[REVIEW] American Son: Dos caras de la sociedad norteamericana

American Son

American Son (2019) es una película original de Netflix dirigida por Kenny Leon y protagonizada por Kerry Washington, Jeremy Jordan y Steven Pasquale.

Por @lupebaldoni

Basada en la aclamada obra de teatro de Broadway del mismo título creada por Christopher Demos-Brown, que ejerce de guionista, la película nos sitúa en una lluviosa noche en Florida, cuando una madre desesperada trata de dar con el paradero de su hijo.

ATENCIÓN: ¡Esta nota contiene spoilers!

Kendra (Kerry Washington) está viviendo la peor pesadilla de toda madre: su hijo Jamal desapareció en la madrugada y la policía le informa que ha habido un incidente, pero nadie parece poder darle una respuesta. Mientras se pasea desesperada por la sala de espera de la comisaría (lugar donde transcurre toda la película), lucha con todos los prejuicios y miedos instaurados en su cabeza. Ella sólo quiere saber si su hijo está bien, pero tiene que lidiar con un agente de bajo cargo que parece no estar dispuesto a ayudarla y que hace preguntas despectivas en cuanto a la apariencia de su hijo, con la tensa relación con su reciente ex marido, padre de Jamal, y con la desesperación de saber que, sólo por su color de piel, su hijo quizás haya corrido un destino mucho peor.

La situación en Estados Unidos en cuanto a conflictos de razas, clases y género siempre ha sido un tema controversial y que deja mucho espacio al debate. La violencia interracial sigue siendo un problema vigente y son miles las historias, contadas y no contadas, que han tenido como protagonista a gente discriminada y demonizada por su color de piel. 

American Son

Kendra tuvo que lidiar con esta clase de juicios de valor durante toda su vida, y atravesando esta difícil situación parece no estar dispuesta a mantener la cordura ni la ética, sino que todo lo contrario, desafía y cuestiona al oficial Larkin (Jeremy Jordan) que no le da ninguna respuesta sino hasta que llega el padre de Jamal, Scott (Steven Pasquale). No es una certeza que Larkin comience a brindar información por la llegada del ex esposo, pero sí es claro que para Kendra, no es más que otra situación de desigualdad social: Scott también es hombre, también es policía y también es blanco. Ella ve la situación de camaradería entre ambos, entiende que una vez más está siendo excluida por diversos factores, y no teme enfrentarse a todos, incluso a su ex marido, para defender su lugar.

Los elementos de la película, originalmente obra de teatro adaptada a la pantalla chica, son escasos pero no por eso dejan de funcionar, sino todo lo contrario: toda la trama se da en una misma habitación (la sala de espera de la comisaría), los personajes que vemos son únicamente Kendra, el oficial Larkin, Scott y al teniente John Stokes (Eugene Lee), quien aparece luego en escena para traer más información sobre el paradero de Jamal. De hecho el mismo Jamal no es mostrado en ningún momento y esto es, a nuestro entender, un claro recurso que da un sentimiento de desolación al espectador: es una historia que puede haberle sucedido a cualquier joven afroamericano. 

Resultado de imagen para american son movie

Kendra y Scott se entraman en un diálogo atrapante y abrumador durante casi toda la película, que sin necesidad de demasiados flashbacks nos explica de lleno cómo han sido de diferentes sus vidas, y nos deja un crudo retrato de la dicotomía del poder y la opresión en la sociedad norteamericana: el hombre y la mujer, el policía y el civil, el negro y el blanco. Sin dudas la actuación motor que hace que la hora y media sea agradable y no aburra, es la de la actriz Kerry Washington. Aunque todos los personajes están bien en su papel, es destacable la cantidad de emociones por las que pasa (y nos hace pasar) el personaje de Kendra y cómo va evolucionando desde la ira, pasando incluso por la ternura, hasta la frustración. 

Si bien es notorio que la trama y todo el desarrollo de la historia son ideales para una obra teatral, la adaptación igualmente funciona y atrapa, no sólo porque nos deja expectantes de saber cuál ha sido el destino de Jamal, sino porque nos muestra mucho más que la angustia y desolación de dos padres velando por su hijo: es también la crónica de un matrimonio que, aunque colmado de amor, ya no funciona, que está roto, que ha lidiado con el peso de los prejuicios y la carga social y el cual sus oportunidades a lo largo de la vida han sido tan diferentes, que tienen ideas y conceptos sobre la paternidad totalmente opuestos. 

Lo inesperado del final es que es totalmente esperable: Siempre tendemos a esperar ese giro de trama que nos muestre un final feliz, pero American Son viene para volcar una realidad innegable de la manera más cruda y necesaria posible. Sin dudas una obra de teatro en su mayor expresión, pero que vale la pena ver y darle una oportunidad en la pantalla para atravesar estas sensaciones que sin duda, no nos dejarán indiferentes.


American Son

Título: American Son

Dirección: Kenny Leon

Guion: Christopher Demos-Brown (Obra: Christopher Demos-Brown)

Reparto: Kerry Washington, Steven Pasquale, Jeremy Jordan, Eugene Lee

Son las 3:00 de la madrugada en el sur de Florida. En una noche lluviosa, Kendra Ellis-Connor se pasea, ansiosa, por la sala de espera de una comisaría. Su hijo ha desaparecido y nadie contesta a sus preguntas. Tiene delante un muro de prejuicios inconscientes, puntos de vista distintos y una relación muy tensa con su exmarido. Ella solo quiere averiguar qué le ha pasado a su hijo. Basada en la aclamada obra de teatro creada por Christopher Demos-Brown.

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.