[REVIEW] Fractura: ¿Imaginación o Realidad?

fractura

Netflix sigue apostando a los thrillers psicológicos con el trabajo más reciente de Brad Anderson (The Machinist). Acá, te contamos que podes esperar del film protagonizado por Sam Worthington (Avatar).

Por @martog23

Brad Anderson es un cineasta bastante interesante que se destacó en películas como El Maquinista, Beirut y Transsiberian y en producciones televisivas exitosas como Boardwalk Empire, Fringe, The Wire y The Killing. En esta oportunidad decide otorgarnos un clásico relato de intriga que es bastante pequeño pero entretenido, a pesar de su familiaridad y de su carácter predecible llegando al tercer acto.

El largometraje nos cuenta la historia de la familia Monroe que se encuentra atravesando el país para ir a festejar Acción de Gracias con el resto del clan. En el viaje Ray (Worthington), discute con su esposa, Joanne (Lily Rabe), con quien aparenta tener ciertos problemas maritales. Durante una parada en una estación de servicio, la hija del matrimonio, Peri (Lucy Capri), tropieza y se cae a un foso donde termina rompiéndose el brazo pese al esfuerzo de Ray de tratar de atajarla en plena caída. Los tres salen disparados al hospital más cercano y tras un largo trayecto en ruta, logran que su hija sea atendida. Tras un chequeo de rutina, Joanne acompaña a la pequeña a realizarse una tomografía y Ray termina durmiéndose en la guardia por el cansancio acumulado. Cuando despierta, nadie del hospital recuerda haber visto a su familia, ni existen datos de que alguna vez hayan ingresado en él. Ahí comenzará la investigación del protagonista por ver qué ha pasado con su familia y por qué todos los empleados del hospital parecen sospechosos de un encubrimiento.

fractura

La historia nos recuerda un poco al film Flightplan (2005) protagonizado por Jodie Foster donde también se daba el caso donde el/la protagonista tenía que probar su cordura o sanidad mental y la existencia de su propia hija. Ese solo es un ejemplo para enumerar varias propuestas donde el personaje principal se ve enmarañado en un dilema donde se cuestiona la veracidad de sus planteamientos. En esta ocasión, el film logra entretener a lo largo de sus 100 minutos de metraje pero se va viendo y anticipando los caminos por los que el director y el guionista nos va llevando. La tensión y el suspenso están muy bien trabajados pero durante el tercer acto y llegando al desenlace se nos hace un poco evidente y predecible el quid de la cuestión. La manipulación del espectador queda al descubierto y resulta algo frustrante a pesar de haber disfrutado durante todo el relato.

fractura

Respecto a los apartados técnicos hay que destacar la fotografía de Björn Charpentier (que ya había colaborado con el director en Beirut), cuyo clima y puesta de cámara ayudan a construir ese aire enrarecido que contribuye a la narrativa del film. Por otro lado, en términos interpretativos, Sam Worthington se calza la película al hombro brindando una actuación más que convincente incluso cuando el guion lo va dejando solo para mantener la cinta a flote.

Fractured (título original) es una propuesta disfrutable para aquellos que no estén muy versados en relación a los thrillers psicológicos. Un film que, con tanto talento delante como detrás de cámara, podría haber sido mucho más. No obstante, el protagonista y la dirección de Anderson se las ingenian para compensar ciertos convencionalismos narrativos provenientes de un guion genérico.

PUNTAJE: 5.5/10


Título original: Fracturedfractura

Dirección: Brad Anderson

Guion: Alan B. McElroy

Música: Anton Sanko

Fotografía: Björn Charpentier

Elenco: Sam Worthington, Lily Rabe, Stephen Tobolowsky, Adjoa Andoh, Stephanie Sy, Lucy Capri, Lauren Cochrane, Crystal Magian, Derek James Trapp, Dennis Scullard, Natalie Malaika,

Mientras viajan a través del país, Ray (Worthington), su mujer y su hija hacen una parada en una zona de descanso y la niña tropieza, rompiéndose el brazo. Los tres ponen rumbo al hospital y, tras varias horas de trayecto, por fin logran que su hija sea atendida. Agotado, Ray se queda dormido esperando a los resultados sobre la gravedad de las lesiones. Cuando despierta, nadie del hospital recuerda haber visto a su familia, ni existen datos de que alguna vez hayan ingresado en él…

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.