[REVIEW] The Witcher – Temporada 1

The Witcher - Temporada 1

«Los hechos del rey Arturo y sus nobles caballeros» de John Steinbeck cambió para siempre mi percepción del héroe y asentó las bases de lo que luego descubriría era el arquetipo clásico del mismo, cuando profundicé la búsqueda. El buen nombre, la acción desinteresada, el socorro al débil y la muerte antes que la deshonra. Con el agregado de la fantasía como respuesta al inverosímil de corporizar, lo que entendía era el entuerto espiritual a resolver del personaje protagónico.

Por @mauvais1

Con los años, como le sucedió al género, llegaron la decepción y la incredulidad, el bofetón que la realidad da sin misericordia, y por supuesto la decepción. Como en la Nueva Ola de la ciencia ficción, el género fantástico y de caballeros tuvo también su baño de cinismo, la relativización de los conocimiento, la duda y por sobre todo la sustentación práctica de esos universos que se antojaban inconmensurables. David Eddings, Guy Gavriel Kay, Jack Vance, Terry Pratchett y claro, quién nos ocupa, Andrzej Sapkowski; potenciaron ese cinismo. Todo lo ideal, destruido por la presencia inequívoca de la dualidad humana. La magia elaborada desde una lógica racional.

«Combato las causas, no los resultados»

Geralt of Rivia, ni siquiera es caballero y por ende desconoce los atributos de tales personajes, aunque muestra respeto de los poco que conoce. Lo interesante de la historias escritas por Andrzej Sapkowski, es que su protagonista es lo que se considera un antihéroe, su intervención es solo consecuencia de un destino ineludible del que renegará una y otra vez. Un brujo, un mutante con magia robada, una criatura que es imposible de catalogar en ese universo donde todos tienen su lugar. Porque no olvidemos que esta falsa edad media, se rige por las rígidas leyes de esta. Clase, posición, poder, nacimiento, todo está determinado. Hasta las criaturas fantásticas como Elfos, Enanos y Medianos (sí, algo así como Hobbits) tiene su lugar en la sociedad, desde que perdieron las guerras contra los humanos, viviendo en guetos u ocultándose en tierras lejanas.

The Witcher - Temporada 1

«Comprendí que el orgullo y la arrogancia, aunque son una defensa para ser diferente, son una lamentable defensa»

Lauren Schmidt, creadora de la serie y showrunner, entendió mucho de lo que vengo prologando cuando comenzó la adaptación de esta saga literaria, combinada en libro de relatos cortos y novelas escritos por Sapkowski. Sordidez y sarcasmo no le faltan a quien estuvo involucrada en Daredevil y The Umbrella Academy, como tampoco el suficiente coraje como para mantener la violencia y la pátina de realidad medieval, tan en boga en las producciones actuales.

The Witcher es en esencia la historia del brujo Geralt of Rivia y sus aventuras a lo largo y ancho del continente cazando monstruos, que para eso fue creado en Kaer Morhen. Sus aventuras que podrían narrarse en relatos cortos, toma continuidad con la aparición de la princesa Cirilla de Cintra, la leoncilla de Cintra. Criatura que lo empujará hacia ese destino que tanto elude, claro que causas y consecuencias lo transformarán. Henry Cavill, dejando la capa del noble Boy Scout de DC, compone una criatura a la medida del relato, el taciturno y agrio brujo, que oculta la cobardía en una postura arrogante sobre la propia fatalidad, un buhonero que recorre los caminos vendiendo sus mercancías sin entrometerse, sin cuestionar. Parco, apenas habla, sus soliloquios son un vertedero de egoísmo que no es más que una herramienta de sobrevivencia en un mundo hostil.

El equipo de guionistas propone personajes aún más mundanos que los originales, con esa cuota de actualidad que sin dejar de lado un texto florido, se sienten cercanos. Jaskier (espléndido Joey Batey), el bardo, es un ejemplo contundente de esto, con sus rimas y melodías modernas, casi de balada pop. Como también la reina Calanthe de Cintra y su empoderamiento, sus bravuconadas; Jodhi May es pura adrenalina, aún en su quietud. Los cambios serán puestos a vista del espectador, esta es una temporada de presentaciones, de ubicarlo en el universo de The Witcher, y no por eso falto de aventuras, monstruos y sanguinarias batallas. Contado con un esmero que resalta la magna producción que Netflix a dedicado al producto, es un entrevero de líneas narrativas bien orquestadas que el espectador irá con paciencia, eso sí, ubicando.

The Witcher - Temporada 1

Los añadidos son positivos y es una pena que lo discursivo de varios momentos claves ralenten lo anterior. La falta de fe en el misterio que los espectadores se avoquen a desentrañar, a veces conduce a ese sobrelineado. Algo que también es una carencia común en las producciones actuales, sean cine o Tv. La evolución o mejor dicho, viaje de los personajes, en lo introspectivo y emocional, tiene su contraparte en las acciones. Otro hecho que queda poco claro es que desde el nacimiento de la princesa Ciri hasta el momento en que conocerá a Geralt, transcurren unos once años. Datos como estos, aunque suenen triviales hacen el recorrido que el mismo Brujo transita y lo va moldeando. Algo que no se tiene en cuenta en pos de crear eventos dramáticos y que seguramente confundirá a más de un espectador.

Un corto repaso de ideas interesantes

Tal vez por que es el primer episodio y de alguna manera se fija con más tesón en la retina de este cronista, pero The End’s Beginning (E1xT01) dirigido por Alik Sakharov y escrito por la misma Lauren Schmidt, es el que mejor explora no solo el fascinante universo de fantasías medievales, también el que mejor expone una realidad concreta de un mundo de esas características. Eso y la fotografía de Gavin Struthers.

The Witcher - Temporada 1

Algo parecido sucede con el episodio 4, Of Banquets, Bastards and Burials, dirigido por Alex Garcia Lopez y guionado por Declan De Barra; la mitología construida en las novelas y por tanto en la serie, se basa no solo en el folklore polaco o mejor dicho de Europa oriental, también en las primeras versiones de los cuentos de hadas; viscerales y poco dadas a la moraleja, más bien al cinismo, cierta subversión, y comprensión del espíritu de la época en que nació. Este episodio y más allá de su crucial importancia en el resto de la saga, es afín a tales relatos, al espíritu lúdico, cierta socarronería en el relato fantástico y las criaturas que lo habitan que recuerda y de la mejor manera a The Storyteller (1988) de Jim Henson.

En fin, dejaremos por ahora a The Witcher, porque va siendo hora que los mismos espectadores juzguen el producto a tan solo horas de estrenarse. Pero si de repente nos están leyendo les recomendamos su visionado porque a pesar de la oscuridad, la sangre, la intriga palaciega y tantos otros atributos de fantasías oscuras que pueda tener la serie, es capaz de narrar una aventura respetuosa de su maravilloso acervo literario, una interesante propuesta que apela a la comedia en su medida justa, sin abusar de ello. Y que posee la habilidad de entregar un producto rico en lo técnico. Es una fantasía de espada y hechicería (Sword and Sorcery) en todo su esplendor y la fantasía épica por descontado. Internarse en este universo es, para los amantes del género, un placer pocas veces obtenido y más con tanta producción.


The Witcher - Temporada 1

Título: The Witcher 

Creada por Lauren Schmidt.

Dirección: Alik Sakharov, Charlotte Brändström, Alex Garcia Lopez, Marc Jobst.

Guion: Lauren Schmidt, Declan De Barra, Beau DeMayo, Haily Hall, Jenny Klein, Sneha Koorse, Michael Ostrowski (Novelas: Andrzej Sapkowski).

Música: Sonya Belousova, Giona Ostinelli.

Fotografía: Jean-Philippe Gossart, Gavin Struthers.

Reparto: Henry Cavill, Freya Allan, Millie Brady, MyAnna Buring, Anya Chalotra, Björn Hlynur Haraldsson, Adam Levy, Jodhi May, Mimi Ndiweni, Therica Wilson-Read, Eamon Farren, Joey Batey, Lars Mikkelsen, Royce Pierreson, Maciej Musial, Wilson Radjou-Pujalte, Anna Shaffer, Rebecca Benson, Shane Attwooll, Luke Neal, Matthew Neal, Tobi Bamtefa, Roderick Hill, Inge Beckmann, Natasha Culzac, Amit Shah, Tom Canton, Judit Fekete, Imogen Daines, Shaun Dooley, Mahesh Jadu, Anita Olatunji, Kembe Sorel, Raquel Amegashie.

Basado en la saga de fantasía, The Witcher es una historia épica sobre el destino y la familia. Geralt de Rivia, un cazador de monstruos solitario, lucha por encontrar su lugar en un mundo donde las personas a menudo son más malvadas que las bestias. Pero cuando el destino lo arroja hacia una poderosa hechicera y una joven princesa con un secreto peligroso, los tres deben aprender a navegar juntos por el cada vez más volátil continente.

 

Advertisements
Acerca de Marco Guillén 2845 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.