[VIERNES NEGRO] «Blade Runner» (1982), de Ridley Scott

Revolucionar el género

En esta nueva entrega de Viernes Negro analizamos el clásico cyberpunk «Blade Runner», dirigido por Ridley Scott y protagonizado por Harrison Ford.

Por @MaxiMDQ83

La nostalgia por el policial clásico se perpetúa desde comienzos de los años ’80 hasta el presente a través de ejemplares cinematográficos que intentan rescatar la magia de antaño. Podría pensarse en “L.A. Confidential” (1997) de Curtis Hanson o en “Mullholand Falls” (1997) de Lee Tamahori como dignos herederos del espíritu de Roman Polanski en “Chinatown” (1974) o incluso de su secuela, “Barrio Chino 2” (1990), dirigida por el mismísimo Jack Nicholson. La corrupción policial, la perdición inevitable y un pesimismo abrumador en su máxima expresión.

Por supuesto, los puristas del género, un tanto más conservadores, no tolerarían la inclusión de “Blade Runner” (1982), un neo-noir futurista, bajo la dirección de Ridley Scott. Sin embargo, debemos considerar una serie de virtudes esenciales que valdrían su inclusión.

blade-runner-1982-019-deckard-city-street-00o-gck.jpg

Con “Blade Runner” estamos frente a una de las producciones de ciencia ficción más ambiciosas de todos los tiempos, también una de las más brillantes adaptaciones literarias del género que se hayan visto alguna vez. En tiempos donde Hollywood inauguraba el relato posmoderno del cine de blockbuster y su tecnología se renovaba de forma radical, el film resultaba un absoluto desafío para Ridley Scott. Esta obra representaría su consagración definitiva, luego de las magníficas “Los Duelistas” (1978) y “Alien” (1979).

Con un costo que superó los 30 millones de dólares, el realizador inglés rodó una historia futurista que situaba la acción en un planeta deteriorado por la super población, hecho que obligó a los humanos a colonizar otros territorios donde genéticamente se gestan los replicantes. El film retoma la pionera obra de Philip K. Dick (“¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”) para situarnos en un futuro no muy lejano, donde los hombres han alcanzado el conocimiento necesario para fabricar androides idénticos a ellos mismos. Estos seres adormecidos se utilizan como esclavos y, presos de su atávico instinto humano de libertad, se rebelarán en busca de un progreso, amenazando con liquidar los vestigios existentes de lo que alguna vez conocimos como humanidad.

Colocando especial cuidado en la escenografía, Scott diseñó un ambiente sórdido y sombrío que sitúa la historia en la Los Ángeles de 2019, representada en enormes maquetas con calles nocturnas y lluviosas, luces de neón y gigantes carteles publicitarios. Esta singularidad estética reviste al film de un tono apocalíptico que marcaría un antes y un después en el género de ficción. Gran parte del presupuesto fue destinado al mejoramiento de los efectos especiales. Es por ello que su realizador contó con el encargado de realizar los mismos para “2001, Odisea del Espacio” (1969), la modélica obra de Stanley Kubrick.

La excelente fotografía y mezcla de sonido empleadas corrobora la factura técnica de un film visualmente impecable. La evolución dramática que experimentan los personajes a lo largo de la historia suma interés, posicionándolo como estudio social que pretende alertar acerca de un hipotético y aterrador futuro. Siguiendo la huella romántica del film noir y lejos de convertir al artilugio visual en el centro neurálgico de su obra, la trama se fortalece con profundidad ideológica conformado una sólida estructura narrativa, fruto de esta compleja pieza cinematográfica.

2100_ent_bladerunner_0622.jpg

Un joven Harrison Ford (el eterno y audaz héroe), un experimentado Rutger Hauer (un clásico entre los villanos) y una bella Daryl Hannah (de moda por aquel entonces) alcanzaron gran popularidad con sus interpretaciones. Misma suerte corrieron los personajes de Edward James Olmos y Sean Young, esta última un talento de gravitación inconstante en el radar hollywoodense. El impacto cultural de esta historia fue tal, que en 2018 se estrenó la secuela “Blade Runner 2049”, dirigida por el canadiense Denis Villeneuve (“La Sospecha”, “El Enemigo Duplicado”, ambas de 2013).

Gracias a un profundo espíritu de transgresión estética y el empleo de recursos visuales nunca antes utilizados, la obra de Scott revolucionó el género. Su hondura filosófica propensa a diversas interpretaciones y metáforas plausibles de un estudio social, amparadas en sus intrincados y complejos mecanismos de comunicación que resignifican la fórmula noir clásica, reflexionando sobre la condición humana y su futuro con un tono pesimista.

El diversificado punto de vista que otorga el autor se vale de ricos elementos del género y las destrezas propias de una narrativa impecable hacen lo propio para convertir forma y contenido en un vehículo de sus más íntimas obsesiones.

Cabe mencionar que, en esta ocasión, el montaje final fue decidido por la productora y no por el director. Recién en 1992 se conoció la versión “Director’s Cut”, lanzada al mercado con motivo del décimo aniversario de su estreno.


Título: Blade RunnerBlade Runner Poster

Año: 1982.

Duración: 117 minutos.

País: Estados Unidos.

Dirección: Ridley Scott.

Guion: David Webb Peoples y Hampton Fancher (Novela: Philip K. Dick).

Música: Vangelis.

Fotografía: Jordan Cronenweth.

Reparto: Harrison Ford, Rutger Hauer, Sean Young, Daryl Hannah, Edward James Olmos, Joanna Cassidy, Brion James, Joe Turkel, M. Emmet Walsh, William Sanderson, James Hong, Morgan Paull y Hy Pyke.

Productora: Warner Bros. / Ladd Company / Shaw Brothers.

Género: Ciencia ficción| Neo-noir | Thriller futurista | Cyberpunk.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Maximiliano Curcio 50 Articles
Maximiliano Curcio nació en la ciudad de La Plata, en 1983. Es escritor, docente y comunicador, egresado de la Escuela Superior de Cinematografía de Buenos Aires. Realizó críticas cinematográficas, análisis teóricos y ensayos para distintos medios gráficos y digitales desde 2004 hasta la fecha. También llevó a cabo coberturas de festivales de cine, muestras de arte y recitales de rock de las principales figuras de nuestra escena. Autodidacta y de espíritu artístico inquieto, ha reseñado obras de teatro, libros y discos. En el año 2016 creó el "Espacio Cultural Siete Artes", un portal de enseñanza a distancia, tarea que complementa con el dictado de ciclos de cine y talleres grupales en diversos centros culturales. De forma paralela, ha emprendido numerosas tareas de investigación y gestión cultural. Desde 2018 es director de la "Revista Cultural Siete Artes", donde ha entrevistado a importantes personalidades de la cultura y el arte nacional. Es columnista semanal del programa de radio "La Cultura del Payaso" y productor y conductor del podcast radial del "Canal Siete Artes". En el año 2019 publica su primera antología de libros titulada "THE END", una serie de publicaciones fruto de 15 años de trabajo escribiendo acerca de la historia del cine y sus protagonistas.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.