Retrospectiva Bastarda: «La Flor del Mal» (2003), de Claude Chabrol

DE GENERACIÓN EN DEGENERACIÓN

“La Flor del Mal” resulta ser una disección de la clase burguesa francesa, en un tono punzante mucho más oscuro y condenatorio que el exhibido por el autor en “Gracias por el Chocolate” (2000).

Por @MaxiMDQ83

El film cuenta con el manejo de tonos y tiempos mejor reconocidos a lo largo de la filmografía del cineasta: la estructura dramática en clave de thriller y un sentido de la perversión presente en cada uno de sus personajes. Más allá del reconocido talento de Chabrol para estudiar y poner al descubierto los manejos aristocráticos, resulta el presente un estudio certero de la clase política y sus enredos, los secretos ocultos y las conveniencias presentes en época de elecciones y proselitismo.

Una mixtura de personajes enriquecen la historia, con protagónicos que encuentran en su estelar elenco intérpretes impecables: Benoit Magimel -también colaborador del director en “La Dama de Honor”-, Natalie Baye -en el regreso a los primeros planos de una diva del cine francés-, y Suzanne Flon -excepcional en un papel de suma relevancia para la historia aquí contada, actriz que viera en las postrimerías de su trayectoria renacer su carrera gracias a la convocatoria de Chabrol para sus dos últimos films-. Remitirnos a uno de los pioneros de la icónica Cahiers du Cinéma es hablar de un cineasta exquisito, quien se repite en sus obsesiones y agudos puntos de vista sobre la eterna dualidad humana: el bien, el mal, sus estereotipos reconocibles y las realidades enmascaradas. Todo aquel que convive bajo los conformismos y las costumbres de la clase social más acomodada, será visto desde el ojo experimentado y escudriñador de Chabrol.

La_flor_del_mal-974721840-large

El cineasta transmite la culpabilidad de generación en generación, como si se tratara de una enfermedad genética, explorando en las consecuencias de delitos pasados, expiando culpas en su responsable, en sus descendientes y en su círculo íntimo. El film muta de forma violenta, en el monólogo final que resuelve el misterio y resulta, a la vez, el potenciador del clímax de suspenso y tensión que se apodera del relato. Chabrol, que conoce los tiempos del género como nadie se revela como un digno aprendiz de Alfred Hitchcock, consiguiendo mantener la atención del espectador con una cámara que -silenciosa- devela el misterio sin precipitarse a su revelador desenlace.

Asimismo, se pregunta y nos cuestiona acerca del rigor de culpabilidad y la metamorfosis de ésta como si fuera un valor alterable: ¿Quién es el culpable a fin de cuentas? ¿El que comete el crimen o a quien se acusa de haberlo cometido? ¿Existe, en definitiva, un culpable fehaciente cuando puede manipularse el factor temporal, y enmascararse una mentira a lo largo de los años? Abrevando acerca de conceptos vertidos sobre la falsa culpabilidad y la relativa inocencia, que tan magistralmente exploraran Alfred Hitchcock y Fritz Lang, la incógnita está planteada.

Con semejante bagaje, Chabrol desplegará sus tan mentados mecanismos para atraparnos en su corrompido micromundo burgués.


Título: La flor del malLa fleur du mal

Título original: La fleur du mal

Año: 2003.

Duración: 104 min.

País: Francia.

Dirección: Claude Chabrol.

Guion: Claude Chabrol, Caroline Elacheff, Louise L. Lambrichs.

Música: Matthieu Chabrol.

Fotografía: Eduardo Serra.

Reparto: Nathalie Baye, Benoît Magimel, Bernard Le Coq, Suzanne Flon, Mélanie Doutey, Thomas Chabrol, Caroline Baehr, Henri Attal, Jérôme Bertin, Françoise Bertin, Michel Herbault, Dominique Pivain.

Productora: MK2 Productions / France 3 Cinéma / Canal Plus.

Género: Drama.

¿Se puede transmitir el sentido de culpa de generación en generación como si fuera una enfermedad genética? ¿Qué consecuencias puede tener una falta no expiada en el culpable y en sus familiares? Al término de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), en el ambiente enrarecido de los ajustes de cuentas relacionados con el colaboracionismo, una mujer será absuelta de un crimen que ha cometido. La película se desarrolla en la actualidad, durante las últimas elecciones municipales, momento en el que se comete otro crimen.

Advertisements
Acerca de Maximiliano Curcio 57 Articles
Maximiliano Curcio nació en la ciudad de La Plata, en 1983. Es escritor, docente y comunicador, egresado de la Escuela Superior de Cinematografía de Buenos Aires. Realizó críticas cinematográficas, análisis teóricos y ensayos para distintos medios gráficos y digitales desde 2004 hasta la fecha. También llevó a cabo coberturas de festivales de cine, muestras de arte y recitales de rock de las principales figuras de nuestra escena. Autodidacta y de espíritu artístico inquieto, ha reseñado obras de teatro, libros y discos. En el año 2016 creó el "Espacio Cultural Siete Artes", un portal de enseñanza a distancia, tarea que complementa con el dictado de ciclos de cine y talleres grupales en diversos centros culturales. De forma paralela, ha emprendido numerosas tareas de investigación y gestión cultural. Desde 2018 es director de la "Revista Cultural Siete Artes", donde ha entrevistado a importantes personalidades de la cultura y el arte nacional. Es columnista semanal del programa de radio "La Cultura del Payaso" y productor y conductor del podcast radial del "Canal Siete Artes". En el año 2019 publica su primera antología de libros titulada "THE END", una serie de publicaciones fruto de 15 años de trabajo escribiendo acerca de la historia del cine y sus protagonistas.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.