sostener, y no ese momento en que terminará irreversiblemente. El ciclo de una carta y su escritor, el corto relato de los años vividos por Eli Cohen como Kamel Amin Tsa’abet y su travesía en los pasillos de poder de la nación Siria, de su trabajo como espía, de su familia que espera y de los que de alguna manera estuvieron involucrados. La carta, la memoria de un hombre que parece haber olvidado quién es, o por qué estaba escribiéndola.

Buscando dar más a su nación, de lo que entenderíamos como patriotismo, Eli envió varias veces la solicitud de empleo al Mossad, la agencia de inteligencia de Israel, siendo siempre rechazado. Y solo cuando parece que seguirá siendo solo un contable en una tienda llega la respuesta. Pronto muestra su capacidad, su altísimo rendimiento y unas ansias inabarcables de probar que es idóneo para el trabajo. Algo que a Dan Peleg (Noah Emmerich) no ve como una virtud, al contrario de sus compañeros y jefes, sino más bien como el talón de Aquiles de su avezado agente. Historias recientes lo confirman, los ha visto sucumbir.

El espía

Y luego, sin más prólogo da inicio a la aventura, de Kamel Amin Tsa’abet y su lenta pero continua escalada en los círculos de poder sirios. Lo que el público pudo anticipar como un Mission: Impossible (de John Woo hasta hoy) o un James Bond, por qué no; resulta un drama con dosis de thriller bien diseñado y ejecutado con paciencia. Desarrolla, aunque no constante o profundamente, la psicología de un sujeto expuesto a tales labores. La creciente adrenalina, que Sacha Baron Cohen como Eli Cohen recorre sin exabruptos, pero poco matizada. ¿Acaso es el mismo hombre que no sabe con qué nombre firmar una carta? Los dedos torturados, la voz apagada de la derrota. Esa despedida a su esposa firmada en la celda parece provenir de alguien que ha pasado por mucho más que lo visto en los seis episodios, como si de alguna manera la idea original se viera disminuida por la luz que irradia el espía carismático que vemos. Vicios, diremos de hacer del hombre un héroe cuasi perfecto dejando de lado lo más interesante que es justamente sus dudas, resentimientos, miedos. Esa vida doble tanto en nombre cómo anhelos. Cosa que sí parece interesar al guionista cuando se trata de los otros personajes, que no disimulan sus ambages morales, sus sacudimientos éticos; en el resto se ve mucho mejor la humanidad rota, desesperada y ambivalente.

El espía

The Spy es el proceso de construcción de una tragedia que continuamente amenaza con estallar y hace que la historia sostenga el ritmo de suspenso, que el drama equilibra y atempera pero que poco juega con los límites morales o éticos que se recorren en tales ficciones como las de espías. Más allá de esa imagen final, en el mismo final de la serie, la definición de malos y buenos está poco más que constreñida, haciendo que sea poco interesante los teje y manejes de los involucrados. No olvidemos que después de todo es una ficción y como tal la sombría zona gris en estos personajes es lo interesante; Homeland (2011), The Americans (2013) son mejores exponentes televisivos de este tipo de shows, en los que se pone en juego mucho más que la vida, más bien la deontología de quienes la ponen en riesgo.


El espía

Título: El Espía (The Spy – 2019)

Guion y Dirección: Gideon Raff

Reparto: Sacha Baron Cohen, Noah Emmerich, Hadar Ratzon Rotem, Nassim Si Ahmed, Yael Eitan, Mourad Zaoui, Hicham Goullal, Hassam Ghancy, Uri Gavriel, Waleed Zuaiter, Hyam Zaytoun, Alexander Siddig, Ait ben Azzouz Brahim, Reymonde Amsallem, Ahmed Boulane, Maria Zreik, Kamal Kenzo, Ori Pfeffer, Faical Elkihel, Yousef ‘Joe’ Sweid, Philippe Gray.

Miniserie: 6 episodios.

Serie basada en la vida del espía israelí Eli Cohen. En la década de 1960, el israelí Eli Cohen se convierte en agente secreto del Mossad para espiar a Siria bajo el nombre ficticio de Kamel Amin Thaabet, como parte de una larguísima misión que, a lo largo de los años, le llevó a cuestionarse si su lealtad a la patria era más importante que vivir una segunda vida en peligro constante lejos de su familia.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2441 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.