[REVIEW] Sarazanmai: Quiero conectar

Cualquier persona que disfrute del anime sabe dos cosas: que no hay que juzgar un libro por su portada y que en este género todo se vale.

Por @Caty90

Todas las temporadas hay un anime que, por alguna razón, destaca de entre el resto. El año pasado, uno de esos anime fue Sarazanmai (2019). La propuesta parecía apuntar a una temática mucho más light y reírse un poco de la idea de las transformaciones mágicas de la mano de un trío de chicos de 14 años. O por lo menos eso parecía.

Resultado de imagen para sarazanmai

Como los amantes del género sabemos, rara vez las cosas son lo que parecen con los anime. ¿Quién no se ha enganchado con uno porque el diseño de personajes parecía muy «kawaii» solo para darse cuenta que en realidad el anime era más oscuro que el alma del diablo? O al revés, elegir uno porque parece serio y desayunarse con que es un comedia hecha y derecha.

Esto es parte de lo que ocurre con Sarazanmai. A primera vista, parece bastante lindo y ligero, tanto en diseño como en temática. Una organización le está robando los deseos a la gente y hay que detenerlos. Bien al punto, ¿no? No. Principalmente, porque la forma de «transformarse» de estos chicos depende de un ser de otro reino que los puede convertir en kappas (variedad de yōkai o demonio perteneciente al folclore japonés que habita en los ríos o lagos) al sacarles temporalmente la shirikodama (o el órgano donde los humanos guardan el deseo). El tema es que la shirikodama se encuentra en el ano de los humanos (si, leyeron bien). O sea, no miren este show en el celular mientras viajan el tren…

Resultado de imagen para sarazanmai

Pero volviendo al tema, la transformación es temporal y el objetivo es que los chicos puedan quitar la shirikodama de un kappa zombie: un ser creado luego de su muerte porque no pudo concretar sus deseos. Y por favor dígannos que se imaginan de dónde los chicos le sacan la shirikodama a los zombies… El tema es que al hacerlo se filtran secretos de los tres chicos, por lo cual tanto ellos como nosotros nos vamos enterando de todas las cosas que tienen que ocultar, las cuales son varias.

Junto a los chicos tenemos al ya mencionado Keppi, una suerte de rana con mal carácter que ere príncipe del reino de los kappas y que necesita la ayuda de los chicos para derrotar al reino de las nutrias, que son los verdaderos enemigos detrás de los zombies, y a Reo y Mabu, los dos policías que se ven al fondo de la imagen y que tienen más historia que contar de lo que aparentan. Además que de policías no tienen un pelo.

Resultado de imagen para sarazanmai

Un punto interesante, y que fue una de las razones que resonara en las redes (Hola Tumblr), es que Reo y Mabu son pareja. De eso no te queda duda alguna bajo ningún concepto, especialmente una vez que llegamos al final de la historia. Y otra cosa es que Enta, el chico de los lentes, está enamorado de Kazuki, el de pelo marrón, y para variar no hay dudas en el chico al respecto: el está enamorado de su mejor amigo. Incluso fantasea bastante al respecto.

Por último, tenemos a Toi, quien resulta que tiene un pasado un tanto oscuro, en buena parte culpa de su hermano. Y a Haruka, el hermanito menor de Kazuki y quien intenta conectar con él con todo lo que tiene.

Resultado de imagen para sarazanmai

Cómo se puede ver en la imagen anterior, mantener las apariencias no es algo que importe demasiado en este anime. Ni siquiera cuando se derrota a los zombies, lo cual es, como mínimo, sugestivo. Aún así, el corazón de la historia va por las conexiones, por las relaciones que las personas desarrollan a lo largo de sus vidas y como estas afectan a cada uno de nosotros.

Cada vez que un secreto se filtra, todos ganamos más conocimiento sobre el porqué y cómo es ese personaje, y, a la vez, por qué hace lo que hace. Kazuki siente una gran culpa y cree que debe auto-castigarse, Enta quiere que su amigo vuelva a la normalidad pero es algo posesivo de él, Toi carga con secretos de su hermano que ningún chico de su edad debería. Hasta Haruka, Reo y Mabu tienen dudas, esperanzas y miedos.

Sarazanmai (2019) es un tire y afloje de contradicciones que pueden espantar a los más inexpertos en el arte de «ver anime», pero que si están dispuestos, puede tener mucho que ofrecer.



Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.