[OPINIÓN] No te metas con los gatos: Un asesino en internet

no te metas con los gatos

Netflix hace rato nos tiene acostumbrados a su contenido «true-crime» pero, en mi opinión, aquí va un paso más allá. Trataré de analizar «No te metas con los gatos: Un asesino en internet (2019)» sin spoilers.

Por @ElPatoAlvarez_

Wild Wild Country (2018) o Making a Murderer (2015) son ejemplos perfectos de como el contenido documental en formato serie y True-crime es una de las lanzas insignia de Netflix. Sus tramas, diagramadas y pensadas para que funcionen como un film (además que cada episodio nos deje un cliffhanger que nos enganche) hacen de estos productos un entretenimiento y, a la vez, nos interpelan de manera profunda.

no te metas con los gatos

El caso de No te metas con los gatos: Un asesino en internet (Don´t F*ck with the cats: Hunting an Internet Killer, 2019) es, en mi opinión, un acontecimiento especial entre ellos: con solo 3 episodios de poco más de una hora, pasamos de un caso de indignación en redes sociales (muy común en estos tiempos) a una cacería implacable contra un asesino serial a través del mundo.

La aparición de un video en la red en la que se ve a un joven encapuchado (luego identificado como Luka Rocco Magnota) que mata a dos gatitos bebé es el punto inicial en el que un grupo de personas realizan una búsqueda de este sujeto en Facebook.

Conforme va pasando el metraje, los videos van creciendo en número y en intensidad, al mismo tiempo que estos detectives improvisados van recabando datos a través de ellos y armando un perfil del sujeto y de su entorno para encontrarlo y detenerlo.

no te metas con los gatos

La cuestión radica en que, a medida que se va formando este perfil y los videos siguen sucediendo, se van dando cuenta que el sospechoso va por más y no le va a interesar pasar de lastimar a un indefenso animal, a herir a un ser humano.

No te metas con los gatos: Un asesino en internet (2019) plantea así el dilema moral constante y que concierne a las redes sociales; cuanto de nosotros ponemos en ellas, cuanto sabemos de lo que pasa al otro lado de la pantalla, las vidas que se arruinan y, sobretodo, que poder tienen nuestras acciones al oprimir «Enter» o «Send» en el teclado.

El documental producido por Dimitri Doganis y Adam Hawkins terminan interpelando al espectador de forma directa y rompiendo la Cuarta Pared, haciéndonos replantear si nuestro tiempo en la red es realmente productivo y si pensamos realmente en las vidas que podemos cambiar y/o perjudicar en el transcurso.

Advertisements
Acerca de Diego Alvarez 1471 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.